""

martes, 26 de enero de 2016

¡Ya era hora...

En Berlín sigue haciendo un frío tremendo, así que voy a poner en práctica uno de mis consejos: ¡irme unas semanas a ‪‎‬Spanien! ¡Primero al norte y luego al sur! La mejor solución para no morir congelada y de paso des-alemanizarme un poco. Disfrutar de los amigos, la familia, mi gato, la vida de pueblo, de Oviedo, las carreras en plena naturaleza, la buena comida, los cafés, y ¡hasta de una boda amigosa en Sevilla! Así que: Auf Wiedersehen! Arrivederci! Good bye! Au revoir! Até à vista! porque ...



¡Vuelvo en unas semanas con más aventuras, alemanadas y berlinadas que nunca!


¡Pero si no me quieres perder la pista, me puedes seguir en las redes sociales!
Facebook
Twitter
Google+

martes, 19 de enero de 2016

10 tips para sobrevivir al invierno alemán



1. Abrígate pero bien.  
Invierte en prendas de calidad que te abriguen mogollón, y acepta que lo de lucir tipín durante el invierno en Alemania es para camicaces. Un buen plumífero, botas forradas, guantes y bufanda, será tu kit de supervivencia básico. Remedios de la Pepa: cuanto más ajustada sea la ropa mejor; vístete a capas que puedas ir quitando en los lugares donde la calefacción esté a tope; medias debajo de pitillo sin excepción; tus orejas te agradecerán llevar el pelo suelto; tener unos zapatos decentes de recambio en el trabajo te sacará de algún aprieto. 
 
2. Usa los medios de transporte público.

Ir andando o en bici a temperaturas bajo cero y con placas de hielo es de auténticos valientes. Pero para los que tomamos el bus, el metro, el tranvía e incluso el barco, aquí van mis trucos que te harán las esperas menos escalofriantes: calentadores de manos aptos para microondas; mini bolsas de agua caliente si te espera un largo viaje; un termo lleno de tu bebida caliente preferida.


 
3. Aprovecha para hacer planes caseros de toda la vida con amigos
Ver una película, pedir pizza, jugar a juegos de mesa o a la Wii mientras te echas unas risas, es y será siempre un planazo. Pero si te quieres airear y salir fuera, aprovecha para visitar los restaurantes que te pillan a los alrededores y nunca visitaste antes. Mi secreto: aprovecha y pásate por los museos más míticos de la ciudad. En esta época no hay colas y los turistas escasean. ¡Tendrás tus obras de arte favoritas prácticamente para tí!

4. Apúntate a un gimnasio
Las bajas temperaturas quitan las ganas de hacer deporte a cualquiera. Claro que correr en la cinta nunca será lo mismo que hacerlo al aire libre, pero más de uno se evitará el molesto dolor de oídos, de manos, y algún que otro traspié con el hielo. Mi salvación: FitX. Por 15€ al mes disfrutarás de tarifa plana para máquinas, bebidas y todo tipo de cursos con auténticos profesionales.



5. No te desmotives.
Está claro que la falta de luz y el frío afecta bastante a nuestra desmotivación durante esta época. Aprovecha para poner a punto tu hogar: lámparas con luz adecuada para trabajar, leer o tan solo dar  ambiente. Te aconsejo: detalles como velas aromáticas, alfombras suaves, cojines de pelo o mantas de lana que darán comodidad a tu hogar y te ayudarán a afrontar las bajas temperaturas.

6. Mímate el doble.
No bajes la guardia. Sigue arreglándote, usando cremas de manos y bálsamos labiales que te hidraten incluso el doble. Y si al igual que yo, eres de las que se maquilla hasta para bajar a comprar el pan: ¡disfruta, porque con este frío tu Make-up se mantendrá intacto! Mi tip: date de vez en cuando un baño de espuma relajante con agua bien caliente. Deberías probar los productos de Kneipp.



7. No dejes de soñar.
Empieza a pensar ya en tus próximas vacaciones de primavera o verano. Infórmate sobre nuevas ofertas, lee blogs viajeros que te transporten a países más cálidos desde tu sofá. Mi próxima escapada: recargar pilas con el Pepe, familia y amigos en Asturias y Andalucía.

8. Disfruta de las flores y de las plantas de temporada.
Empieza a darle un toque primaveral a tu hogar aunque fuera haya una nevada monumental. Me super encantan: los tulipanes de colores que abundan por los supermercados y floristerías a muy buen precio.


9. Aprovecha para hacer limpieza de armario.
Tira lo que no uses y deja espacio para la nueva ropa de temporada. Aprovecha para hacer algunas compras online de prendas de abrigo en las rebajas. Yo siempre me permito algún que otro capricho que me suba el ánimo, aunque sea para estrenarlo más adelante. Los que me seguís en las redes sociales bien lo sabéis...

10. Dale fuerte a los fogones.
Si te gusta cocinar, prepara algunos platos calientes como sopas o pucheros que te hagan entrar en calor. Lo que cambio mi vida: hacer la compra online. Unos cuantos clics y tienes los productos directamente en la puerta de tu casa. Mis favoritos, sin lugar a dudas son los productos frescos y regionales de la tienda Bonativo.


¿Qué os ha parecido? ¿Y vosotros? ¿Cómo sobrevivís a las bajas temperaturas? ¿Hacéis uso de alguno de mis remedios?

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook Twitter Google+

lunes, 11 de enero de 2016

20 confidencias entre blogueras asturianas pero tremendamente alemanizadas

Hoy participo encantadísima en la sección Alemania 20frases del blog meine mami me mima. Encantadísima comparto con vosotros esta colaboración tan divertida, con la que me podréis conocer un poco más. ¡Empezamos!



1. Te llamas … ¡Pepa!

2. Vives en … ¡Berlín!
Vis a vis con la avenida más bonita de la ciudad: mi querida KuDamm.

3. Llegaste a Alemania hace … 7 años más o menos.
Primero estuve viviendo en Freiburg, donde empecé a defenderme con el idioma y aprendí un montón de la cultura alemana. Pero por muy bonita que fuese la ciudad o por mucho trabajo que tuviese, el Pepe y yo teníamos claro que en cuanto pudiésemos nos mudaríamos a una ciudad más grande e internacional. ¡Y así fue! ¡Nos fuimos a Berlín, donde ya llevamos como unos 4 años! Sin duda, la mejor decisión que tomamos.

4. Lo que más te gusta de Alemania es … que por lo general abunda la educación, la confianza en los demás y el respeto. De los berlineses me gusta lo directos que son, y que nunca se andan con medias tintas a la hora de decir lo que piensan.

5. Lo que menos te gusta de Alemania es … el frío que hace en invierno y el calor que hace en verano. ¡Los cambios bruscos de temperatura me vuelven un poco majara!


6. Lo que más te desespera de Alemania es … la falta de espontaneidad que tienen los alemanes en su día a día. A veces es más complicado quedar para tomar un café con amigos que reservar una mesa en el restaurante más de moda de la ciudad. Y cuidado alemanizados: ¡porque esto se pega!

7. Lo que más te alucina de Alemania es …. las floristerías, los grandes almacenes de jardinería, las tiendas de decoración o de DIY y las papelerías. ¡Me puedo pasar horas allí metida! Y es que aunque los alemanes no sean los más estilosos, si que se toman muy en serio lo de tener las casas y los balcones bien bonitos.

8. Lo que nunca entenderás de los alemanes es … que su sentido de lo práctico nunca tiene límites. Y eso sin entrar en como influye esto en sus imposibles estilismos. ¡Alemanadas!

9. El idioma alemán es … difícil pero no imposible. Yo lo aprendí viviendo el día a día "a la alemana": trabajando mucho, escuchando la radio, yendo al mercado y claro: estudiándome la gramática una y otra vez. ¡Aceptar que nunca lo hablaré tan bien como mi idioma materno es tarea imposible! 

10. Lo más bonito que te ha pasado en Alemania es … conocer a mi segunda familia en versión alemana, a mis amigos, alumnos, y colegas que hicieron y hacen que mi vida alemanizada sea mucho más feliz y gratificante.


11. Lo más raro que te ha pasado en Alemania ... fue cruzar una calle del centro de Berlín al lado de un enorme zorro pelirrojo como si de un peatón más se tratase. O cuando desde la ventana de la cocina ví un mapache encaramado al árbol del patio. ¡Así es la fauna berlinesa!

12 . A los recién llegados les recomiendas encarecidamente que ... estudien el idioma alemán a conciencia, porque es lo que determinará su éxito profesional y su desarrollo personal en Alemania.

13. Tú comida preferida teutona es … cualquiera que sea casera y regional. Nunca despreciaría un plato de Grünkohl mit Pinkel (guisado de col y salchicha bien contundente) con una cerveza alemana bien fría o una Spritzkuchen (dulce alemán) con un café.

14. Lo que más echas de menos de España es … el kit hermana-madre-gato y a las amigas más incondicionales con las que hablo casi a diario de una forma u otra. ¡Pero no es lo mismo!

15. La palabra germana que más te cuesta pronunciar es ... ¡schüchtern! (tímido). 
 Pero ojalá fuese solo esa: Pfirsich (melocotón) y Dirndl (traje regional de Baviera) son la peor de mis pesadillas...


16. Angela Merkel es … tremendamente alemana.

17. La música Schlager es …oh bitte neeeeeinnnnn!

18. La maternidad en Alemania es … algo de lo que aún no puedo hablar,
porque tener querubines aún no entra en nuestros planes...

19. Berlín
es la única ciudad de Alemania donde podría vivir eternamente. 
 
20. Tu blog “ein Tag mit Pepa”... es una vía de escape más a mi vida alemanizada. 
Mi rincón más personal, que empecé a escribir cuando me mudé a Berlín. La idea inicial era usarlo modestamente para compartir con mi familia y amigos mis aventuras berlinesas, mis fotos y anécdotas. Pero poco a poco empezó a crecer y yo fui más allá. Ahora además de compartir mis rincones favoritos de Berlín, escribo sobre mí, lo que me gusta y lo que forma parte de mi vida. Bodas emocionantes, mis viajes, reflexiones y en definitiva cualquier cosa que me inspire en el día a día y me haga sentir bien tanto a mí como a los seguidores tan majos que tengo. A los que aprovecho para enviarles una vez más un enorme: ¡Dankeeeeee!


Podéis leer el post original aquí y de paso hacerle una visita a María. Seguro que disfrutaréis de sus recetas y alemanadas entre querubines, tanto como yo.

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima aventura!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook  Twitter  Google+

lunes, 21 de diciembre de 2015

♥ Frohes Fest und einen guten Rutsch ins neue Jahr ♥



¡Así como si nada, ya estamos terminando diciembre! ¡Y parece que el 2016 promete! No sé vosotros, pero yo disfrutaré muy relajadamente de los últimos días del año en Berlín junto al Pepe. La buena comida, los dulces y los regalos, serán los protagonistas de estos días en nuestros brunchs y cenas. Mucho tiempo libre para hacer lo que realmente nos gusta, como ir a correr o nuestro nuevo pasatiempo: yoga-pilates. Leer un montón de libros, pero después de terminar Eo: con el que aprendí que los elefantes no pueden saltar. Ver todos los capítulos que tengo atrasados de series como: The Leftovers o Young. Ir de rebajas aunque no necesite nada y disfrutar de mi balcón recién renovado jardineando sin pausa. Disfrutar del no-invierno y hacer muchas fotos. Alegrarme de que febrero está a la vuelta de la esquina y buscar el vestido perfecto para asistir a la próxima boda: ¡en Sevilla! Pero sobre todo, no dejar de dar la lata a todos desafinando un montón de imposibles villancicos.

¡Vuelvo en enero! Pero hasta entonces estaré encantada de contestar a vuestros comentarios y por supuesto, vamos hablando por las redes sociales -> Facebook Twitter Google+

martes, 8 de diciembre de 2015

¡Muy alemana y de vértigo: así fue la boda de A&L!

Foto © 2015 ALEXANDRA KASPER PHOTOGRAPHY

Baviera, 31 de octubre de 2015. Empieza lo bueno. La familia entera y los novios nos preparábamos para disfrutar de un día al más puro estilo Bayern. Una boda con mucha personalidad, donde iba a predominar lo natural, los recuerdos y los trajes regionales del lugar. Spock, el beagle de la pareja fue sin lugar a dudas el invitado de honor. Un miembro de la familia más, encargado de llevar y entregar los anillos de compromiso a los novios en el preciso momento. Una sencilla ceremonia civil, llena de familiares, amigos y muchas ganas de celebración.





Fotos © 2015 ALEXANDRA KASPER PHOTOGRAPHY
 
L&A llevan casi media vida juntos. Su gran pasión es disfrutar de su perro y de la naturaleza. ¡Y vaya que si lo hacen! De ahí que celebrar una boda vis-à-vis con los Alpes, no pudiera ser una idea mejor para disfrutar del día más especial de su vida: ¡su boda! Y para ello, la novia decidió calzarse unas coquetas botas pues tras la ceremonia ¡nos esperaba un banquete de vértigo! ¡Nos vemos arriba, donde nos espera música en directo, un montón de tartas y un paisaje de ensueño!









Y ya en el banquete, entre plato y plato, los invitados disfrutamos de un Photocall de lo más original: sombreros y un montón de accesorios más, al más puro estilo tirolés. Pero eso no fue todo. No se escatimó en fotografías de los novios con cada uno de los invitados. Un detalle en el que participamos todos, ocupándose cada uno de buscar, enmarcar y llevar al banquete su foto preferida con la pareja. Flores y detalles. Todos ellos hechos a mano y con mucho cariño por los novios y sus familiares.






Fotos © 2015 ALEXANDRA KASPER PHOTOGRAPHY

Y como no: O'zapft is! El novio inauguró el baile, atizándole un golpe de martillo a un barril de cerveza alemana. La fiesta comenzó y terminó tarde. Y al día siguiente pudimos disfrutar de un desayuno tardío con unas vistas espectaculares, mientras repasábamos lo mejor del acontecimiento.
 
Danke für die wunderschönen Bilder an ©ALEXANDRA KASPER

Ein schöner und unvergesslicher Tag!Ich wünsche meinem Schwager, meiner Schwägerin (und natürlich auch Spock): viel Freude und das beste für diesen neuen Lebensabschnitt! 

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima aventura!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter

Google+

martes, 1 de diciembre de 2015

Imprescindibles de diciembre que nunca fallan en mi agenda



Uno de diciembre, nuevo mes y nuevo ánimo. Al fin empieza una de mis épocas favoritas: la pre-navideña. Esas semanas en las que comienza un despliegue tremendo entre el montaje de las iluminaciones y las inauguraciones de los mercadillos por toda la ciudad. De ahí que ahora sea el momento perfecto para pasarse por aquí, y disfrutar de tal despilfarro de entusiasmo. Por eso, os propongo 5 planes. O mejor dicho, comparto con vosotros mis 5 imprecindibles que nunca faltan ni faltarán en el diciembre de mi agenda berlinesa.

1. Visitar el mercadillo de Navidad a pie del Castillo Charlottenburg  
 El espectáculo comienza justo al anochecer, cuando una fiesta de luces de colores invade la fachada del palacio. De lo mejor: Weihnachtsmarkt vor dem Schloss Charlottenburg.




2. Compras y más compras en la tienda navideña más famosa de Berlín  
Se llama Käthe Wohlfahrt y es perfecta para tí, si buscas los adornos de Navidad más originales. ¡No te vayas sin uno de sus cascanueces! Pero lo mejor: ¡está abierta todo el año! 


3. Recorrer a pie y de arriba a abajo la avenida Kurfürstendamm
No encontrarás árbol sin iluminación, ni escaparate que no te sorprenda. Figuras gigantestas de inspiración navideña entre otros despliegues que te dejarán boquiabierto.




4. Perderse una tarde entera en el mercadillo de Navidad más bonito de Berlín. 
Si no me crees, averígualo por tí mismo  aquí: WeihnachtsZauber Gendarmenmarkt. Y ya de paso, aprovecha para dar un paseo por los lugares más emblemáticos del Berlín Mitte.

 

 
5. Probar todos los dulces típicos navideños alemanes habidos y por haber.
 Están por todos lados, imposible no encontrarlos e imposible resistirse. Mi consejo: la tienda Hofer Schokoladen en Kürfurstendamm 146. ¡Avísame si consigues salir de ella!



 ¿Qué os ha parecido? ¿Cuáles son vuestros planes navideños preferidos? ¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima berlinada! 

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

sábado, 21 de noviembre de 2015

Kit de supervivencia para des-españolizarse lo más mínimo

 
 
1. ¿Sufres de agotamiento y falta de apetito?
¿A qué estás esperando? Ponte bien guapo y reserva mesa en alguno de tus restaurantes españoles preferidos. Las croquetas de la casa de On Egin ( Wildenbruchstr. 88, Berlín NeuKölln) y el chorizo a la parrilla de Mar y Sol (Savignyplatz 5, Berlín Charlottenburg) son la mejor de las recetas. Mi hermana no lo duda ni un segundo: ante estos síntomas, os recomienda un Cola Cao diario.

2. ¿Indecisión y ansiedad a la hora de hacer la compra en tu super habitual?
 Date un respiro y visita alguno de los supermercados que ofrecen productos made in Spain. @meinemamimemima opta por los gusanitos para sus querubines no se desespañolicen y la majísima @Cristinaohneh81 lo tiene clarísimo: se da a los churros congelados. Ella compra en Mitte Meer (Berlín y Munich), yo me debería pasar más por Superibérico (Markgrafenstraße 68, Berlín Kreuzberg). Pero mientras tanto, arraso con lo que tengo más a mano: las magdalenas y las natillas de Perfetto, los pimientos de Padrón y el queso manchego del Kaiser´s y como no, los Rioja de Wein + Vinos.

Foto © realfabrica.com

3. ¿Sufres el fenómeno "Punta de la Lengua" cuando intentas recordar palabras españolas?
 ¡Eso si que no! ¡Tu espanolización peligra una barbaridad! Tú lo que necesitas es un buen chute de series y televisión en español. Conéctate a las emisiones en directo que las cadenas de televisión ofrecen online. Un par de capítulos de Chiringuito de Pepe te re-españolizarán ¡pero de golpe! Pero eso no es todo, los chicos de@caminandoentr me confesaban entre otras cosas que no hay mejor receta que leer un libro en castellano. ¡Y les doy la razón! Comprar libros y revistas a tutiplén, es uno de mis imprescindibles cada vez que visito España. Encargárselos a los amisgos y familiares cuando vienen de visita es una oportunidad que no deberíais perder. Por suerte, en Berlín tenemos alternativas: Dussmann (Friedrichstraße 90, Mitte) o la librería española La Rayuela (Südstern 2, Kreuzberg).

4. ¿Sosería y falta de esencia española tu hogar?
¡No todo va a ser comer! Hay magníficas tiendas online como la Real Fábrica Española que vende los productos de toda la vida. Marcas que te harán recordar tus orígenes y alegrarán los rincones de tu casa alemana de una manera muy original. ¡Os aviso que sus productos españolizarán hasta a los más alemanizados! Y sino que se lo digan a mi suegra, que luce orgullosa una de sus golondrinas de cerámica en la entrada de su casa rural de Baviera.

Foto © realfabrica.com

5. ¿Aburrimiento y sensación de incomprensión?
Yo tengo la terapia perfecta: ¡quedar con amigos españoles tan alemanizados como tú! Hablar horas y horas, total no vamos a ahorrar en eso y más si es en español. @antojadaporvoca dice que no hay nada mejor que un básico cenorrio de tortilla de patatas, vinito tinto y jamón al vacío de ese que manda la familia cuando estás fuera. Y que mejor que compartirlo en una cena casera: ¡velada perfecta! Aunque he de reconocer que en situaciones de necedad máxima, las conversaciones con amigas avilesinas son la mejor medicina. Prohibido dejar de telefonear hasta que se te quede la oreja roja o de whatsappear hasta que te duelan los dedos. ¡Cuando cuelgues te quedarás como nuevo!

 6. ¿Morriña extrema y sensibilidad a flor de piel?
¡No esperes más, necesitas planificar tu próximo viaje a Spain pero ya! Amores de gato, madre y hermana. Cielo super azul y mar. Quedadas con amigos, bodas,y terraceo. Desde hace tiempo, tengo bastante claro que no hace falta irse muy lejos para disfrutar de las mejores de las de las vacaciones.
 

¡Confesad! Sé que los que vivís en el extranjero, usáis este kit de emergencia sí o sí en situaciones de bajón. Echar de menos todo y nada, sufrir de bipolaridad emotiva y valorar las pequeñas cosas hasta límites insospechados, son síntomas claros de resistencia a la des-españolización. Así que no desesperéis y respirad hondo: ¡por ahora la cosa pinta más que bien!

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima aventura!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

miércoles, 4 de noviembre de 2015

¿Qué decís, os venís conmigo a Baviera?



Hay algunos lugares que con solo pensar en ellos inspiran, y mucho. Y eso es lo que me ocurre a mí con Baviera. Es escuchar el nombre de esta región alemana y automáticamente empiezo a fantasear. Me imagino despertándome en una casa puntiaguda de madera, mirando por una ventana con cortinas de vichy con vistas a los Alpes nevados.







Baviera (Bayern, en alemán) es una comunidad alemana situada en el sur del país, cuya capital es Munich (München). Seguro que ahora ya os vais situando, ¿eh? Paisajes de ensueño, peinados trenzados y comida regional alemana pero de la buena. Trajes regionales al más puro estilo tirolés y pantalones cortos de cuero con tirantes. Desayunos a base de salchicha, balcones a los que nunca les faltan flores y lo más importante: ¡las mejores cervezas!







Una región que nadie debería perderse, si quiere conocer una Alemania realmente auténtica. Llena de costumbres que en otras zonas del país no se dan ni de broma. ¡Eso sí! Os aviso que por mucho que sepáis alemán, os costará pero que mucho descifrar algo de lo que dicen por allí.
Simplemente: ¡Servus, das ist Bayern!







Y hablando de flores, montañas, y emociones, os confieso que el motivo de mi visita a Baviera fue asistir a una boda "bavariana" en toda regla. Un día muy especial que espero poder compartir al detalle con vosotros (si los novios me lo permiten, claro). ¡Bitte, bitte! Sea como sea, siempre será un día más para el recuerdo junto a mi familia tremeeeeeeeendamente alemanizada.




¿Qué me decís? ¿Conocéis esta región alemana? 
¿Habéis ido a alguna boda alemana?

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima aventura!

Si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.