""

6/10/17

Nuevayorqueando | A bordo del ferri que une Manhattan vs. Staten Island



A estas alturas ya bien sabéis, que nunca rechazaría un plan que conlleve disfrutar de unas vistas descomunales. Y precisamente en Nueva York esto me resulta bien fácil, porque esté donde esté siempre encuentro nuevos rincones desde donde inmortalizar una vez más: ¡mis favoritos de la ciudad! Sin duda, lo que más me apasiona aquí son los rascacielos: ¡y mucho más si los miro desde bien lejos! Y para poder disfrutar de ellos, no hay nada mejor que visitar de vez en cuando un mirador o atreverse con un paseo en barco. Ambas alternativas son muy recomendables, si os encanta disfrutar de vuestra cámara en la calle o simplemente queréis tener una vista en panorámica sin perder detalle. Reconozco que en mi caso: ¡ambos planes se han convertido en rituales, para disfrutar al máximo de mis estancias en las grandes ciudades!




Anteriormente os hablé del mirador Top of The Rock, desde el cual podéis disfrutar de unas vistas de vértigo sobre la ciudad: ¡tanto en horizontal, como en vertical! Os contaba que subida allí arriba, me hice rápidamente a la idea de lo que aquí me esperaba y empecé a situar los puntos claves de la ciudad en mi mapa mental particular. Hoy os propongo otro plan que por nada del mundo os deberíais perder. Así que seguid leyendo atentamente si queréis dar un paseo en barco totalmente gratis, mientras entre otras cosas: ¡disfrutáis de unas vistas espectaculares a la Estatua de la Libertad y encima, en pleno mar!



Y os preguntaréis: ¿esto cómo va? Existe un ferry que sale desde Manhattan, concretamente desde la estación Whitehall (más inf aquí). Se trata de una línea regular que conecta los distritos neoyorquinos: Manhattan vs. Staten Island. Los barcos salen diariamente cada media hora, y debido a que permite hacer un recorrido gratuito de lo más interesante: ¡se ha convertido en algo de lo más turístico pero realmente recomendable!



Mi consejo es que nada más entrar, accedáis rápido a las escaleras y subáis hasta la última planta. Si tenéis suerte podréis coger un sitio bueno, en algún banco de los que están al aire libre y en plena cubierta. El trayecto dura aproximadamente treinta minutos, tanto a la ida como a la vuelta. Calculad con un poco más, porque apearse una vez que se llega a Staten Island es fundamental: ¡no se puede hacer el trayecto de ida y vuelta sin bajar!



¡Tú decides cuándo vuelves y de qué vistas quieres disfrutar! El famoso puente de Brooklyn si decides ir sentado a la izquierda. Unas impresionantes vistas al skyline de Manhattan, si al contrario decides hacerlo a la derecha. Se trata del plan perfecto, si tienes poco tiempo pero a la vez quieres ver la ciudad en su máxima intensidad. Y sobre todo si al igual que yo: ¡eres un fan incondicional de la Estatua de la Libertad!



¿Te has quedado con ganas de más? Sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Instagram Twitter Facebook

10 comentarios:

  1. Aaay, nosotros también cogimos ese ferri... Si es que me estás recordando cada momento chulo de mi luna de miel y no sabes cuánto te lo agradezco. Seguiré tus aventuras muy de cerca que no me quiero perder nada.
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me imaginé Lara: es que es uno de esos imprescindibles neoyorquinos que por nada te puedes perder ❤❤

      Eliminar
  2. A mi me pareció tan chiquitaja! verdad? jajajaja!
    Tus fotos son una maravilla Pepa!
    Sigue disfrutando y compartiendo!
    Besos rojos por doquier!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, eso le conté yo a todos. Y no me creen!! Un beso ❤❤

      Eliminar
    2. Pues ya somos tres! jaja Que cosa tan pequeña, por favor! Al igual que vosotras, yo me la imaginaba mucho más grande también. Un saludo!

      Eliminar
    3. Pero aún así tiene muchísimo encanto. Gracias por tu comentario! Un abrazo!

      Eliminar
  3. un paseo imprescindible! además Staten Island tiene parques lindos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no lo conozco, para la próxima no me lo pierdo 😀

      Eliminar
  4. Ay! Qué ganas de volver a Nueva York!! Precisamente ese viaje en ferry es algo que nunca olvidaré... la vista cuando cae el sol es maravillosa!! Única!
    Te invito a ver mi último post! Muchas fotos de Lisboa que te encantarán..
    Besitossss

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!