""

8/2/17

Mi viaje de carretera ⎟ Día 6, adorable Utah

Como os contaba en el anterior post, después del largo día de carretera a través del Valle de la Muerte y con un batiburrillo de emociones encontradas: ¡llegamos a Utah! Tan solo eran las siete de la tarde, pero ya había oscuridad total. Una pena, porque estábamos bien curiosos por descubrir cómo sería el paisaje de este nuevo estado americano aún por recorrer.

 

Decidimos pasar esas dos noches en un alojamiento Bed & Breakfast, con un estilo familiar y tremendamente americano. Se llama Phoenix Haus, tan solo tiene tres habitaciones y no os lo podéis perder por nada si queréis vivir una experiencia bien auténtica. Recordamos con mucho cariño el fantástico desayuno casero que Toni nos preparaba cada día a las 8 de la mañana y nos gustó mucho saborearlo junto a ella y otra pareja de huéspedes. Era interesante intercambiar experiencias e impresiones con americanos bien genuinos, como siempre dispuestísimos a ayudar y haciéndonos sentir como en casa.





Ya con el estómago bien lleno, cogimos el coche y nos dedicamos a investigar los alrededores. ¡Reconozco que este día fue de los mejorcitos en toda nuestra aventura! Me impresionaron muchísimo los paisajes e incluso nos topamos un par de veces con enormes ciervos cruzando a saltos la carretera. Además me quedé boquiabierta cuando me enteré, de que allí mismo habitan leones de las montañas. ¡Por suerte o por desgracia, no nos encontramos con ninguno!





Decidimos visitar tranquilamente el parque natural Zion, que no nos pudo sorprender más. Su paisaje montañoso de color rojizo combinaba a la perfección con el color tostado de sus carreteras. Estuvimos un buen rato recorriéndolo en coche pero no lo hicimos al detalle, porque necesitábamos tomarnos el día para recargar las pilas. Me encantó su tienda de recuerdos, donde compré un montón de postales vintage y algunos pins de la fauna del lugar.




Además en las cercanías del parque había una tienda de lo más interesante que vendía un montón de bisutería y detalles decorativos, todo ello hecho con piedras que procedían directamente de la zona. Me llamó mucho la atención que en el aparcamiento había montones gigantes de piedras para vender de todos los colores y tamaños. Supuse que se comprarían de recuerdo o para decorar los jardines. Todo lo que de allí me traje, me está viniendo muy bien para redecorar nuestro dormitorio berlinés al más puro estilo Western.





Ese mismo día, fuimos a cenar a un restaurante cerca del pueblo: Stage Coach Grille. Nos lo recomendaron en el hotel, y teníamos muchas ganas de comer algo típico y codearnos con gente de la zona. ¡De nuevo: alucinados! Desde que puse un pie dentro, no podía dejar de mirar: lámparas de aceite en las paredes, puertas abatibles de madera, camareros con auténticas botas de cowboy y una comida a la barbacoa deliciosa. Una experiencia única que no os podía dejar de contar, y con la que cierro otra etapa más.

La próxima semana más, pero no os despistéis porque mi viaje de carretera está al acabar... 
¡Espero vuestras impresiones y comentarios!

Quizá también te interese:
Cómo preparar un viaje a USA: mitad carretera / mitad comodón
5 cosas que no te puedes perder de L.A. by Pepa
Mi hotel en Palm Springs, California
Mi viaje de carretera por California:
Día 1: Malibú, Santa Bárbara y Solvang
Días 2/3: Big Sur, Monterrey y Sutter Creek
Días 4/5: Bear Valley, Mono Lake y Death Valley

Y si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.

13 comentarios:

  1. Al más puro estilo Pepa! Como tú dirías todo muy LOVELY :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay, me encanta cómo lo cuentas! Y suena tan interesante.
    Seguiré pendiente de tus actualizaciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verona 😊 Te espero en la próxima aventura!

      Eliminar
  3. Qué paisajes! Muy de película todo, me da una envidia tremenda, como siempre! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Un post buenísimo y súper completo!! Me han encantado las fotografías, que coinciden totalmente con la imagen mental que tenemos del Estados Unidos más profundo. A mí novio le encantaría hacer un viaje así! Así que tomo nota de todo! Un saludo!
    Steal4Style.com

    ResponderEliminar
  5. oohhh UTAH!!! parece otro mundo eh?! USA es alucinante!!!
    Besos rojos por doquier!

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!