5 curiosidades sobre el castillo Neuschwanstein

Situado en los Alpes de Baviera y muy cerca de Füssen, el castillo de Neuschwanstein (1869) es como sacado de un cuento romántico. Se trata de otro lugar que me moría de ganas por visitar, así que aproveché nuestra visita familiar al sur de Alemania para pasarme a conocerlo. No pude visitar su interior porque solo es posible hacerlo con un guía turístico y no había citas disponibles. Pero os aseguro que disfruté suficiente paseando por los alrededores y fotografiándolo desde diferentes perspectivas. Reconozco que mis expectativas eran altas y en este caso, la realidad superó con creces mi imaginación. Nada más lo vi asomar por ese desfiladero, supe que automáticamente pasaría a ser uno de los lugares más bonitos que he visto en mi vida. No sé vosotros, pero yo lo veo como una fantasía medieval hecha realidad. Y también, como el prototipo de castillo perfecto.



Al parecer, nunca llegó a cumplir las funciones de un castillo y tampoco las estratégicas como fortaleza. Dicen que su construcción deriva de la creatividad de un rey (Luis II) un tanto fantástico. Y vaya si lo consiguió pues parece como sacado de un escenario de una obra de teatro. Se trata de uno de los lugares más famosos de Alemania y más concretamente: el más visitado y el más fotografiado. Pero desde mi punto de vista, lo más interesante es que en torno a él surgen historias de lo más curiosas. Seguid leyendo, si os apetece conocerlas. Estoy segura de que más de una, os dejará con la boca abierta.




Fue en él, donde se desarrolló el primer teléfono móvil de la historia.

¿Este dato no os parece de lo más estrambótico? ¡Pues es vedad! Hace más de cien años, instalaron un teléfono móvil en su interior. Pero no os vayáis a pensar que funcionaba como los teléfonos actuales. ¡Para nada! Pues su cobertura máxima era aproximadamente de seis metros. Mucho me temo, que este teléfono móvil era poco funcional para tales dimensiones de los aposentos reales.

Sus habitaciones se usaron para almacenar oro y obras de arte robadas por el régimen nazi.

Lo que no me sorprende nada pues parece que durante esta época, invadir las propiedades más impresionantes y majestuosas era de lo más normal. Aunque algo muy sospechoso es que al acabar la guerra, no se supo donde fueron a parar la mayoría de las obras de arte. Por supuesto, del oro ni rastro.

Fue protagonista de una de las obras del artista Andy Warhol.

Parece ser que Andy y yo, coincidimos en gustos. En 1987, se inspiró en este castillo y creó una litografía en la que Neuschwanstein era el protagonista. Es decir, hizo una impresión de una fotografía del castillo y la superpuso en un fondo de colores llamativos. No sé a vosotros pero a mí esa obra, no me puede parecer más bonita. Si tenéis interés, solo tenéis que buscar en google: Neuschwanstein by Andy Warhol. O también, podéis visitar mis stories de Instagran donde os la voy a enseñar.




En el año 2003 cayeron partes de un meteorito muy cerca de él.

Pero por suerte, suficientemente lejos para no dañarlo. El meteorito en cuestión se hizo bien popular y pasó a llamarse el famoso Meteorito de Neuschwanstein. La mayor de sus partes llegó a pesar cuatro kilos y medio. Uno de los fragmentos se encuentra protegido y exhibido en un museo de Nördlingen. Habrá que pasarse por allí para verlo...

Tan idílico es que hasta enamoró al mismísimo Walt Disney.

Quién lo convirtió en el logo con el que se presentan sus películas y posteriormente, lo transformó en el castillo de la Bella Durmiente en la ficción. No me digáis que no sabéis de que hablo. Pensad en el típico castillo de Disneyland y os daréis cuenta de que es una réplica exacta de Neuschwanstein. Flipante, ¿eh? Aunque pensándolo bien, no me sorprende porque probablemente no exista ningún otro castillo en el mundo con tanta magia y tan único como este. ¿No creéis?




Y hasta aquí ha llegado el post de hoy. Espero que os haya gustado e inspirado. ¿Qué me decís? ¿Es o no es, un lugar como sacado de una película Disney? ¿Cuántos de vosotros lo conocéis? ¿Os ha gustado? Espero vuestras respuestas en los comentarios y recuerda que puedes visitar mis stories de Instagram si te quieres inspirar más.

Por cierto, las publicaciones retomarán un ritmo normal a partir de septiembre. Esto quiere decir que cada viernes habrá un nuevo post. Pero mientras tanto, te animo a seguirme la pista a través de Twitter e Instagram, donde comparto mi día a día, ideas de decoración, rincones con encanto de Berlín y un montón de cosas más.

Comentarios

  1. Es hermoso, y los datos muy interesantes, saludos:D

    ResponderEliminar
  2. Qué lugar tan bonito y las fotos son preciosas!!!

    ResponderEliminar
  3. me has encantado lo bien que esacribes y el arte de tu blog me ha fascinado

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué recuerdos me trae tu publicación! Lo visité hace 4 veranos, le tenía muchas ganas y no me decepcionó nada. Recuerdo la imagen de verlo aparecer a lo lejos y e ir emocionándome conforme nos acercábamos. La visita se me hizo corta pero valió la pena, ¡es una pasada!

    Un besote guapísima, qué bien te veo en las fotos :)
    Patri.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas tenido la oportunidad de visitarlo y que lo hayas disfrutado tanto como yo. Un beso Patricia 😘

      Eliminar
  5. Es un castillo precioso. Además cuando lo visitaste hacía buen día... Me encanta pasarme por tu blog y ver que estás bien y nos traes posts tan interesantes como este.
    Feliz día,

    ResponderEliminar
  6. Cuando estuve en mi ruta en coche por la Selva Negra lo visité y me encantó, pero para nada sabía tantas curiosidades...¡Qué gracia me hizo lo del movil!. Un besin Pepa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ese viaje fue memorable! Tendrás que repetirlo otra vez 🤭

      Eliminar
  7. Hola Pepa!!
    Yo lo visité una vez y hace ya 26 años!!
    No lo disfruté mucho ya que a pesar de que era agosto era un día frío y lluvioso, además de llevar a mi hijo con apenas 9 meses.
    Por aquel entonces se podía entrar sin problema y fue lo que hicimos, pero apenas recuerdo mucho de como era.
    Hoy, con tu Post, he aprendido más sobre este maravilloso castillo ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que hayas aprendido algo. Quién sabe si volverás a visitarlo...
      Pero espero que en un día soleado 🤭

      Eliminar
  8. Ya decía yo que me recordaba mucho al castillo de Disney :P ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. No sé si me gustan más las fotos o las historias tan maravillosas que nos cuentas, ¡es totalmente de cuento! Los sitios así desprenden magia.

    ResponderEliminar
  10. So beautiful! Love the nature and this castle totally looks like from the Disney movies.

    ResponderEliminar
  11. Bellisimo Post! al mirar las fotos, me remite a cuentos de Disney dato que despues confirme con la lectura del post. Me parecio super interesante toda la historia que hay detras de este castillo! Un beso enorme, nos leemos!

    ResponderEliminar
  12. Es un lugar precioso, y vaya curiosidades!
    feliz finde!
    S

    ResponderEliminar
  13. Que maravilla de lugar guapa, espero que la próxima vez ya en condiciones normales puedas hacer la visita al interior, la verdad es que a mi también me apetecería mucho conocerlo, ¡feliz semana!

    www.luciagallegoblog.com

    ResponderEliminar
  14. No sabes las ganas que tengo de conocerlo, porque me parece mágico. Ojalá pronto.

    ResponderEliminar
  15. ¡qué brutalidad Pepa!
    y tú qué guapa! Es una entrada de película
    Besos rojos por doquier

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué fantasía! Es un castillo muy "de cuento", no me extraña que inspirase a Disney <3

    ResponderEliminar
  17. Ay, por favor! Ya me parecía bonito, pero ahora me he quedado inlof con esas curiosidades supercuriosas que nos has contado! *-* lo tiene todo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!