Cómo pensar en positivo: Prácticas que cambiarán tu vida a mejor

Últimamente no dejo de reafirmarme en eso de que pensar en positivo, solo tiene beneficios. Y esto me lo corroboran los buenos resultados que estoy obteniendo a lo largo de estos últimos años, en los que estoy enfocada en conseguirlo. Mantener la mente positiva no es fácil pero como todo en la vida, si lo quieres conseguir, hay que empezar por proponérselo. De ahí que uno de mis propósitos que más se repita en mis listas de objetivos sea eso: mantenerme positiva, pase lo que pase y cueste lo que cueste. Hacer del pensamiento positivo un hábito diario, lleva su tiempo. Ser licenciada en Psicología, me está ayudando mucho y en este caso, no me importa partir con ventaja. Últimamente estoy bastante interesada en profundizar en este asunto, siendo uno de mis pasatiempos actuales: leer libros sobre pensamiento positivo. Con cada uno de ellos aprendo algo nuevo, me inspiran y son el último empujón que necesitaba para animarme a escribir este post. 

10 prácticas del pensamiento positivo que cambiarán tu vida si las aplicas en tu día a día: 

1. Reeduca tu mente y adopta sin excusa una personalidad de carácter positivo

Esto es tan fácil, como empezar desde ahora mismo a cambiar la manera de pensar y vivir con una mente en la que predomine lo positivo y no con una en la que haya una continua lluvia de problemas. Vacía tu mente un par de veces al día. Elimina todas esas ideas limitantes que tienes y llénala con otras motivantes e inspiradoras.

2. Ten seguridad en tus habilidades y cree en ti mismo

Haz una lista con tus puntos fuertes y tus logros obtenidos hasta ahora que te ayude a convencerte de tus fortalezas. No la tires, guárdala y repásala cuando lo necesites o tengas un día menos motivante. Recuérdate a ti mismo lo mucho que vales.

3. No le tengas miedo al éxito

Uno suele ser resultado de sus pensamientos y de lo que imagina que es. Así que apuesta por la prosperidad y no por la carencia.

4. Espera siempre lo mejor y nunca lo peor

¿Qué te merece más la pena? ¿Gastar todo tu tiempo y energía en pensar lo peor o lo mejor? Repítete diariamente ideas positivas y frases motivadoras. Tú mejor que nadie sabrás cuáles serán las adecuadas. ¿Sabías que el éxito atrae al éxito?

5. Anula los pensamientos negativos con otros positivos

Hazlo tantas veces al día como sea necesario, anula lo negativo con lo positivo. Puedes pronunciar palabras relajantes como: calma, felicidad, o relax. Libera tu mente del pesimismo antes dormir porque ese es el momento en el que la sugestión está más receptiva. Aprovecha para pensar en todas esas cosas que te gustan y para viajar mentalmente a lugares que te encanten. Repasa imágenes mentales agradables y visualízate feliz.
 

6. Aprende a relativizar los problemas,  ya sean grandes o pequeños

Sé flexible en tus actitudes y puntos de vista. Da igual lo que pase, lo importante es la actitud con la que decidas afrontar el problema. Sé agradecido, enfádate y preocúpate lo mínimo. ¿Realmente crees que es rentable invertir tal cantidad de energía en mantener actitudes negativas? Ya te digo yo que no porque al final, nos enferman y nos amargan la vida. Yo que tú enfocaría toda esa fuerza en cosas más productivas.

7. Estimula la creatividad desde tu personalidad

Cada cosa que hagas, hazla bien, pero sobre todo disfrutándola y en calma. Apuesta por lo que te gusta y te hace sentir bien. Descubre tus capacidades personales y profesionales y enfoca tu vida alrededor de ellas. Diseña una vida personal y profesional a tu medida en la que hagas lo que mejor se te de hacer.

8. Elimina las expresiones negativas en tu manera de hablar

Habla contigo y con los demás en positivo. Usa palabras motivadoras, evita conflictos y no hagas uso de palabras desconsideradas. Apuesta por la calma y el optimismo. Di lo que piensas pero siempre de buenas maneras y sin confundir el realismo con el pesimismo. En definitiva, habla a los demás como quieres que te hablen a ti mismo.
 

9. Procura rodearte de otras personas positivas

De esas que solo suman y están para lo bueno y para lo malo. Personas que te ayudan a crecer y convertirte en una mejor persona. Localiza a esas personas salvavidas que te saben dar una chute de energía positiva cuando lo necesitas. En cuanto a las tóxicas, evítalas y si esto no es posible, dosifícalas. Si te interesa este asunto, puedes repasar este post: Cómo identificar a personas tóxicas: mi manual personal.
 

10. Concéntrate en el presente y prepárate para el futuro

Olvídate del pasado y de todos esos recuerdos que te atormentan. Salvo los bonitos, agradables o motivantes porque estos últimos si que merece la pena tenerlos en cuenta. Y si los has inmortalizado en fotografías, úsalos para decorar tu casa y tenerlos presentes a diario. Te hará muy feliz verlos y te motivarán a vivir aventuras inolvidables, de esas que quedan para siempre en el (buen) recuerdo.
 


Y hasta aquí ha llegado el post de hoy. Espero que os haya gustado e inspirado. ¿Qué me decís? ¿Creéis en los beneficios del pensamiento positivo? ¿Soléis poner en práctica alguna de estas técnicas? ¿Podríais añadir alguna más a mi lista? ¡Espero vuestras respuestas en los comentarios! Y de paso, os mando un abrazo.

Y como siempre, os espero en Twitter y Instagram, donde comparto mi día a día, ideas de decoración, rincones con encanto de Berlín y un montón de cosas más.

Comentarios

  1. La tres me ha encantado, es muy cierto! por qué deberíamos tener miedo a conseguir algo para lo que hemos trabajado? Y la 9... por esas cosas de la vida hoy más que nunca pienso que es muuuuy necesaria! pero uno no siempre elige a quien se sienta a su lado, no? solo podemos elegir qué tanto nos afecta!

    un beso a lo Van Gaal... siempre positivo, nunca negativo! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, a veces es imposible elegir. Pero lo importante es hacerlo siempre que se pueda porque es muy necesario. ¡Lo del beso a lo Van Gaal me ha flipado! 🤭🤣

      Eliminar
  2. Tengo q ponerme con la 4 y mas tal y como va este 2020

    ResponderEliminar
  3. No puedo estar más de acuerdo contigo. Ser positivo no es algo que se logra de la noche a la mañana, es un trabajo diario pero que da sus frutos.

    Algo que me ayudó mucho cuando empecé a formarme en inteligencia emocional fue llevar un diario emocional. En la distancia del tiempo, leer lo que un día te enfada o preocupa, te ayuda a relativizar y ver que no es tan importante. También ayuda a identificar los pensamientos recurrentes, a reconocerlos cuando llegan y cambiarlos por otros.

    Gracias por la inspiración y los consejos, me alegra mucho verte tan bien :)
    ¡Feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  4. Hace cosa de año y medio me propuse cambiar mi forma de ver las cosas y de pensar... y me siento muchísimo mejor ahora que entonces! (: Lo que más me cuesta es lo que dices en el número diez; a veces se me va un poco la cabeza pensando en malas decisiones, planificándolo todo y queriendo tener todo bajo control y me olvido de vivir el "ahora". Ah, ¡y el tres! Al tres tengo que darle caña también :P

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es que te diste cuenta y te propusiste cambiarlo.
      Seguro que lo consigues, ya verás. Un abrazo 😉

      Eliminar
  5. Que entrada tan necesaria, sobre todo en días en los que ves todo gris. Normalmente me considero una persona positiva, pero creo que va por rachas, hay momentos en los que por más que quiero pensar en positivo, todo se me hace bola. A ver si poniendo en práctica estos puntos conseguimos salir adelantes en esos momentos más negros.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todos tenemos nuestros días malos y nuestros días buenos.
      Te animo a poner estos consejos en práctica. Ya me cuentas si te funcionaron 😁

      Eliminar
  6. Qué bonitas fotos, y qué buenos consejos, Pepa :) A veces tengo que recordar algunos de estos puntos, y eso que tiendo a ser positiva, pero cuando empiezo a agobiarme lo veo todo negro por suerte tengo a mi terapeuta que me "saca" de ahí y me hace ver las cosas con otro punto de vista. El punto nº8 es el que más aplico y el 10 el que más me cuesta...
    Gracias por el post, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así me gusta! Gracias a ti por pasarte y a mantenerse positiva, ¿eh?

      Eliminar
  7. Este post me viene genial pues estoy pasando por un periodo regulero en mi vida. Leer libros que hablen del pensamiento positivo me ayuda. Es difícil conseguir ese estado pero no imposible. Que pena que en la educación reglada no estudiemos desde pequeños estos trucos de vida. Me alegra pasarme por aquí y leerte. Muchas gracias por tus palabras.
    Te mando un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que ese periodo regulero se pase pronto y seas muy feliz.
      Y de paso, intenta mantenerte positiva y entretenerte con tus lecturas.
      Un abrazo 😊

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!