10 prácticas que me ayudan a mantener el pensamiento positivo con éxito

Si he tenido (y sigo teniendo) un objetivo claro a lo largo de este año, ha sido mantener con todas mis fuerzas el positivismo. Y lo reconozco, no siempre lo he conseguido. Porque justo después de acabar mis tratamientos con éxito y cuando pensaba que me esperaba una época aparentemente tranquila, se produjo una pérdida en la familia para la que para nada estaba preparada. Nuestro gato Romeo de dieciocho años nos dejaba y obviamente esta situación tan dolorosa, me ha dejado emocionalmente devastada. Sin embargo, lo malo es menos malo cuando se compensa con algo extremadamente bueno. En mi caso, que me confirmaran que estoy en remisión completa y que ya no hay nada maligno dentro de mi cuerpo. Porque sí, ¡lo conseguí! La lucha que comencé justo hace un año, contra dos tipos diferentes de cáncer: ¡al fin, se ha acabado! Ahora solo me queda enfrentarme a los nervios, cada vez que se vayan avecinando los controles médicos. Pero si de algo estoy segura, es que el positivismo me ayudará a sobrellevar con calma esos momentos. Al igual que me ayudó, junto a estos otros factores igual de importantes, a recuperarme durante esta dura fase.



Porque algunas ya nos conocemos y bien sabemos que no somos positivas de nacimiento. Pero lo importante es que con el tiempo, hemos ido aprendiendo a verlo, lo reconocemos y sobre todo ahora sabemos, ¡que se puede trabajar en ello! Eso sí, hay que proponérselo y ser consecuente diariamente con ello. Por eso, hoy quiero compartir con vosotr@s estos diez consejos prácticos que en mi caso me están ayudando a mantener el pensamiento positivo con éxito y a la vez a reducir el efecto tan dañino que el estrés emocional, parece tener tanto en mi mente como en mi cuerpo. ¿Qué me dices? ¿Te suena de algo todo esto? Pues sí es así, te animo a que sigas leyendo...

1. Evita a toda costa lo negativo
Algo un tanto evidente, si lo que queremos conseguir es centrarnos en lo positivo. Pero aún así, para nada es algo que deberías pasar por alto. Reflexiona sobre ello tirando de sentido común y sobre todo tomáte tu tiempo porque quizá el ritmo frenético de tu rutina te haya absorvido y ni siquiera te hayas parado a pensar nunca en ello. Localíza lo que te hace sentir mal y no seas compasivo con ello. Quizá se trate personas de tu entorno, situaciones, malos hábitos, lugares o algunos de tus propios pensamientos. ¡Empieza por reconocerlo y luego simplemente acacaba con ello sin remordimientos!

2. Rodéate de personas que solo sumen
De esas con las que puedas ser siempre tú mismo y de esas que se alegren siempre por lo bueno. Valora como oro, a esas que se interesen al detalle por todo lo que haces, las que te escuchen y te apoyen, al igual que tú lo haces. Construir un buen círculo de apoyo sano, es el pilar esencial para mantener el pensamiento positivo a muy largo plazo y una de las cosas más motivantes que te ayudará a salir siempre adelante, independientemente de lo que te pase. Y por supuesto, es tremendamente gratificante.



3. Priorízate
No tengas reparos en eso de ponerte siempre primero, y menos en eliminar cualquier cosa que notes que se está llevando tu energía positiva de manera gratuita. De verdad crees, ¿que hay algo más importante que tú mism@? Ya te adelanto yo, ¡que no! Enfócate en lo bueno, en lo que te aporte y acaba pero ya, ¡con los saboteos propios y ajenos! Obviamente no todas las situaciones o personas son evitables, pero en ese caso limítalas y dosifícalas. ¡Y sobre todo relativízalas! Hay muy pocas cosas que realmente sean importantes y tú lo sabes. En mi caso, siempre me dejo llevar por mi intuición porque en el fondo nadie mejor que yo sabe, lo que claramente me hace sentir bien y lo que por el contrario me desequilibra un montón.

4. Aprende a decir que NO
Y con decir que no, no solo me refiero a decir que no a esos planes que no te apetecen o a tener que ver a personas que no te aportan absolutamente nada. Obviamente no está nada mal tener localizadas esas bombas de negativismo andantes que todos conocemos y que independientemente de los problemas que tengas, solo hablan de ellos (de ellos y de ellos). O esos que no se preocupan de nada y aparecen de repente cuando necesitan algo, así con toda su cara. Apartarse de esta gente es muy importante y para nada hay que subestimar cómo este tipo de desgaste influye en nuestra salud mental. Y aún más si al igual que yo, pasaste por un momento vital tan clave como es una enfermedad grave. Pero si hay algo aún más importante, es quitarnos de lo negativo que nos autoproducimos nosotros mismos. Con esto me refiero a los pensamientos en bucle que todos tenemos, las limitaciones sin sentido que nos ponemos y de las que a veces sin razón alguna nos convencemos. Os puedo asegurar, que puedes conseguir todo lo que te propongas pero para ello debes de empezar por convercerte de ello. Es tan simple como eso, ¡así que no esperes más para hacerlo!



5. Quiérete y trátate bien
Cuídate, arréglate, come sano, y muévete. Tu cuerpo es igual de importante que tu mente, y debes encontrar ese equilibrio que te haga sentirte a gusto contigo mismo. Acéptate, y intenta no verbalizar palabras negativas sobre tí mismo. Al contrario, dedícate exclusivamente cosas bonitas. ¡Y punto! En el caso de que no tengas el día, simplemente no te digas nada pero no sabotees gratuitamente tu autoestima porque te aseguro que esto no es ninguna tontería. Nuestro cerebro no diferencia lo que es verdad de lo que es mentira, y mucho menos lo que pensamos de lo que imaginamos. No te intoxiques y dedícate pensamientos de calidad. Disfruta de esas cosas que tanto te gustan y te renuevan de energía. Inspírate diciendote "Sí a tí mism@" porque a la larga vas a agradecertelo hasta el infinito.

6. Introduce el orden y la organización en tu rutina
Esto te hará sentirte mejor, vivirás en paz y con más tiempo para tí mism@. En mi caso, tener la casa ordenada y bonita, me motiva a la vez que me hace sentir tremendamente positiva. Organizarme me permite vivir en calma tanto mental como físicamente. Me evita el estrés y de este modo llego a todo sin prisas y con dosis de motivación extra al ver cumplidos mis objetivos (y de muy buenas maneras). Gano en satisfacción porque soy una de esas personas perfeccionistas que les gusta hacer las cosas bien y con tiempo. Y no solo eso, porque me da seguridad en mi misma día a día. Organizarse solo aporta cosas buenas y al menos en mi caso, me ayuda a no perder el objetivo de seguir enfocada en una vida positiva.



7. Regálate momentos y rincones bonitos a diario
Súbete el ánimo con lo visualmente inspirador. No podrás alcanzar nunca una estabilidad si lo que te rodea es puro caos y desestablidad, ya sea visual o mental. Así que ponte a limpiar, ordenar y organizar al completo tanto tu mente, tu agenda y cada esquina del hogar. Esto trae consigo efectos positivos, y te ayudará a desconectar. Y si puede ser, reserva un lugar fijo en tu agenda al que dedicarle diariamente unos minutos a esta tarea. Yo suelo hacerlo todos los días veinte minutos después del desayuno. Primero ordeno la casa y luego organizo mi agenda, estableciendo los objetivos claros a cumplir para ese día.

8. Atrévete con nuevos retos
Moverse y entretenerse te ayudará a desconectar y mantenerte mentalmente fresco. No esperes más y ponte a hacer lo que te gusta. Anímate ya con ese proyecto, enfoca tu vida en la dirección que de verdad quieres. No tengas miedo a ponerte retos. Hazlo con cabeza pero no pierdas demasiado tiempo pensando en ello. Simplemente hazlo, ponte en marcha. En mi caso, nunca me había animado a dedicarle tanto tiempo al blog. Tuvo que ser la enfermedad, la que me haya motivado a dar caña a este proyecto y trabajar en él día a día con una enorme sonrisa. Me gusta lo que hago, no tengo miedo de ello y voy a por ello. Si algo tengo claro, es que tener objetivos claros que cumplir y mantenerse mentalmente ocupado en algo con lo que disfrutas, ayuda (pero bien) a mantenerse positivo a largo plazo.



9. Vive y concéntrate únicamente en el presente
Evita la ansiedad de lo que pasará, y sobre todo no te tortures por lo que ya pasó. Concentráte en el aquí y ahora, disfruta de los detalles, de los momentos y de las personas. Deja el teléfono un poco al lado y tómate tu tiempo para observar lo que te rodea. No hagas un montón de cosas diferentes a la vez sino de una en una. Concentrándote y disfrutando de ellas, sean lo que sean. Los que a menudo hemos pasado por largas enfermedades, solemos aprender a concentrarnos en las pequeñas cosas para que los días (menos buenos) sean más soportables. Ver un pájaro pasar, un sabor, o simplemente poder caminar. Ver el atardecer desde la ventana, tomar el sol en una hamaca o disfrutar de un baño de espuma interminable con tu música favorita sonando a tope.

10. Disfruta de esos detalles que para la mayoría son inapreciables
Yo no he tenido que pasar por una mala racha para valorar los detalles, porque siempre han sido para mí esenciales. Lo que está claro es que probablemente ahora lo haga de una manera más intensa. Como ya os dije anteriormente, la clave está en vivir al día sin más. Simplemente concentrándome en el momento, pasándolo lo más rápido posible si es malo y aprovechándolo al máximo si es bueno. Aprovecha para escribir estos últimos a modo de reflexiones, porque quizá releerlos en un futuro te hará sentir realmente bien y te impulsará de nuevo hacia el positivismo si por una cosa u otra, te desviaste de él.



¿Qué me decís? ¿Creéis o no, en los buenos efectos que el positivisto tiene sobre nosotros? ¿Os han gustado mis consejos? ¿Vais a animaros a ponerlos en práctica? ¿Añadiríais algún otro a mi lista?

¡Espero impaciente vuestros comentarios! Y como siempre os espero en Twitter y Instagram, donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más. Y si te gustan tanto mis looks como mi estilo decorativo, pásate por mi perfil de 21 Buttons desde donde los podrás comprar.

Comentarios

  1. Muy buenos consejos preciosa!
    Siento lo de tu gatito
    XX

    https://www.elblogdebarbaracrespo.com/2019/10/friends-t-shirt/

    ResponderEliminar
  2. Es fundamental para una salud mental buena, yo lo intento aunque a veces es complicado. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos nuestros momentos, pero lo importante es no olvidarlo y
      seguir adelante retomando el positivismo 😉

      Eliminar
  3. Un decálogo perfecto para afrontar la vida de una manera más positiva, que a su vez es la más lógica. Y por ejemplo, el saber decir no es algo que deberíamos poner más en practica así como dedicar más tiempo a aquello que realmente nos haga ilusión. Me alegro de que estés bien Pepa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Miguel. Muchas gracias por tus buenos deseos 😉

      Eliminar
  4. Me encanta que seas tan positiva, seguro que a partir de ahora la vida te va ir muy bien ,ya te toca.🥰

    ResponderEliminar
  5. Tomo nota Pepa, pues a mi hay veces que me cuesta mantenerlo en positivo. Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Vaya, Pepa, no sabía que has librado una dura «batalla», no solo física sino interna, que esa es la más difícil de ganar. Y como todo en esta vida sucede por algo, es evidente que a ti, te esperaba descubrir, todo tu potencial inmenso oculto internamente, y que necesitaba una espita para salir afuera o que te dieras cuenta de ello a través de la enfermedad, como podría haberte ocurrido con otro pretexto diferente. Porque si estamos aquí, es para aprender a superarnos y a desarrollar todo aquello que llevamos en nuestro interior. ¡El cuerpo también nos habla y hay que aprender a escucharlo!
    Si eres negativa atraerás lo negativo, por ello estoy muy de acuerdo con evitarlo, tal y como lo has ido desarrollando en estos 10 «mandamientos» o consejos.

    Me ha encantado tu entrada, ya que todo lo referente al crecimiento personal e interno, lo encuentro imprescindible para vivir con salud, felicidad y amor. Me alegro que ya estés fuera de peligro.

    Un abrazo y cuídate mucho. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras de ánimo, un abrazo 😉

      Eliminar
  7. Siempre en positivo....Nunca en negativo. Es una frase que suelo aplicarme mucho pues a mi edad la vida me a dado muchos momentos malos y difíciles en los cuales el mirar hacia adelante ayuda. Como se suele decir....p'a trás, ni pa coger impulso. Besinos wapa y buen finde

    ResponderEliminar
  8. Que genialidad pienso como vos
    tu camino no ha sido fácil y mantienes el tiempo de adornarlo con flores con palabras maravillosas de tu mente joven y clara. Y al mismo tiempo reenfuerzas lo positivo cuando escribes te felicito muchacha

    ResponderEliminar
  9. Wonderful advice. I also try to think as positively as I can. It makes such a difference from day to day.

    ResponderEliminar
  10. Uissssss la verdad que me ha encantado todo, de vez en cuando necesitamos volver a leerlo todos para ponerlo en práctica... Gracias por compartirlo, muackkkkk

    ResponderEliminar
  11. QUERIDA MÍA...
    No sabes cuanto me ha alegrado leer que tu tratamiento ha dado los frutos esperados.
    Siempre he sabido que eras una mujer llena de vida, pero al ver como has llevado tu enfermedad, tu FUERZA, POSITIVIDAD Y CONFIANZA, solo ha hecho que reforzar la imagen que tenía de ti.
    ADELANTE CON FUERZA MI QUERIDA AMIGA, tengo una amiga a la que solo le daban 4 meses de vida, y ya lleva seis años haciendo vida normal; porque ahora, del CANCER YA NO SE MUERE!!!
    Pero eso si, la alimentación es muy importante; estoy casi segura de que ya te habrás documentado, pero buscando en internet puedes encontrar pautas que te ayuden con ello. MIS RECETAS ANTICANCER de la DRA ODILE FERNANDEZ y sus libros; sobreviviente de dos cánceres muy agresivos, que superó con éxito en parte debido a la alimentación, de eso hace ya 9 años, son una buena muestra de ello.
    UN ABRAZO DESDE EL CORAZÓN MI QUERIDA NIÑA, CUÍDATE Y SE FELIZ ^:^
    Conxita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario tan amable Conxita. La verdad es que cuido mucho mi alimentación, y más durante este año. Para mí no existe alternativa a lo saludable, y creo que este buen hábito me ayudó tanto a curarme como a recuperarme tan rápido. Tomo nota del libro, gracias por recomendármelo. Un abrazo 😊

      Eliminar
  12. Las fotos son preciosas!
    Feliz día! ♡♡♡

    ResponderEliminar
  13. Hola.
    Sin duda unos consejos muy buenos, es verdad que hay que mantener lo negativo bien lejos, y tengo que aprender a decir que no, la verdad es que eso me cuesta horrores lo confieso.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no es fácil, pero deberías empezar a hacerlo 😉

      Eliminar
  14. very nice tips.. I am happy that I follow most of it
    https://www.stylebasket.in/

    ResponderEliminar
  15. Que importante rodearse de personas que sumen y que no sean negativas porque a mi me agotan, todo lo ven tan negro que de verdad me saturan y no puedo con ellas, cuanto más lejos estén mejor.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué post tan bonito es inspirador! Yo he pasado por una racha muy mala y me ha servido tomarme tiempo para mí misma, hacer deporte, fijarme objetivos pequeños pero realizables y poner orden a mi casa.
      Por cierto, me alegro mucho de que estés ya bien.

      Eliminar
    2. Me alegro de que tú también, hasta de las malas rachas se saca provecho 😉

      Eliminar
  16. No sabes cuantísimo me alegro de que estés bien! Ahora a vivir aún con más ganas y con más energía para celebrar la vida. Es duro, pero los pensamientos positivos son todo, aunque parezca una tontería, es muy importante aprender a ver las cosas desde el vaso medio lleno. Muy buenos consejos los que hoy nos has regalado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, así que vamos a ponerlo en práctica. Gracias por tus buenos deseos 😁

      Eliminar
  17. ¡Qué consejos tan buenos! A mí hay dos cosas que me cuestan bastante y tengo que trabajar en ellas: Relativizar (me preocupo por todo y hago montañas de un grano de arena) y vivir más conectada con el presente, mi mente siempre está viajando al futuro y eso es muy estresante.

    El punto 7, regálate momentos y rincones bonitos a diario ¡es mi favorito!

    Un abrazo y a seguir así de fuerte. Todo lo que está por venir seguro que es genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa más o menos lo mismo, pero en realidad no tiene sentido concentrarse en esas cosas que ni siquiera llegan a pasar. Crucemos los dedos para que todo siga bien y a seguir buscando sitios chulos 😘

      Eliminar
    2. Primero te felicito por ser tan valiente, eres un ejemplo para muchos!!

      Pero además tus reglas son excelentes y solo agregaría una que sintetiza las 10: ÁMATE, ÁMATE, ÁMATE....

      Paz

      Isaac

      Eliminar
  18. Enhorabuena por tan gran noticia y pena por tu gatito.
    Los consejos que das siempre son positivos y de agradecer.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho de que sean bien recibidos,
      espero que te ayuden mucho 😉

      Eliminar
  19. Hola guapa, me alegro mucho de que hayas superado ese obstáculo, de verdad felicitaciones de todo corazón! Y siento lo de tu gatito, te entiendo yo siempre he tenido animales y para mí son como un miembro más de la familia...
    Los tips que nos propones son muy acertados, yo intento aplicarme varios de esos porque no siempre soy positiva, y por ejemplo el número 9 es lo que más me cuesta... al menos estoy trabajando en ello :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo Kat, y por los buenos deseos. No sabes como te lo agradezco 😘
      Mantener el positivismo no es fácil, pero hay que intentar trabajar en ello todos los días hasta que se convierta en un hábito. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  20. Me has emocionado porque todo lo que dices es totalmente cierto! Cuidarse es una actividad multidisciplinar que requiere de tiempo y esfuerzo, pero todo lo que se gana es impagable <3

    Y a los que absorben energía... ufff, que se apliquen el cuento y que se cuiden también, pero solitos! xD

    Buen viaje, Romeo <3

    (ahora es cuando te confieso que después de la operación del tumor de la pata murió la gata de mi suegra... y después de la parótida, el gato! qué te parece? ha sido casualidad, pero siento que me dieron un poquito de su vida! suena a locura, lo sé, miau xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es yo, también siento lo mismo. No sé si creer en las casualidades. Que curioso, la verdad 🤔

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios! 💕