""

Páginas

martes, 12 de julio de 2016

Aventuras y desventuras

Hay momentos en que por mucho que te empeñes, tu cuerpo te pide a voces una pausa. Yo soy de las que hace oídos sordos y sigue hacia delante. Digamos que desde hace un mes, estoy recuperándome en casa de una de esas malas rachas y todavía me queda como mínimo julio entero para cumplir con ese propósito. Esto va poco a poco, de ahí que esté tan desconectada. Pero para nada os preocupéis porque: ¡tengo refuerzos y en nada estaré totalmente recuperada!


Podría empezar a contaros desventuras y tragedias,  pero me quedaré en que a lo que me dedico últimamente es a tratar de desconectar, cual Tapir en plena siesta. Aunque reconozco que me cuesta...

video

¡Sí, ya tocaba! La visita al Zoo es uno de mis imprescindibles berlineses cuando llega el buen tiempo. Esta vez fue diferente, porque me la tome con más calma de lo normal y descubrí nuevos rincones al detalle como la nueva casa de pájaros (Vogelhaus mit Freiflughallen). 


Los días van pasando y como veréis ya voy haciendo algún que otro plan al aire libre. Y como de lo que se trata es de recuperarse, prefiero hacerlo a la vez que disfruto de lo que realmente me gusta. Las excursiones a la vez que me ayudan a recuperar energía me levantan bastante el ánimo.


La verdad es que Ivo estaba especialmente inspirado. Me pasé mirándole un buen rato. Él resolvía una y otra vez correctamente el acertijo de la caja de recompensas. Después de eso se levantó, y nos dió un buen susto. Tiró una piedra con bastante puntería a unos visitantes que parece le estaban incomodando. Cuando se fueron, aplaudió. Las cosas de gorilas no me pueden entretener más.

video

Entre paseo y paseo, ví que las obras para construir el nuevo recinto para los osos pandas ya está en marcha. El próximo verano, ya podremos disfrutar de una joven pareja que llegará desde China. Me muero de ganas por verlos y por volver a ser la misma.


Pero esto que os cuento. Lo de tomarse las cosas con tranquilidad y no perder la paciencia, me lo voy a aplicar a conciencia. Así que entre entrada y entrada aquí me quedo disfrutando del buen tiempo, de mi hermana y de los pequeños detalles de la vida.

¡Disfrutad del verano! ¡Hasta la próxima berlinada!


¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más. 

jueves, 23 de junio de 2016

Mis 3 nuevos imprescindibles para disfrutar de *La Rioja*



¡Pero como pasa el tiempo! Así como si nada, ya hace casi un año desde que viajé por primera vez a La Rioja  y compartí con vosotros mis 4 imprescindibles que podéis repasar aquí. Entre otras cosas y por aquel entonces os contaba: lo que me encanta alojarme en el Hotel Bodega Finca de los Arandinos y disfrutar de los menús de su Restaurante Tierra, la singularidad de Entrena, las vistas de vértigo que hay en lo alto de la Sierra de Cebollera y la cantidad de pinchos que me suelo zampar en la mítica Senda de los Elefantes de Logroño. Hace unas semanas volví en familia y además de re-disfrutar de todo esto, añadí a mi lista de imprescindibles riojanos alguno que otro:

1. El Cañon del Río Leza + Soto en Cameros
A veces nos olvidamos que tenemos paisajes así de espectaculares bien cerca. Como este cañón, plagado de colorida vegetación y joyas jurásicas. Se trata de uno los territorios paleontológicos más importantes del mundo, así que al menos deberíais hacerle una visita. Y cuando estéis allí, no perdáis de vista las enormes aves que sobrevolarán una y otra vez encima vuestra.







2. Rioja Alta: Haro, capital del Rioja
Un pueblín en el que no falta el buen vino y: ¡las cigüeñas! No os perdáis el Museo de Arte Contemporáneo gratuito e integrado en un trozo de lo que era la muralla medieval que protegía Haro. Y si os va la aventura, pasaros por allí el 29 de junio y así podréis participar en la Batalla del Vino (más información aquí). Además es el lugar ideal para picar algo en alguno de los bares tradicionales de la parte vieja, antes de encaminarse a nuestro próximo imprescindible situado en la Rioja Alavesa.







3.Visita guiada + degustación : Bodega Marqués de Riscal
Esta maravilla está en la provincia de Álava (País Vasco), justo en la frontera con La Rioja. Y por eso se conoce como la Rioja Alavesa. Nosotros reservamos una visita guiada por la bodega (12 euros por persona) con cata de vinos incluida: ¡y la verdad es que nos encantó! Aprendimos un montón de cosas: desde algunas curiosidades que se esconden detrás de la arquitectura del hotel, la historia de la bodega, y pudimos ver paso a paso las fases de producción de sus vinos. Que por cierto están: ¡ricos, ricos! (más información aquí).







Pero sin lugar a dudas, con lo que más disfruté fue con la variada fauna riojana. Ya sabéis, que no hay cosa que me guste más que disfrutar de la naturaleza y de los animales con mi cámara siempre a mano. Y más, si tengo la oportunidad de verlos disfrutar en libertad. Un día me topé con una manada impresionante de ovejas, otro día me pasé un buen rato fotografiando un jilguero que me despertaba cada amanecer y también me lo pase pipa haciendo un montón de selfies a vacas, caballos, perros y compañía. ¡Esto es vida!





¿Qué os parece? ¿Ya habéis puesto en práctica alguna de mis propuestas? ¿Conocéis La Rioja?


 ¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más. 

jueves, 9 de junio de 2016

4 alojamientos chulísimos en Berlín by Pepa

Bien sabéis lo que me gusta disfrutar de los buenos hoteles que derrochan estilo. Pero lo que yo entiendo por buenos, no necesariamente tiene que ser compatible con su número de estrellas. El buen gusto, la inspiración, algo que los haga diferentes o las buenas vistas, son para mí claves en mis búsquedas. Me encantan los que están en pleno centro o en medio de la nada en la naturaleza, pero nunca en zonas intermedias. Y es que, esto de buscar hoteles siempre me lo tomo bien en serio, porque para mí son mucho más que simples lugares en los que dormir unas horas.



Y reflexionando sobre esto, recordé la cantidad de mensajes que recibo y recibí. En ellos, algunos de vosotros me pedíais consejo sobre dónde os podíais alojar en mi ciudad. No os voy a engañar, no tardé mucho en encontrar unas cuantas propuestas que probablemente sean muchísimo mejores de las que en su día os envié. Así que si os vais a escapar próximamente a Berlín, espero que tengáis la suerte de disfrutar de alguno de estos super alojamientos tan tremendamente Pepa.


1. Hotel 25hours - Bikini Berlin
En pleno corazón del Berlín-Oeste, es sin duda uno de mis preferidos. A unos pasos de la impresionante iglesia Kaiser Wilhelm Gedächtnis Kirche y prácticamente pared con pared con el centro comercial Bikini. Goza de unas vistas espectaculares al famoso parque Tiergarten. Su bar "Monkey Bar" y su restaurante de comida de fusión oriental "Neni", son dos de mis imprescindibles berlineses. Sin duda, la opción perfecta para los que sois tan modernitos como yo. Sí, sí, para esos que os encanta ir de compras y luego disfrutar de unos buenos cócteles entre amigos y con unas vistas de vértigo al Zoo de Berlín. (Más inf. aquí)









2. Hotel Zoo Berlin
De estilo mucho más elegante, no defrauda a su nombre porque no le falta detalle. Si al igual que yo, te chifla disfrutar del centro de las grandes ciudades y de vez en cuando darte algún capricho: ¡este es tu hotel! Tómate algo a mi salud en su famoso bar Grace. Entre nosotros: quizá te encuentres por allí con alguna que otra estrella de Hollywood. (Más inf. aquí)











3.Gorki aparments
Y para los que os encanta exprimir al máximo la cultura y el día a día de las ciudades que visitáis, que mejor opción que alquilar un apartamento en pleno centro berlinés (Mitte). Alojarse con amigos o con la familia al completo, hacer la compra a la alemana y disfrutar de buenas comilonas con eternas sobremesas suena muy pero que muy bien. (Más info aquí)











4. Hotel nhow
¡Si eres de los que te va el rosa, te sentirás en el paraíso! Situado a orillas del río Spree, entre los barrios más alocados y juveniles de Berlín: Kreuzberg y Friedrichshain. La opción perfecta si te encanta la marcha y encima eres un apasionado del Rock’n‘Roll, porque incluso tienen un servicio gratuito mediante el que puedes pedir instrumentos musicales a la habitación: guitarras e incluso una mesa de mezcla para disfrutar como auténticos DJ berlineses.









 
FOTOS 
© Hotel 25hours Bikini Berlin © Hotel Zoo Berlin 
© Gorki aparments © Hotel nhow

¿Qué os parecen mis propuestas? ¿Cuál os gusta más?

¡Espero vuestros comentarios!


¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

viernes, 3 de junio de 2016

Lo que no te puedes perder de Getaria by Pepa

Cuando empecé a contar a todos que nos íbamos unos días a Getaria, pocos sabían situarlo. Claro que los alemanes están perdonados, pero los demás: ¡¡¡si es de lo mejorcito del País Vasco!!! La verdad es que casi todos me escuchaban desconfiados....Y yo que siempre elijo esos momentos, para largar sin dejar a nadie terminar de preguntar: ¿Pero qué me decís? ¿Qué no conocéis Getaria? Ese pueblín vasco en la costa cantábrica, plagado de viñedos, lugar de nacimiento de Balenciaga, dónde mi amiga Rafy dice que se puede comer el mejor pescado a la parrilla del mundo y hasta tiene un faro situado en lo alto de una colina, desde donde tiempo atrás se podían observar ballenas. ¡Sí, ballenas! 
¿Y a vosotros? ¿A qué también os he convencido para hacerle una visita?


1. Alójate en el hotel familiar "San Prudentzio"
Situado en lo alto de Getaria, rodeado de viñedos y con unas vistas espectaculares al mar. Me encantó su desayuno casero, su inspiradora decoración, el magnífico trato que ofrece el personal: ¡y que cuidan hasta el último detalle, como por ejemplo las flores! Disfrutar de las vistas durante el desayuno o al anochecer cuando se enciende el faro, es algo genial. ¡Sin duda, volveremos! (Más información aquí).





2. Disfruta de un paseo o de una carrera hasta el pueblo vecino: Zarautz
No desaprovechéis esta oportunidad y sobre todo si al igual que yo, vives en una gran ciudad. No siempre se puede disfrutar de una agradable carrera a orillas del mar. Desde Getaria hasta Zarautz, hay un paseo costero habilitado para andar, correr e incluso ir en bici. Son aproximadamente 8 km de distancia, si se hace ida y vuelta.

3. Pásate por el muelle y disfruta de un aperitivo en alguna terraza
No hay cosa que nos guste más, que ver esos barcos pesqueros enormes y disfrutar del olor a mar. Imaginar cómo será la vida del marinero y conversar sobre para qué será esto y aquello que vemos en las grandes cubiertas de los barcos amarrados. Consejo de auténticos guetarenses: pasaros por Amona María en Aldamar Kalea, 25. Una tienda de delicatessen con terraza, donde podréis disfrutar de unos aperitivos riquísimos y de la mejor calidad. Mi recomendación: las anchoas ahumadas y una copa de Txacoli, el vino local.





4. Reserva una mesa con vistas al puerto en el Restaurante-Asador Astillero.
Una magnífica recomendación que me dieron en el hotel. Tanto nos gustó que fuimos dos veces. Nos llamó muchísimo la atención que el pescado se facturara por kilo. Mi recomendación: los langostinos, las almejas y el rodaballo. ¡Y la tarta de queso, con la que todavía sueño despierta!

5. Visita el Museo Balenciaga
¡No te vayas de Getaria sin visitarlo! En el museo podrás ver la evolución del diseñador a través de sus trajes, desde que abrió su primera tiendecita en San Sebastián hasta que se asentó en París y compartía aventuras con la mismísiva Coco Chanel. Solo con visitar sus instalaciones y su tienda, ya es toda una experiencia. Un consejo: si lo visitas a última hora, la entrada es gratuita (de 18 a 19h) (Más información aquí )




Y si tenéis ganas de más: ¡escaparos hasta San Sebastián! 
Una ciudad que aún no conocía y que me ha gustado una barbaridad. Desde ya, me queda pendiente otra visita para conocerla mucho más. A tan solo 20 minutos en coche de Getaria, es el plan perfecto para pasar un día o una tarde disfrutando del sol en la famosa playa de la Concha, de tiendas o de pintxos por el casco antiguo. Mi recomendación: el Bar Martínez, en la calle 31 de agosto, 13. De esos de toda la vida y en el que sobre las 19h empiezan a desfilar bandejas y bandejas de exquisitos pintxos recién hechos. De lo mejorcito que comí en toda mi aventura por el País Vasco: ¡y con unos camareros bien majos!





¿Qué os parece Getaria? ¿Lo conocéis? ¿Y San Sebastián? ¿Alguna cosa más que nos podáis recomendar?

¡Espero vuestros comentarios y...!



¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+

jueves, 26 de mayo de 2016

Un día con Pepa: cómo aprovechar Bilbao en 24h

Hay pocas cosas que me hagan sentir mejor que saber que en unos días voy a viajar a España. Y ya a estas alturas, ¿para qué os voy a mentir? ¡Si es al norte, mejor que mejor! Bilbao es uno de mis destinos preferidos, uno de mis imprescindibles para quitarme de golpe y porrazo esta alemanización tan cansina que arrastro últimamente. Además y gracias a las buenas conexiones aéreas que hay, es una buena manera de desconectar de la rutina durante unos días, y luego volver a Berlín como nueva. Si os pasáis por allí, hacedme caso y poned en práctica mis 5 recomendaciones. Con ellas disfrutaréis de Bilbao a tope y tan solo necesitaréis 24 horas para disfrutar de ellas.



1. Empieza el día con una carrera o un paseo a orillas de la Ría del Nervión.
Bilbao mola. Y si te encanta salir a correr tanto como a mí, aún mola más. Hay un montón de alternativas pero esta es nuestra preferida, e incluso hay pistas habilitadas para los corredores. Una de las cosas que más me gusta de la ciudad, es lo deportistas que son los bilbaínos.

2. Visita la exposición "Shadows" de Andy Warhol.
Que me encantan los museos no es algo nuevo. Siempre que voy a Bilbao intento visitar el Museo Guggenheim, y reconozco que ya me lo conozco bastante bien. Esta vez pude disfrutar de esta exposición temporal tan particular: Warhol en estado puro (Más info aquí)




3. Vete de compras y recarga las pilas con una buena degustación de pintxos.
Solo hay que dejarse llevar por la avenida On diego López Haroko Kale Nagusia, tienda tras tienda. Y como bien sabéis, esto de probar y probar abre el apetito a cualquiera. Y ya que estamos en el País Vasco que mejor que ir de pintxos. Mi bar favorito es el Café Iruña, donde puedes disfrutar de un ambiente y una comida muy auténtica: ¡del Bilbao de siempre!

4. Reserva una mesa para cenar en FOODOO (c/ Ledesma 12)
Un lugar muy acogedor, con una decoración muy vintage y un personal encantandor. Como diría una amiga mía: un sitio de modernitos. Mi recomendación: ¡pide las croquetas de jamón! Y no te olvides del postre: ¡rico rico! (Más info y fotos aquí).





5. Compra entradas para algún concierto u obra de teatro "made in Spain".
En nuestro caso, fue el Pepe el que organizó todo para asistir al concierto de Amaral. Plazas bien cómodas en las gradas del Miribilla, un directo excelente y una cerveza para brindar mientras recordabamos viejos tiempos en los que aún eramos jovenzuelos. No os perdáis el bar Bihotz Café en Arechaga Kalea. Una taberna muy cool, donde reponer fuerzas con sus sándwiches y variedad de cervezas en la fase pre o post-concierto.

¿Qué me decís? ¿Conocéis Bilbao? ¿Coincidimos en alguno de mis imprescindibles?

¡Espero vuestros comentarios y hasta la próxima!



¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+