Bienvenid@s al paraíso de los exploradores: Deutsches Technikmuseum!

El museo alemán de la técnica es uno de esos lugares que te deja sin palabras nada más llegar. Es el museo ideal para pasar la tarde en familia aprendiendo y curioseando entre sus amplias instalaciones. Nada más y nada menos que 26.500 metros cuadrados os esperan llenos de sorpresas a través de las cuales tanto grandes como pequeños aprenderéis muchísimas cosas sobre la historia de la tecnología!


Como Pepa es más curiosa que nadie, se tomó su tiempo buscando detalles inolvidables. La mayor parte del tiempo lo empleé en el edificio nuevo del museo, especialmente en la parte de navegación, donde cotilleé entre camarotes vip de antiguos barcos y otros que no lo eran tanto, me imaginé dentro de un mini-submarino surcando los mares y disfruté con cada uniforme y cartel de publicidad antiguo!

Uno de los primeros submarinos de espionaje
Uniforme antiguo de capitán de barco
 
 Y qué decir de la sala de aviación! Un recorrido por la historia aeronáutica alemana con más de 40 aviones colgados por el techo! Incluso en algunos se podía acceder a su interior!

Sala de aviación

 Especial gracia me hicieron los uniformes de piloto de época, la farmacia de "a bordo", y la evolución que tuvieron los asientos de los aviones a lo largo del tiempo. El que os muestro es de los años 50! ¿Os gusta?




El edificio antiguo del museo tampoco está nada mal. Lo que más me gustó fueron estas escaleras para caballos a través de las cuales se accede a la colección de tecnología textil que me pareció muy interesante.





Pero en el Edificio Antiguo también encontraréis: tecnología papelera, telecomunicaciones, técnicas de escritura e impresión, máquinas de herramientas o tecnología informática!!

 
Pero eso no es todo, el depósito de locomotoras es impresionante, hasta hay actividades para los más pequeños y partes de la emblématica estación de trenes en ruinas  Anhalter Bahnhof!


Esculturas antiguas pertenecientes a la demolida Anhalter Bahnhof, Berlín

Qué sí! Que hay más! La casa Beamtenhaus donde aprenderéis sobre la fabricación de joyas, maletas, fotografía, química o cinematografía. Y el Centro Science Center Spectrum en el que podéis hacer experimentos con vuestras propias manos! En el parque del museo o en su jardín de cerveza podréis recargar energías para seguir con la aventura!

Vistas desde la terraza en la última planta del museo

Como habréis notado, no es un museo para ver en unas horas así que os recomiendo que le dediquéis una visita exclusiva en un día con tiempo. ¿Qué me decís?  ¿Os gustan los tesoros que he encontrado?


Deutsches Technikmuseum
Trebbiner Straße 9, 10963 Berlín
Precio: 6 euros /3,5 euros para estudiantes
Horario: de martes a viernes de 9 a 17:30 h. Sábados y domingo de 10 a 18h. Lunes cerrado!
¿Cómo llegar?
Líneas de metro U2, U7; parada Gleisdreieck
Más información aquí en la página web del museo!


Y si quieres estar al día de mis aventuras diarias, caprichos y locuras, nos podemos seguir a través de GFC, Twitter, Facebook, o Google+! ¡Te estoy esperando!

Comentarios

  1. QUe bueno, para hacerlo por partes, hay muchas cosas interesantes para mirar.
    El submarino, nunca vi uno de tan cerca, me daria un poco de claustrofobia estar ahi adentro.
    Cuanta elegancia el piloto con ese equipo, hasta moño usaba?
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Cuánta historia junta!!! me encantan tus descubrimientos!! y también me encanta tu nueva camisa, aunque tu armario parezca un zoológico!! me parecen muy elegantes esos estampados (no he sabido comentarte en Cosas de Pepa:( besitos!

    www.achanelada.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué raro! los comentarios están activos! pero no se que pasa que a veces no salen, refresca la página y seguro que funciona ;)

      Eliminar
  3. WooooooW Qué chulo todo! Y sobretodo los aviones.
    Por cierto, me encantó Munich!!. Y por supuesto que fui a un biergarten como me recomendaste. Alucinante!!! Comí y bebí tanta cerveza esa semana que el último día no me abrochaban los pantalones.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. conozco esa sensación....!!!!! sabía que te gustaría, pero la siguiente a Berlín! eh?

      Eliminar
  4. Parece enorme, sin duda hay que madrugar para ir a visitalo jeje.
    Me ha encantado, es interesante, veo que no se aburren ni los más peques jeje.

    Besos
    http://cute-m.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Hola Pepaaa!!.. Qué museo más interesante. Me encantaría verlo.
    Un besote ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!