Hamburgo | Mi guía personal para pasar un fin de semana en invierno

Hace unas semanas, decidimos pasar un fin de semana en Hamburgo. No se trataba de una ciudad nueva para nosotros, porque la habíamos visitado en alguna otra ocasión. Sin embargo, nunca habíamos tenido suficiente tiempo para recorrerla y disfrutarla a nuestra manera. Tampoco elegimos los días para visitarla aleatoriamente pues justo a la vuelta, me tocaba enfrentarme a unos importantes resultados médicos. Como estas situaciones siempre van a acompañadas de muchos nervios, me pareció una buena idea hacer esta escapada para mantenerme mentalmente ocupada. Y la verdad, ¡fue todo un acierto! Más que nada porque logré desconectar y a la vuelta, me confirmaron que estoy completamente recuperada. Pero a lo que iba. Hamburgo es una ciudad increíble que nada tiene que ver con Berlín, a pesar de estar a tan solo dos horas de distancia en tren. Como buena ciudad norteña, en ella abunda lo naútico, las fachadas antiguas de ladrillo rojizo y por supuesto, el pescado. Conserva un estilo entre industrial y vintage, que en mi caso no me puede gustar más. Además es muy bonita y tiene un estilo muy personal, de ahí que os recomiende visitarla si tenéis oportunidad.



Nos alojamos en un hotel muy mono situado en la famosa ciudad de los antiguos almacenes del puerto, Speicherstadt en alemán (foto 3 y 5). Si os interesa, se llama Sir Nikolai Hotel (foto 2) y podéis reservarlo aquí o simplemente cotillearlo. Además de que la habitación es muy funcional y está decorada con muy buen gusto, el desayuno es buenísimo (y encima con huevos estilo benedictino incluidos). Nada más dejar el equipaje, fuimos a disfrutar de una buena sopa de pescado (Fischsuppe, en alemán) en un local de lo más famoso entre los hamburgueses (foto 4). Se llama Fleetschlösschen by Daniel Wischer (Brooktorkai 17) y está situado en una casita de ladrillo muy pequeña justo a orillas del río. Se trataba de una antigua aduana y como nos gustó mucho, repetimos la experiencia casi a diario porque nos pillaba muy a mano. También probamos otras especialidades de la ciudad, como el arenque con ensalada y patatas (en alemán, Matjes „HausFrauenart“mit Bratkartoffeln) o el pescado empanado con salsa de mostaza (en alemán, Hamburger Pannfisch).





Otro lugar que me encantó, fue la Filarmónica de la ciudad. Más conocida como Elbphilharmonie, es un lugar que no os puedo recomendar más. La entrada es gratuita, pero la tienes que recoger en taquilla antes de entrar. Tanto su interior como las vistas que hay desde su mirador sobre toda la ciudad, ¡son lo más! Su fachada es de lo más impresionante porque al ser como de espejo, en ella se refleja el mar. Además de eso, su techo tiene como tres olas que me recuerdan al oleaje que hay durante las tormentas (búscala en la foto 7). Y como en esta época por allí hace bastante frío, os recomiendo entrar un poco en calor mientras tomáis un rico café en la cafetería Genuss Speicher (St. Annenufer 2). Se encuentra en la planta baja del museo del café de la ciudad, más concretamente en lo que era un antiguo almacén. Así que como os imaginaréis el café allí sabe muy bien. ¡Ah! Y no os olvidéis de acompañarlo con el dulce más típico de Hamburgo. Se llama Franzbrötchen y es perfecto para tí, si te gusta la canela (foto 6).




Tiempo para visitar un museo de arte también tuve, con la suerte de que en la galería Bucerius Kunst Forum (Alter Wall 12, precio 9€) había una exposición de arte moderno americano. Creo que nada más leáis su nombre, os quedará bastante claro lo que por allí me he encontrado: Amerika! Disney, Rockwell, Pollock, Warhol. Si tenéis oportunidad, os recomiendo visitarla (foto 10). Pero no os lo penséis mucho porque tan solo está disponible hasta el doce de enero del 2020. Pero sin duda alguna, con lo que más disfruté fue con un musical. Para los que no lo sepáis, Hamburgo es conocida por ser la ciudad de los musicales, de ahí que haya una gran oferta. Nosotros disfrutamos del Rey León, en alemán Der König der Löwen. Me pareció muy curioso que todos los teatros de los musicales, estuvieran situados en una isla a la que se accede en barcos. Son totalmente gratuitos y se encuentran en el muelle Landungsbrücken 1. Si os interesa, aquí podéis informaros sobre los musicales que actualmente están disponibles. Y tanto el teatro como el barco, podéis encontrarlos en color amarillo en las fotos de abajo (fotos 8 y 9).





Otro planazo con los que disfruté bastante, fue visitando el museo marítimo. En alemán, es conocido como Internationales Maritimes Museum (Koreastraße 1, entrada 13€). Lo que lo hace especial, es que tiene la mayor colección privada de tesoros marítimos del mundo (foto 11). Por allí puedes encontrar maquetas de todo tipo de barcos o de puertos y hasta antiguos uniformes marineros. Tened en cuenta que aunque lo queráis ver por alto, os va a llevar un par de horas recorrerlo porque es tremendo. Y hablando de barcos, no os podeís ir de Hamburgo sin subiros a un auténtico carguero. Estoy hablando del barco Cap San Diego (fotos 12 y 13), situado en el puerto junto al puente Überseebrücke. Aunque podría estar perfectamente en uso, se encuentra anclado y convertido en un museo. Tras pagar una entrada de 7€, podréis subiros a él y descubrir libremente cada uno de sus recovecos. Me impresionaron especialmente, la sala de máquinas y las claustrofóbicas bodegas de carga. ¡Una auténtica gozada!





Y no se me ocurre mejor manera de despedirme de esta ciudad tan marinera que comiendo alguna especialidad local en el restaurante alemán Restaurant Schoppenhauer (Reimerstwiete 20). Suele abrir al medio día y está situado en una casa tradicional de lo más adorable. La comida es original y el servicio es encantador, de ahí que os lo recomiende un montón. ¡Y con este buen sabor de boca, finaliza mi guía personal para disfrutar a tope de Hamburgo! La verdad es que me quedaron un montón de planes pendientes. Una razón más para pasarme de nuevo, cuando llegue el buen tiempo.

No olvides que puedes consultar esta guía al detalle y en movimiento, en las stories destacadas de mi perfil de Instagram. ¡Estoy segura de que te va a encantar! ¿Qué me decís? ¿Ya conocéis Hamburgo? Si es así, ¿coincidimos en algún descubrimiento? ¿Qué es lo que más os gusta de esta ciudad? ¿Añadiríais algo más a mi guía personal?

¡Espero impaciente vuestros comentarios! Y como siempre os espero en Twitter y Instagram, donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más. Y si te gustan tanto mis looks como mi estilo decorativo, pásate por mi perfil de 21 Buttons desde donde los podrás comprar.

Comentarios

  1. I have never been in Hamburg but i really want to visit this city. Maybe Next year :) beautiful photos

    ResponderEliminar
  2. No me esperaba que fuera tan bonita la ciudad, no me la planteaba como destino, pero después de esta entrada entra en la lista de ciudades a visitar. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Pepa por la información de servicio y por dar a conocer con tu personal estilo una ciudad que invita a conocerla cuanto antes. Y qué buena pinta tiene la comida que has fotografiado. Además, las zonas portuarias dan para sacar excelentes fotografías como las que nos regalas. Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel, me alegro que te haya gustado 😉

      Eliminar
  4. Glad to hear you in good and fully recovered right now. I believe that some place is good for healing. I like all of your awesome photos. Thanks.

    ResponderEliminar
  5. Fantástico planazo de fin de semana y me parece que queda corto después de ver todo tu amplio reportaje fotográfico. ¡Qué ciudad tan bonita! XD

    ¡Enhorabuena por tus últimos resultados médicos! :P

    ¡Feliz fin de semana! :)

    ResponderEliminar
  6. Genial ;) Me lo apunto sin duda y te sigo la pista. Tu blog me ha encantado ♥ ❤ ❥ Besazos gigantescos ♥ ❤ ❥ Nos vemos por el blog ¡¡muas!!

    ResponderEliminar
  7. Me encantó todo el recorrido que con esas fotos tan guapas me parece que estoy yo por allí. besinos solete

    ResponderEliminar
  8. I would love to visit Hamburg. Nice photographs!

    ResponderEliminar
  9. Que hermosa la ciudad! Cada relato me haces viajar un poquito. Gracias por compartir!!!! te espero por mi blog! besos

    ResponderEliminar
  10. Ese Franzbrötchen lleva mi nombre! literalmente xD

    Hamburgo parece un planazo! ^^

    ResponderEliminar
  11. Justo me voy a Hamburgo el viernes, ¡qué casualidad! En realidad vamos a ver a una de mis mejores amigas que se mudó para allá en agosto pero me he apuntado varias de tus recomendaciones. Ya te contaré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que casualidad, ¿no? ¡Eso, eso cuéntame a la vuelta!

      Eliminar
  12. No conozco Alemania y cada vez, gracias a ti, me dan más ganas de ir...

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa, he seguido tu escapadita por Insta y las fotos son chulísimas :) He leído tu post con atención porque cuando busco ofertas para alguna escapada Hamburgo es una de las ciudades que me salen más baratas. Me alegro de que te ayudara a desconectar. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, a ver si te animas. Pero te recomiendo que lo hagas en primavera o verano, cuando las temperaturas sean más agradables 😉

      Eliminar
  14. Tengo ganas de Hamburgo!!!!!
    Besos rojos por doquier Pepa!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola guapaaa, qué preciosidad de ciudad, muackkkk

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa! te acabo de seguir por instagram, que no lo hacía! Me encanta la escapada y que nos la enseñes y cuentes para cuando decidamos ir por Alemania. Me alegro muchísimo que desconectaras y lo pasaras tan bien. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien, espero que os animéis pronto a visitarla 😘

      Eliminar
  17. Beautiful travel adventure. I haven't been to a museum in years. This reminds me how much I miss going to one.

    ResponderEliminar
  18. Hola Pepa!!
    La verdad es que me encanta venir a tu blog porque hablas tan bien de los sitios que visitas y con tantas ganas que dan ganas de abandonarlo todo y visitar esos sitios. Si a eso le añades las preciosas fotografías que nos muestras, apaga y vamonos :D
    No he estado en Hamburgo. En realidad fuera de España no he salido nunca, pero me ha gustado mucho conocerlo a través de tus palabras!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Sandra! Me encanta tu comentario y deseo que pronto tengas la oportunidad de viajar fuera. Un abrazo 😘

      Eliminar
  19. Felicidades Pepa por tu estupendo resultado.
    Hamburgo debe de ser digno visitar. Le tengo ganas también.
    Las fotos preciosas como siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Y a visitar Hamburgo en cuanto tengas oportunidad...

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios! 💕