""

jueves, 14 de abril de 2016

5 beneficios de una vida en movimiento

Si hay algo con lo que especialmente disfruto, es moviéndome. Bailar mientras escucho la radio, salir a correr, darle al hula hoop, hacer una ruta en bici o algo de fitness, pasear, darle al pilates o simplemente dejarme llevar: ¡y saltar sin parar! Y parece que esto de moverse tiene muchos beneficios. De eso precisamente, nos va a hablar alguien que de moverse sabe mucho. 

Doctora y Profesora de Psicología en la Universidad de Oviedo y especialista en Técnica y Expresión de Movimiento. Profesional del teatro y la danza. Aprendiz de acordeón, fanática de las milongas y de todos los estilos de baile habidos y por haber. Pero sobre todo experta en ser la mejor de las amigas.



Dice Susana...

1. Moverse es salud 

Sin duda, moverse tiene unos contundentes efectos en la salud. Regula hormonas, potencia el bienestar físico y todo tipo de funciones básicas de nuestra biología: mantener nuestros huesos, músculos y articulaciones o regular la presión arterial, manteniéndonos más ágiles y saludables. Además, ayuda a subir nuestro ánimo y a sentirnos llenos de energía.

Hay muchos estudios que lo dicen, pero si quieres comprobarlo prueba solo a hacer unos estiramientos ligeros o a mover las articulaciones haciendo círculos, después de una larga jornada de trabajo o estudio. ¿Y si ponemos un poco de nuestra música preferida para mover el esqueleto descontroladamente?… ¡En nada te sentirás mejor!



2. Para gustos colores

Bailar no es solo aprender pasos… Cada un@ tenemos y gozamos de un movimiento natural. Mucha gente piensa que para danzar hay que saber, ¡pero no!: todos podemos disfrutar de sentirnos seres rítmicos y movernos a nuestro propio compás. Todo el mundo puede, bailar es algo que puede transformar nuestras limitaciones en ventajas.

Hay tantas y tantas posibilidades de moverse que la lista es infinita: ritmos salseros, folclóricos o modernos, tambores y percusiones, canciones lentas y relajantes, clásicos solemnes o temas extravagantes. Rock & roll, claqué, flamenco, danzas del mundo, jazz o la última coreografía de moda, una jota o incluso el yoga y el pilates son formas increíbles de movimiento. Hay opciones para todos los gustos… ¿cuál es el tuyo?



No hay edadNi límites…

3. Otra forma de comunicarnos

No todo el mundo sabe que danzar sirve para contar lo que sentimos en determinados momentos. El movimiento dice lo que muchas veces cuesta expresar con palabras. Comunicar y expresar a través del cuerpo sirve para desahogar nuestros sentimientos y entender nuestras emociones. Y como si esto fuera poco, todo el rato estamos utilizando lenguaje no verbal lleno de expresividad para ayudarnos a contar y entender a los demás.



Cuanto sin palabras…
 
4.Socializando


Moverse es una forma fantástica de ampliar nuestro círculo de amistades y también une lazos con familia y amigos. ¿Has probado alguna clase de ritmos latinos o tango con tu pareja?. ¿Por qué no apuntarte con tus amigas a clases de danza oriental? ¡Anímate a unirte a algún grupo de teatro o de expresión corporal! Conocerás gente interesante y no te arrepentirás.

La sintonía que se da al moverse en grupo, facilita relacionarnos con los demás de una manera muy positiva, así como sentir y generar empatía.



5. Bailar… ¡es divertido!

Moverse es el gran truco para ser más optimista. Entre otras cosas y sin más razones… ¡es muy divertido! La alegría nos ayuda a dejar los complejos a un lado y por supuesto, a sentirnos más fuertes y felices.



¿Aburrirse?... ¡Nunca! Hasta lo más tradicional nos regala sorpresas.
Con todas estas razones, ¿sigues pensando que moverse es solo ir de un lado para otro?

¡Esperamos vuestros comentarios!

Si deseas contactar con Susana, puedes visitar su página de Facebook: Un Mundo en Movimiento



Actualmente Susana Carnero imparte talleres de Movimiento Creativo y Terapéutico a gente de toda edad, condición y profesión (especializándose en tercera edad y necesidades funcionales diversas). Ofrece sesiones grupales e individuales en las que el movimiento expresivo ayuda al desarrollo profesional y personal (Hablar en Público, Memoria Procedimental para la empresa, Técnicas Prosódicas del discurso, Técnicas de Relajación, Manejo del Estrés y Ansiedad). No dudes en mandarle un mensaje para preguntarle cualquier cosa, estará feliz de charlar contigo sobre lo que más le apasiona.

jueves, 7 de abril de 2016

¡Flores, pájaros, fresas, gafas, terraceo y zapatos sin medias!

Ultimamente no dejo de pensar en el buen tiempo que tenemos y el que aún está por llegar. En lo que me gusta disfrutar de Berlín en esta época y la larga lista de planes que tengo todavía pendientes. Y mientras voy de aquí para allá a toda velocidad, intento no dejar de buscar inspiración en cada rincón o lugar. Me alegra mucho poder valorar esos detalles, insignificantes para muchos, pero que yo me niego a abandonar. Y de eso va el post de hoy, de esas...

 

1. ¡Adiós a los abrigos de plumas, las chaquetas de lana que pican y las botas!
Bienvenidas las parkas, las chaquetas de cuero, las bailarinas y los zapatos que se pueden lucir sin medias ni calcetín.

2. ¡Hola, gafas de sol! 
A disfrutar bajo ellas, de esos rayos de sol que incluso calientan.

3. ¡Bye bye cinta, que hasta octubre me voy a correr fuera! 
Respirar aire fresco y de paso disfrutar de los tesoros de la ciudad: los jardines del Schloss Charlottenburg, las familias de liebres del Tiergarten o de la bonita iluminación del KuDamm.



4. ¡Llenar el balcón de plantas de temporada: como lavanda o margaritas!
Verlas desde el sofá, cuidarlas, y ver como poco a poco van floreciendo: ¡para mí es lo más de lo más!

5. ¡Dar plantón a la mesa de la cocina!
Desayunar, comer y cenar al aire libre en el balcón: ¡es todo un placer!

6. ¡Dejar las ventanas abiertas todo el día y no morir congelada en el intento!
Escuchar el canto de los pájaros y cotillear de vez en cuando que pasa por la calle. Así es mucho más fácil ...



7. ¡Terracear al máximo y mejor con buenas vistas!
Es el momento perfecto para visitar cafeterías y restaurantes que nos llaman la atención pero que no nos pillan tan a mano. ¡Y si es con amigos mejor que mejor!

8. ¡Vivan los planes al aire libre! 
Excursionear a tope, visitar mercados y descubrir nuevos lugares mientras hago cientos de fotos para luego compartirlo con vosotros sin perder detalle.

9. ¡Disfrutar de las fresas, los espárragos, los helados y hacer mucha limonada!
En definitiva, inaugurar nuestra cocina y despensa con esos productos de temporada.



10. ¡Nunca decir no a una rica barbacoa!
 Los supermercados se llenan de productos especiales para la ocasión que tienen muy buen pinta. Me muero de ganas porque me inviten yaaaaaa a una...
 
11. Ver como la ciudad florece
 y de repente está: ¡super verde! 

12. Cambiar el "café con leche caliente to go" por el "smoothie de frutas frío to go".
 Perfecto para mis largas jornadas de paseos entre tiendas y escaparates.



13. ¡Salir de trabajar, cuando aún es de día!

14. ¡Deshacerme de todas esas cosas que se van acumulando en casa y que ya no necesito!
Retocar algún rincón del hogar y actualizar la decoración a una más primaveral.

15. ¡Esconder del Pepe esas prendas invernales que puedan provocar un look alemán fatal!
Como la combimación de calcetines gordísimos de invierno con zapatos de verano. ¡Que se va a hacer! Me niego a volver a explicarle en qué consiste eso del cambio de armario...



¿Y vosotros? ¿Con qué disfrutáis especialmente cuando llega el buen tiempo?

¡Espero vuestros comentarios y que disfrutéis de la primavera!


¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter

Google+

lunes, 21 de marzo de 2016

Alemanizando vuestra Pascua *by meinemamimemima*

Ya bien sabéis, lo que me gusta disfrutar de la Pascua en Alemania. Sin duda, una de mis épocas preferidas porque todo se llena de animalillos, colores pastel y decoraciones super bonitas que inspiran pero bien. Además, es el momento en el que empieza mi estación favorita: la primavera. Ya hace tiempo que el conejito de Pascua llegó a nuestra casa. ¡Y la verdad es que la dejó patas arriba! Ahora está llena de huevos de colores y muchísimos dulces que traen a más de uno de cabeza. Y de eso va la entrada de hoy: de alegría, cosas ricas, huevos de Pascua, inspiración, conejitos, buen gusto... y todo: ¡al más puro estilo Pepa! La majísima María del blog meinemamimemima, comparte con vosotros tres ideas muy originales para alemanizar vuestra Pascua con muchísimo estilo:

1. BIZCOCHO MARMOLADO ¡con conejito!


¿Qué necesito?  
250 g de margarina + 200 g de azúcar + 2 cucharaditas de azúcar avainillado + 4 huevos + 150 g de maicena + 150 g de harina + 3 cucharaditas de levadura  + 2 cucharadas de leche 2 cucharadas de cacao en polvo

El truco del conejito
 Se trata de hornear un bizcocho de chocolate primero. Dejarlo enfriar. Cortarlo en rebanadas y con la ayuda de un molde de galletas ir sacando la forma deseada. Se colocan los conejitos en el segundo molde, uno detrás de otro, en fila india. Y se congela. Después se echa el resto de masa por encima y se hornea de nuevo.


Preparación
En un bol, batimos la margarina, el azúcar, el azúcar avainillado y los huevos. Agregamos la maicena, la harina y la levadura. Separamos la mitad de la masa. Añadimos la leche y el cacao. Mezclamos bien. Horneamos en un molde rectangular pequeño a 180ºC durante 35-40 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla. Cuando esté frío, cortamos rebanadas de 2 cm aproximadamente. Recortamos la forma deseada con la ayuda de un molde para galletas. Vamos colocando los recortes de bizcocho en el mismo molde (limpio y engrasado). Metemos en el congelador durante al menos dos horas. Pasado este tiempo, vertemos el resto de la masa por el molde. Horneamos a 180ºC durante 35 o 40 minutos. 

¡Podéis leer la receta al completo aquí.

2. HUEVOS DE PASCUA ¡con ingredientes naturales!


¿Qué necesito?
Huevos + Cáscaras de cebolla + Hojas de perejil, rosas u otras plantas + Agua + Medias viejas (limpias) + Cordón

Preparación
Ponemos a hervir un litro de agua con cáscara de cebolla (dos manos llenas) durante 30 minutos. Retira y deja que enfríe. Mientras tanto, cocemos los huevos durante unos 5-6 minutos (8 minutos si te gustan muy pasados). Hacemos saquitos con la media. Metemos el huevo y fijamos las hojas estirando bien el nailon.Sumergimos en el agua teñida durante 45 minutos. Dejamos que sequen sobre papel de cocina. Y listo. Al retirar las hojas, veremos los motivos en los huevos.

 ¡Podéis consultar todo más detalladamente aquí!

3. GALLETAS DE PASCUA ¡en forma de conejitos!



¿Qué necesito?
1 huevo + 200 g de harina + 1 limón + 100 g de mantequilla + 50 g de azúcar glas
1 pizca de sal

Preparación
Separamos la yema de la clara. En un bol, mezclamos la harina, la yema de huevo, la sal y una cucharada de zumo de limón. Agregamos la mantequilla cortada en pequeños cuadrados. Por último, añadimos el azúcar. Amasamos rápidamente hasta formar una masa lisa. Damos forma a las galletas y horneamos de 7-8 minutos.

¡Podéis leer la receta al completo aquí!



¿Qué me decís? ¿Os gustan las propuestas de María? ¿Os vais a animar a hacer alguna?

En unos días nos vamos a disfrutar la Pascua en familia al sur de Alemania. ¡Espero vuestros comentarios y que disfrutéis de las vacaciones!


¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

sábado, 12 de marzo de 2016

Mis webs imprescindibles para hacer la compra online

Hace tiempo que decidí probar eso que ahora está tan de moda: ir al supermercado pero online. Y es que ya sea por falta de tiempo o simplemente por pura comodidad, pero este hábito se ha convertido semana tras semana en un imprescindible de mi vida alemanizada. Y sospecho que a estas alturas no soy la única aficionada, porque estoy notando que cada vez hay más webs de esta temática. No me extraña, porque esto de comprar cuando quieras y que te lo lleven cuando mejor te venga: ¡engancha pero bien!

Os he estado preguntado por las redes sociales dónde hacéis vosotros la compra y casi todos me respondisteis lo mismo: personalmente en el supermercado. Los que no vivís en Berlín estáis perdonados y los que sí, seguid leyendo que estos consejos cambiarán vuestra rutina. Porque después de probar infinidad de webs: quiero compartir con vosotros mis imprescindibles, gracias a los que comemos mejor que nunca, nos ahorramos un montón de tiempo y gozamos de una despensa de lujo.

1. YOUR SPANISH SHOP --> www.yourspanishshop.es

¿Qué ofrece?
Productos españoles de toda la vida, a buen precio y de marcas de primera.
Envían a muchos países y los costes de envío a Alemania son de trece euros (hasta 30kg).

Lo que más me gusta
El servicio es muy competente y los productos llegan rápido y perfectamente envalados.
Y sobre todo: ¡puedo disfrutar de esas comidas que tanto se echan de menos cuando vives fuera!

Lo que no falta en mi compra

Todo tipo de productos asturianos y claro ¡el Cola Cao!

Y como son tan tan majos, han creado un código de descuento especialmente para vosotros. Así que si a
ñadís 62XYJXIU al final de vuestra compra (que debe ser superior a 30 euros), se os descontarán automáticamente 5€.



2. BONATIVO (nur für Berlín) --> www.bonativo.de

¿Qué ofrece?
Productos regionales y totalmente *bio* de Berlín y los alrededores.
Envía a Berlín, y los costes de transporte van de 2,90 a 4,90€. Son gratis a partir de 60€.

Lo que más me gusta
La buenísima calidad de los productos, la conciencia ecológica pues casi todos los envases 
son reutilizables y el diseño de su web. Otra cosa que me encanta es que el repartidor 
siempre me escribe una nota a mano personalizada deseándome que disfrute de la compra o cualquier otra cosa.

Lo que no falta en mi compra
Los productos de la panadería *Tims Kanadische Backwaren*, el vino tinto *2012 Rotwein Cuvee trocken* de la bodega Weingut Erlenbac y los quesos/yogures de leche de búfalo de *Bovalis*.



3. REWE LIEFERSERVICE --> www.rewe.de

¿Qué ofrece?
Todos los productos que normalmente podemos encontrar en cualquier supermercado.
Envía a Berlín y a muchas otras ciudades de Alemania. Los costes de transporte varian de
 2,90€ a 4,90€ dependiendo del día y de la hora que elijas. A partir de 100€ es gratis.

Lo que más me gusta
Los precios de los productos son los mismos que en el supermercado, la web es muy fácil de
 usar y hay una gran variedad de horarios de reparto entre los que elegir.

Lo que no falta en mi compra
Sin duda, las cajas de bebidas. Algo muy práctico, porque los repartidores recogen los envases vacíos o botellas de las compras anteriores y los descuentan automáticamente de la factura (Ver nota*).

 Nota*: Ya sabéis que en Alemania la mayor parte de los envases de las bebidas (como botellas de cristal o las latas) se reciclan en una máquina especial en el supermercado, que te devuelve una vale con el precio que pagaste inicialmente por dichos envases y que puedes canjear o descontar de tu compra.

Y no quería terminar, sin comentaros otra opción bastante original de hacer la compra.
Se trata de HELLO FRESH --> www.hellofresh.de

Una web que nos ayuda a inspirarnos en esas épocas en las que ya no sabemos qué comer. Envía a toda Alemania y no se trata de un supermercado sino de una empresa que te prepara un paquete en el que encontrarás algunas recetas con todos los ingredientes necesarios para cocinarlas. ¡Como esta rica pasta boloñesa a la vegetariana!


¿Y vosotros también hacéis la compra online? Si es así, ¿qué webs nos podéis recomendar? 

 ¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima!

¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

viernes, 26 de febrero de 2016

----------------- >> Mi entrevista viajera << ------------------

 Hoy comparto con vosotros la entrevista viajera que hice hace algún tiempo para Macarena y Marco del blog Vivir viajando. Yo lo dejé todo para venirme a Alemania, pero ellos han ido mucho más allá y actualmente disfrutan del día a día bajo el sol y las tiendas thai de Bangkok (Tailandia).

1- ¿Cuándo comenzó tu afición a viajar?
Pues tras hacer el gran viaje de mi vida a Alemania. Esto fue prácticamente cuando terminé mis estudios universitarios y donde prácticamente me desarrollé profesionalmente. Empezar a ganar dinero facilita muchísimo las cosas, y viajar es una de las mejores inversiones que se pueden hacer en la vida.

2- ¿Cuál es el país que más te ha gustado y sorprendido? ¿Por qué? 
Por ahora, Inglaterra. En el otoño de 2013 nos tuvimos que ir improvisadamente a vivir a Londres. No me dió tiempo a hacerme expectativas, y tanto la ciudad como los ingleses me sorprendieron muy positivamente. Me sentía como en casa con ese clima templado y lluvioso. Adoraba visitar los pubs típicos ingleses a última hora de la tarde. Mi preferido: The Swimmer at the Grafton, en 13 Eburne Road.

3- Dinos el monumento o lugar que más te ha impresionado.
 Sin duda, la iglesia Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche de Berlín. Vivo bien cerca, pero cada vez que paso al lado no puedo evitar quedarme atontada mirándola. Después de la Segunda Guerra Mundial quedó bien dañada por los bombardeos, y la dejaron tal cual para no olvidar nunca las nefastas consecuencias que tienen las guerras. ¡Y lo consiguieron, pone los pelos de punta!

4- Una experiencia o momento especial que recuerdes de algún país visitado.
El viaje en familia que hicimos hace unos años en primavera al Tirol italiano. Las visitas a los viñeros en lo alto de las colinas de Caldaro, tomar un tentempié a media mañana en el mercado de Bolzano o pasear por el casco antiguo de Merano. ¡Esa mezcla alemana-italiana en plena naturaleza me fascinó!

5- ¿Cómo planificas tus viajes ? 
Si utilizas algún blog o página de internet compártela con nosotros.
Los planifico en función de los hoteles y restaurantes que me llaman especialmente la atención. Normalmente reservo los alojamientos a través de booking.com. Cuando tengo el hotel reservado y los billetes de avión, siempre me compro algunas guías del destino, visito un montón de blogs de viaje como el vuestro y me paso horas en google investigando que opciones culturales y gastronómicas nos pillan alrededor. Cuando vamos a disfrutar de estancias más largas, solemos buscar un apartamento que nos guste en la página airbnb.com

6- ¿Cuál es ese destino que tienes tantas ganas de descubrir?
Sin duda, África del Sur. Tengo muchísimas ganas de visitar Ciudad del Cabo y disfrutar de sus atardeceres, reservas naturales y paisajes. Ya tengo un par de alojamientos con vistas al mar ojeados, espero poder ir pronto.

7- En una ocasión alguien nos dijo: " Hay gente con estudios y gente viajada". 
¿Qué han aportado a tu vida los viajes?
Ambas cosas son muy importantes. Pero viajar te ayuda a vivir el día a día desde otra perspectiva, a aprender idiomas, a conocer otras formas de vida. Viajar te cambia y vivir en el extranjero te reinventa, te hace más tolerante e independiente. El único incoveniente: lo difícil que es volver a conectar con personas cercanas no viajeras. No notan que ya nada es igual, que no eres la misma persona.

8- La anécdota más loca o divertida que has vivido viajando y que no puede faltar en cualquier cena con amigos...  pues tengo que reconocer que le doy mucho la lata a todos con los gatos londinenses. En Londres vivimos tres meses en una casa típica inglesa con jardín trasero, y nada más abrir la puerta se me llenaba la casa de ellos. Yo estaba encantada y entretenidísima con los gatos del vecindario. El amor que tienen los ingleses por los gatos me sorprendió. Si hasta en mi pub inglés preferido, el gato del dueño tenía su sitio fijo en uno de los taburetes tras la barra.

9- Si pudieras viajar al pasado, ¿qué lugar y época elegirías?
Me llama encanta Frida Kahlo, la comida mexicana, y los colores llamativos. ¡Así que, por ejemplo me teletransportaría al México de los años 30, pero con billete de vuelta!

10- Tu próximo viaje será...  a España. 
Vivir en el extranjero, hace que la mayoría de los viajes que planificamos sean allí para visitar a familiares y amigos. Pero no siempre es ese el motivo, porque nos encanta descubrir nuevos rincones de mi país sobre todo desde el punto de vista gastronómico. En unas semanas viajo a Oviedo y a Sevilla.  En mayo, volvemos de nuevo a País Vasco, La Rioja y quizás a Burgos. Es en septiembre cuando haremos algo más internacional, porque pasaremos dos semanas en Estados Unidos pero aún no sabemos dónde. Yo digo que en San Francisco y el Pepe opta por Nueva York. Así que ya os contaré, lo importante es que nunca falten las ganas y el espíritu viajero, ¿no creéis? 


¿Coincidimos en alguna cosa? 
¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima!

¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

jueves, 25 de febrero de 2016

Mi look: de boda en Sevilla



¡Que sí, que sí! Que me animo, me atrevo, y me lanzo a la aventura de enseñaros mi último look bodil. El de Sevilla, ciudad que nos encantó y de la que ya os hablé largo y tendido aquí. Desde el primer momento, tenía claro que quería un look que pudiera reutilizar, con el que me sintiera yo misma y a poder ser, con motivos florales. Y por supuesto, repasé a conciencia los consejos que Bego me dió hace tiempo con su maravillosa: guía para maratón de bodas.



Como ella decía: hay más vida allá de Inditex. Por eso, opté por este conjunto de camiseta y falda de temporada: que me da a mí, que voy a reutilizar pero bien. Como tanto la falda como los zapatos eran bien llamativos y pomposos, no me compliqué mucho y me olvidé de los complementos. ¡Pero no del bolso! Un capricho de rebajas a última hora, al que le estoy dando mucho uso y que a mi modo de ver: le dió un toque muy personal a mi look.



Me tomé bastante en serio eso de optar por un peinado despeinado y natural, porque me hice unas trenzas que espontáneamente uní a la altura de la nuca a modo de coleta.  Como siempre, disfruté arreglándome y me sentí bien cómoda con este look que tan bien me define: ¡100% Pepa!


Pero sobre todo, disfrute muchísimo de esta tarde-noche de febrero tan emocionante. Las horas se nos pasaron volando, entre amigos y familiares de nuestros amigos berlineses más españolizados. Una sevillana y un sevillano bien majos, que desde que decidieron mudarse a Berlín entraron a formar parte de nuestra vida y pasaron a convertirse automáticamente en uno de nuestros imprescindibles berlineses.  ¡Felicidades pareja!




Si ya lo decía Bego, en las bodas: ¡DISFRUTA, SONRÍE Y BAILA! ¡Y a eso nos dedicamos, tanto el Pepe como yo! Más él que yo...porque a pesar de ser un alemán de manual, acabó siendo el alma de la fiesta y cantando junto a la novia la canción *Mi gran noche* de Rafael. ¡Verlo para creerlo!


¿Qué os ha parecido mi look?
¡Espero vuestros comentarios! 


¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

jueves, 18 de febrero de 2016

Lo que no te puedes perder de...




1. Disfrutar día y noche de las vistas a la torre de la Giralda.

Nada más despertarse, si al igual que yo te alojas en un hotel en pleno centro. Mi elección: el Hotel Casa de Colón, en uno de sus áticos preciosos con terraza privada (puedes cotillearlos aquí). ¡Y que decir de la enorme azotea para uso exclusivo de los huéspedes! Al anochecer pásate por el bar-terraza del Hotel Doña María. (c/ Don Remondo 19). Recomendación de auténticos sevillanos: un cóctel cara a cara con la Giralda, que de noche e iluminada ¡quita el sentío!



2. Perderse entre los tesoros y los jardines del Real Alcázar.
Hacer cola nunca me mereció tanto la pena. Dos horas de desconexión total, fotografiando sin parar y quedándome boquiabierta a cada paso que daba por el que es: el palacio real en activo más antiguo de Europa. Una mezcla explosiva de estilos, de los que en su día disfruté a través de la pantalla en la última temporada de la famosa serie Game of Thromes. ¡Pero al fin, tuve la oportunidad de vivir la experiencia en directo!



3. Recorrerse de arriba abajo el colorido barrio de Santa Cruz.
Si algo me gustó de esta ciudad fueron sus casas y sus callejuelas. Su gente y sus balcones, muchos de ellos con vistas a los naranjos y llenos de flores. Ya me lo decía una amiga mía: Sevilla tiene luz. ¡Y bien claro me quedó! Esto y lo de por qué esos sevillanos tan majos que conocí, insistían una y otra vez en declararse incondicionalmente unos auténticos "miarma".



4. Un café en Triana con vistas al Guadalquivir.
Atravesar a pie el emblemático puente de Isabel II, tiene su cosilla. Tantas veces oí hablar de él y tanto lo ví como protagonista televisivo, que me pareció como si lo conociera de toda la vida. Crúzalo a pie y pide un café en cualquiera de las terrazas que te pillen de camino. Según me dijo un taxista: ¡ahí está el alma de Sevilla, Triana derrocha vida!


 
5. Cañas y tapas a tutiplén
Si algo no escasea en Sevilla son los bares y los restaurantes. No te conformes con los más prototípicos y busca algunos más urbanitas que te sorprendan dándole la vuelta a los platos de siempre con una presentación de diez. No os perdáis Mamarracha en la calle Hernando Colón 1-3. Os recomiendo su hamburguesa, sus patatas Paparracha y sus remolachas asadas con queso de cabra, pistachos y fresas. ¡Un ambiente muy agradable, con jardín incluido y mucha pero que mucha brasa!


¡Espero vuestros comentarios! ¡Ya estoy de vuelta, con más ganas de berlinear que nunca y con un montón de cosas que contaros!

¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.

martes, 26 de enero de 2016

¡Ya era hora...

En Berlín sigue haciendo un frío tremendo, así que voy a poner en práctica uno de mis consejos: ¡irme unas semanas a ‪‎‬Spanien! ¡Primero al norte y luego al sur! La mejor solución para no morir congelada y de paso des-alemanizarme un poco. Disfrutar de los amigos, la familia, mi gato, la vida de pueblo, de Oviedo, las carreras en plena naturaleza, la buena comida, los cafés, y ¡hasta de una boda amigosa en Sevilla! Así que: Auf Wiedersehen! Arrivederci! Good bye! Au revoir! Até à vista! porque ...



¡Vuelvo en unas semanas con más aventuras, alemanadas y berlinadas que nunca!


¡Pero si no me quieres perder la pista, me puedes seguir en las redes sociales!
Facebook
Twitter
Google+

martes, 19 de enero de 2016

10 tips para sobrevivir al invierno alemán



1. Abrígate pero bien.  
Invierte en prendas de calidad que te abriguen mogollón, y acepta que lo de lucir tipín durante el invierno en Alemania es para camicaces. Un buen plumífero, botas forradas, guantes y bufanda, será tu kit de supervivencia básico. Remedios de la Pepa: cuanto más ajustada sea la ropa mejor; vístete a capas que puedas ir quitando en los lugares donde la calefacción esté a tope; medias debajo de pitillo sin excepción; tus orejas te agradecerán llevar el pelo suelto; tener unos zapatos decentes de recambio en el trabajo te sacará de algún aprieto. 
 
2. Usa los medios de transporte público.

Ir andando o en bici a temperaturas bajo cero y con placas de hielo es de auténticos valientes. Pero para los que tomamos el bus, el metro, el tranvía e incluso el barco, aquí van mis trucos que te harán las esperas menos escalofriantes: calentadores de manos aptos para microondas; mini bolsas de agua caliente si te espera un largo viaje; un termo lleno de tu bebida caliente preferida.


 
3. Aprovecha para hacer planes caseros de toda la vida con amigos
Ver una película, pedir pizza, jugar a juegos de mesa o a la Wii mientras te echas unas risas, es y será siempre un planazo. Pero si te quieres airear y salir fuera, aprovecha para visitar los restaurantes que te pillan a los alrededores y nunca visitaste antes. Mi secreto: aprovecha y pásate por los museos más míticos de la ciudad. En esta época no hay colas y los turistas escasean. ¡Tendrás tus obras de arte favoritas prácticamente para tí!

4. Apúntate a un gimnasio
Las bajas temperaturas quitan las ganas de hacer deporte a cualquiera. Claro que correr en la cinta nunca será lo mismo que hacerlo al aire libre, pero más de uno se evitará el molesto dolor de oídos, de manos, y algún que otro traspié con el hielo. Mi salvación: FitX. Por 15€ al mes disfrutarás de tarifa plana para máquinas, bebidas y todo tipo de cursos con auténticos profesionales.



5. No te desmotives.
Está claro que la falta de luz y el frío afecta bastante a nuestra desmotivación durante esta época. Aprovecha para poner a punto tu hogar: lámparas con luz adecuada para trabajar, leer o tan solo dar  ambiente. Te aconsejo: detalles como velas aromáticas, alfombras suaves, cojines de pelo o mantas de lana que darán comodidad a tu hogar y te ayudarán a afrontar las bajas temperaturas.

6. Mímate el doble.
No bajes la guardia. Sigue arreglándote, usando cremas de manos y bálsamos labiales que te hidraten incluso el doble. Y si al igual que yo, eres de las que se maquilla hasta para bajar a comprar el pan: ¡disfruta, porque con este frío tu Make-up se mantendrá intacto! Mi tip: date de vez en cuando un baño de espuma relajante con agua bien caliente. Deberías probar los productos de Kneipp.



7. No dejes de soñar.
Empieza a pensar ya en tus próximas vacaciones de primavera o verano. Infórmate sobre nuevas ofertas, lee blogs viajeros que te transporten a países más cálidos desde tu sofá. Mi próxima escapada: recargar pilas con el Pepe, familia y amigos en Asturias y Andalucía.

8. Disfruta de las flores y de las plantas de temporada.
Empieza a darle un toque primaveral a tu hogar aunque fuera haya una nevada monumental. Me super encantan: los tulipanes de colores que abundan por los supermercados y floristerías a muy buen precio.


9. Aprovecha para hacer limpieza de armario.
Tira lo que no uses y deja espacio para la nueva ropa de temporada. Aprovecha para hacer algunas compras online de prendas de abrigo en las rebajas. Yo siempre me permito algún que otro capricho que me suba el ánimo, aunque sea para estrenarlo más adelante. Los que me seguís en las redes sociales bien lo sabéis...

10. Dale fuerte a los fogones.
Si te gusta cocinar, prepara algunos platos calientes como sopas o pucheros que te hagan entrar en calor. Lo que cambio mi vida: hacer la compra online. Unos cuantos clics y tienes los productos directamente en la puerta de tu casa. Mis favoritos, sin lugar a dudas son los productos frescos y regionales de la tienda Bonativo.


¿Qué os ha parecido? ¿Y vosotros? ¿Cómo sobrevivís a las bajas temperaturas? ¿Hacéis uso de alguno de mis remedios?

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook Twitter Google+

lunes, 11 de enero de 2016

20 confidencias entre blogueras asturianas pero tremendamente alemanizadas

Hoy participo encantadísima en la sección Alemania 20frases del blog meine mami me mima. Encantadísima comparto con vosotros esta colaboración tan divertida, con la que me podréis conocer un poco más. ¡Empezamos!



1. Te llamas … ¡Pepa!

2. Vives en … ¡Berlín!
Vis a vis con la avenida más bonita de la ciudad: mi querida KuDamm.

3. Llegaste a Alemania hace … 7 años más o menos.
Primero estuve viviendo en Freiburg, donde empecé a defenderme con el idioma y aprendí un montón de la cultura alemana. Pero por muy bonita que fuese la ciudad o por mucho trabajo que tuviese, el Pepe y yo teníamos claro que en cuanto pudiésemos nos mudaríamos a una ciudad más grande e internacional. ¡Y así fue! ¡Nos fuimos a Berlín, donde ya llevamos como unos 4 años! Sin duda, la mejor decisión que tomamos.

4. Lo que más te gusta de Alemania es … que por lo general abunda la educación, la confianza en los demás y el respeto. De los berlineses me gusta lo directos que son, y que nunca se andan con medias tintas a la hora de decir lo que piensan.

5. Lo que menos te gusta de Alemania es … el frío que hace en invierno y el calor que hace en verano. ¡Los cambios bruscos de temperatura me vuelven un poco majara!


6. Lo que más te desespera de Alemania es … la falta de espontaneidad que tienen los alemanes en su día a día. A veces es más complicado quedar para tomar un café con amigos que reservar una mesa en el restaurante más de moda de la ciudad. Y cuidado alemanizados: ¡porque esto se pega!

7. Lo que más te alucina de Alemania es …. las floristerías, los grandes almacenes de jardinería, las tiendas de decoración o de DIY y las papelerías. ¡Me puedo pasar horas allí metida! Y es que aunque los alemanes no sean los más estilosos, si que se toman muy en serio lo de tener las casas y los balcones bien bonitos.

8. Lo que nunca entenderás de los alemanes es … que su sentido de lo práctico nunca tiene límites. Y eso sin entrar en como influye esto en sus imposibles estilismos. ¡Alemanadas!

9. El idioma alemán es … difícil pero no imposible. Yo lo aprendí viviendo el día a día "a la alemana": trabajando mucho, escuchando la radio, yendo al mercado y claro: estudiándome la gramática una y otra vez. ¡Aceptar que nunca lo hablaré tan bien como mi idioma materno es tarea imposible! 

10. Lo más bonito que te ha pasado en Alemania es … conocer a mi segunda familia en versión alemana, a mis amigos, alumnos, y colegas que hicieron y hacen que mi vida alemanizada sea mucho más feliz y gratificante.


11. Lo más raro que te ha pasado en Alemania ... fue cruzar una calle del centro de Berlín al lado de un enorme zorro pelirrojo como si de un peatón más se tratase. O cuando desde la ventana de la cocina ví un mapache encaramado al árbol del patio. ¡Así es la fauna berlinesa!

12 . A los recién llegados les recomiendas encarecidamente que ... estudien el idioma alemán a conciencia, porque es lo que determinará su éxito profesional y su desarrollo personal en Alemania.

13. Tú comida preferida teutona es … cualquiera que sea casera y regional. Nunca despreciaría un plato de Grünkohl mit Pinkel (guisado de col y salchicha bien contundente) con una cerveza alemana bien fría o una Spritzkuchen (dulce alemán) con un café.

14. Lo que más echas de menos de España es … el kit hermana-madre-gato y a las amigas más incondicionales con las que hablo casi a diario de una forma u otra. ¡Pero no es lo mismo!

15. La palabra germana que más te cuesta pronunciar es ... ¡schüchtern! (tímido). 
 Pero ojalá fuese solo esa: Pfirsich (melocotón) y Dirndl (traje regional de Baviera) son la peor de mis pesadillas...


16. Angela Merkel es … tremendamente alemana.

17. La música Schlager es …oh bitte neeeeeinnnnn!

18. La maternidad en Alemania es … algo de lo que aún no puedo hablar,
porque tener querubines aún no entra en nuestros planes...

19. Berlín
es la única ciudad de Alemania donde podría vivir eternamente. 
 
20. Tu blog “ein Tag mit Pepa”... es una vía de escape más a mi vida alemanizada. 
Mi rincón más personal, que empecé a escribir cuando me mudé a Berlín. La idea inicial era usarlo modestamente para compartir con mi familia y amigos mis aventuras berlinesas, mis fotos y anécdotas. Pero poco a poco empezó a crecer y yo fui más allá. Ahora además de compartir mis rincones favoritos de Berlín, escribo sobre mí, lo que me gusta y lo que forma parte de mi vida. Bodas emocionantes, mis viajes, reflexiones y en definitiva cualquier cosa que me inspire en el día a día y me haga sentir bien tanto a mí como a los seguidores tan majos que tengo. A los que aprovecho para enviarles una vez más un enorme: ¡Dankeeeeee!


Podéis leer el post original aquí y de paso hacerle una visita a María. Seguro que disfrutaréis de sus recetas y alemanadas entre querubines, tanto como yo.

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima aventura!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook  Twitter  Google+

lunes, 21 de diciembre de 2015

♥ Frohes Fest und einen guten Rutsch ins neue Jahr ♥



¡Así como si nada, ya estamos terminando diciembre! ¡Y parece que el 2016 promete! No sé vosotros, pero yo disfrutaré muy relajadamente de los últimos días del año en Berlín junto al Pepe. La buena comida, los dulces y los regalos, serán los protagonistas de estos días en nuestros brunchs y cenas. Mucho tiempo libre para hacer lo que realmente nos gusta, como ir a correr o nuestro nuevo pasatiempo: yoga-pilates. Leer un montón de libros, pero después de terminar Eo: con el que aprendí que los elefantes no pueden saltar. Ver todos los capítulos que tengo atrasados de series como: The Leftovers o Young. Ir de rebajas aunque no necesite nada y disfrutar de mi balcón recién renovado jardineando sin pausa. Disfrutar del no-invierno y hacer muchas fotos. Alegrarme de que febrero está a la vuelta de la esquina y buscar el vestido perfecto para asistir a la próxima boda: ¡en Sevilla! Pero sobre todo, no dejar de dar la lata a todos desafinando un montón de imposibles villancicos.

¡Vuelvo en enero! Pero hasta entonces estaré encantada de contestar a vuestros comentarios y por supuesto, vamos hablando por las redes sociales -> Facebook Twitter Google+

martes, 8 de diciembre de 2015

¡Muy alemana y de vértigo: así fue la boda de A&L!

Foto © 2015 ALEXANDRA KASPER PHOTOGRAPHY

Baviera, 31 de octubre de 2015. Empieza lo bueno. La familia entera y los novios nos preparábamos para disfrutar de un día al más puro estilo Bayern. Una boda con mucha personalidad, donde iba a predominar lo natural, los recuerdos y los trajes regionales del lugar. Spock, el beagle de la pareja fue sin lugar a dudas el invitado de honor. Un miembro de la familia más, encargado de llevar y entregar los anillos de compromiso a los novios en el preciso momento. Una sencilla ceremonia civil, llena de familiares, amigos y muchas ganas de celebración.





Fotos © 2015 ALEXANDRA KASPER PHOTOGRAPHY
 
L&A llevan casi media vida juntos. Su gran pasión es disfrutar de su perro y de la naturaleza. ¡Y vaya que si lo hacen! De ahí que celebrar una boda vis-à-vis con los Alpes, no pudiera ser una idea mejor para disfrutar del día más especial de su vida: ¡su boda! Y para ello, la novia decidió calzarse unas coquetas botas pues tras la ceremonia ¡nos esperaba un banquete de vértigo! ¡Nos vemos arriba, donde nos espera música en directo, un montón de tartas y un paisaje de ensueño!









Y ya en el banquete, entre plato y plato, los invitados disfrutamos de un Photocall de lo más original: sombreros y un montón de accesorios más, al más puro estilo tirolés. Pero eso no fue todo. No se escatimó en fotografías de los novios con cada uno de los invitados. Un detalle en el que participamos todos, ocupándose cada uno de buscar, enmarcar y llevar al banquete su foto preferida con la pareja. Flores y detalles. Todos ellos hechos a mano y con mucho cariño por los novios y sus familiares.






Fotos © 2015 ALEXANDRA KASPER PHOTOGRAPHY

Y como no: O'zapft is! El novio inauguró el baile, atizándole un golpe de martillo a un barril de cerveza alemana. La fiesta comenzó y terminó tarde. Y al día siguiente pudimos disfrutar de un desayuno tardío con unas vistas espectaculares, mientras repasábamos lo mejor del acontecimiento.
 
Danke für die wunderschönen Bilder an ©ALEXANDRA KASPER

Ein schöner und unvergesslicher Tag!Ich wünsche meinem Schwager, meiner Schwägerin (und natürlich auch Spock): viel Freude und das beste für diesen neuen Lebensabschnitt! 

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima aventura!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter

Google+