""

26/1/18

Mi road trip por Arizona | Día 3


¡Parece que la cosa se iba poniendo cada vez más gustosa! Apenas habíamos estado unos días de ruta, y ya estabamos alucinando con el montón de experiencias vividas y los paisajes que íbamos dejando atrás que nada tenían que ver con lo habitual. Cada día era único y nos convencía aún más, de que haber hecho este viaje de carretera en plenas Navidades: ¡había sido el mejor plan! Como os decía en el post anterior, el tercer día nos despertamos en Page. Como habíamos llegado totalmente a oscuras, me sorprendió bastante lo que me encontré al abrir las cortinas de la habitación del hotel. Un panorama árido, y marronizo. Más o menos: ¡como de otro mundo! ¡Y si no me creéis mirad la segunda foto! Hicimos un par de compras y cogimos un par de cafés para llevar. ¡La aventura estaba por empezar! En un par de horas estaríamos en Monument Valley, uno de esos lugares que al menos en mi caso: ¡siempre soñé visitar!


En cuanto ví esas carreteras infinitas, no pude resistirme a ponerme al volante. Era díficil renunciar a mi cámara pero la verdad es que conducir por allí: ¡fue una experiencia más que impresionante! Os recomiendo que antes de entrar al parque, os paséis con tiempo por la carretera *Mexican Hat*. ¡No me digáis que no os suena de nada! Más que nada porque hasta la recorrió a toda pastilla: ¡el adorable Forrest Gump! Las vistas que desde allí se tienen del *Monunmento de las Cuatro Esquinas*, no pueden ser más espectaculares. Esas piedras rojizas como talladas a conciencia, parece que simplemente son casuales. Os sonarán de haberlas visto un montón de veces en películas antiguas del oeste o incluso en otras más actuales: ¡al más puro estilo Westworld!


Ya dentro del parque, la diversión continuó. Algo que me llamó especialmente la atención, es que son los mismos nativos navajos los que se encargan de su gestión. Nada más llegar visitamos el centro de visitantes, donde se pueden comprar piedras, cerámica o bisutería preciosa hecha a mano por los nativos de la zona. A diferencia de otros parques nacionales, en este la carretera no está asfaltada y puede ser difícil conducir con un coche demasiado bajo. Con nuestro Ford Mustang no tuvimos gran problema, pero tuvimos que ir con muchísimo cuidado evitando alguna que otra piedra. Me quedé con un montón de ganas, de hacer uno de los recorridos a caballo organizados a través del valle. De todas las experiencias vividas en el oeste americano, está se ganó con creces: ¡el premio a la más fascinante!


El contraste del color rojizo de las piedras oxidadas con ese cielo azul brillante, simplemente era: ¡alucinante! Y como toda gran experiencia se acaba, nos tocaba despedirnos y conducir hasta nuestro siguiente alojamiento, situado en Flagstaff. Concretamente hasta una casita antigua de madera que resultó ser un maravilloso Bed & Breakfast. Se llama *Starlight Pines* y está situada a diez minutos en coche del centro de esta emblemática ciudad. (Podéis reservarla aquí). Para cenar visitamos el restaurante *Charly’s Pub & Grill*, y la verdad: ¡no os lo podría recomendar más! Todavía se me hace la boca agua, pensando en su hamburguesa o en su pollo frito casero. ¡No lo puedo evitar, estaba demasiado bueno!


Y con este buen sabor de boca, os dejo. Como ya sabéis, aquí nos vemos de nuevo el próximo viernes. ¡Os espero para seguir juntos de ruta, disfrutando de los mejores rincones de Arizona! Pero mientras tanto: contadme qué os está pareciendo o si conocéis alguno de estos lugares.

¡Espero impaciente vuestros comentarios!

Y si os apetece, nos vemos en las redes sociales: ¡donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más que seguro os encantarán!

Instagram Twitter Facebook


¿Te ha gustado el post? Pues no te pierdas:
Mi road trip por Arizona | Día 1: Palm Springs (California) - Prescott (Arizona)
Mi road trip por Arizona | Día 2: Prescott - Gran Cañon - Page
Cómo preparar un viaje a USA: mitad carretera / mitad comodón

4 comentarios:

  1. Leía y pensaba "¡vaya contraste entre el cielo y la tierra!" y luego vi que lo habías puesto, así que no tengo nada más que aportar xD

    una pasada de paisajes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto Remorada! Parece que nos leemos los pensamientos! 🤭

      Eliminar
  2. Un paisaje impresionante, deseando ver la siguiente entrega. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí te espero espero de nuevo Lola 👏🏻👏🏻

      Eliminar

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!