""

7/5/15

¡Staufen: un pueblo tremendamente agrietado!

Staufen-©Klaus-Gebhard

Una de las cosas con las que más disfruto en mi vida alemanizada es visitar los pueblos. Me quedo embobada mirando las casas con esos tejados pintuagudos, las contraventanas de madera y las coloridas fachadas que contrastan a la perfección con las flores de temporada y los múltiples adornos. Mientras que el Pepe y la tropa anda de aquí para allá, yo sigo pasmada haciendo fotos de detalles que para ellos son de lo más normal. No hay nada más alemán, no hay nada más auténtico: la alegre gente, la comida casera de los restaurantes regionales y los suelos empedrados a más no poder que hacen que andar por ellos en tacones sea toda una aventura...




No dejamos que la lluvia nos arruinara esta parada espontánea de camino al aeropuerto de Basilea. Disfrutamos de unas horas puebleando sin parar, en este adorable pueblín llamado Staufen im Breisgau. Está en el sur de Alemania, muy cerca de mi Friburgo y rodeado de verdes colinas llenas de viñedos. Un lugar curiosamente estratégico pues se encuentra en la frontera de Alemania, a pocos kilómetros de Francia y de Suiza. ¡Por eso se puede decir que en menos de una hora visité tres países diferentes! Famoso por sus termas, su paisaje y su bonito casco antiguo, fue la parada perfecta para reponer energías antes de retomar nuestro viaje de vuelta a Berlín.

 


No sé por qué, nunca lo habíamos visitado antes a pesar de vivir durante muchísimo tiempo bien cerca. Es más, supimos de su existencia cuando ya vivíamos en Berlín a través de las noticias de televisión alemana. Al parecer, tras unas excavaciones subterráneas muy profundas para instalar un sistema de calefacción innovador en el pueblo, las casas empezaron a agrietarse un montón. Ahora se sabe que las perforaciones provocaron una inundación subterránea enorme que hizo que las casas se elevasen más de doce centímetros del suelo y por lo tanto ocurriese tal traspié. Algunas casas ya están casi reparadas pero hay muchos daños irreversibles. ¡Menuda metedura de pata!





Otra prueba más de que los planes espontáneos y casuales a veces son mil veces mejores que los tremendamente planificados. ¡Y es que esta vez hemos descubierto un hermoso pueblo y el pobre agrietado!

 


Mi recomendación: el menú degustación de comida típica de la región con cata de vinos de la zona incluida en el restaurante Zum Löwen Fauststube. ¡Tremendamente lecker!  

¡Espero vuestros comentarios y me despido hasta la próxima aventura!

¿Te has quedado con ganas de más? Pues sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.
Facebook
Twitter
Google+ 

20 comentarios:

  1. Muy interesante pepa no se te escapa nada

    ResponderEliminar
  2. Siempre, los planes improvisados los mejores. Y turistear por pueblecillos perdidos nos puede traer grandes experiencias e interesantes descubrimientos.

    ¡Feliz jueves Pepa!
    Patri.

    ResponderEliminar
  3. Precioso el pueblo a pesar de las grietas y el menú tiene que estar muy bueno! Un besin guapa.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Alemania tiene muchos tesoros escondidos y con mucha historia.
    Una vez conocimos uno en el que paramos a pernoctar. Era una parada obligada sino andariamos 20 horas en el auto. Y mira que en la mañana le hicimos la respectiva vuelta de reconocimiento... Una belleza de pueblito. Eso sí, ya ni sé cómo se llama!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes razón. Que pena que no recuerdes el nombre! Bienvenida! :)

      Eliminar
  5. Preciossisisisimo!!! La casa con la hiedra es toda una maravilla.
    Un beso y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una planta muy típica del sur de Alemania! Aunque ví hace poco alguna por aquí! Besos!

      Eliminar
  6. Qué bonito pueblo!!! Qué pena que tengan tantas grietas, aunque no le quitan ni un ápice de belleza al pueblo. Feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, si lo miras así: es un motivo más para visitarlo! Besos!

      Eliminar
  7. Un pueblo muy bonito y muy interesante lo que nos cuentas. Lo de las grietas tremendo, aqui se abria montado una tremenda con toda la gente asustada y desplazada, seguro. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú crees? Aquí se montó una buena pero respecto a la falta de profesionalidad de la empresa contratada: ya sabes, los alemanes no perdonan. Un beso!

      Eliminar
  8. Con lo bonito que es es una pena los daños ocasionados!!besos

    ResponderEliminar
  9. Hola. es un pueblo muy bonito, como bien dices muy pintoresco. También me encanta conocer los pueblos porque las estructuras de las casas y plazas indican mucho de cómo viven. Estas casas parecen postales. Un lujo de viaje para hacer fotos. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, pasearpor allí es como de cuento. Un saludo!

      Eliminar
  10. Los planes improvisados suelens ser los mejores !!
    El pueblo es muy bonito, pero yo pregunto esas grietas no son algo peligrosas ? Supongo que no cuando la gente sigue ahí con su vida, pero es que algunas son bien gordotas :S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues algunas sí. Hay incluso un programa y una asociación que recauda dinero para el mantenimiento y restauración de los edificios, pero creo que todo está más o menos bajo control....Un besín!

      Eliminar

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios! ❤