5 consejos para que los ramos de tulipanes os duren más tiempo


Hace unas semanas compartía 10 curiosidades sobre los tulipanes, una entrada que gustó mucho. Y en su momento, compartía algunos trucos para que las flores os duraran más tiempo. Hoy centraré mis consejos únicamente en los tulipanes. Unas flores que personalmente me encantan, pero que suelen ser bastante sensibles y no duran demasiado frescos. Quizá no sean los consejos de una florista experta, pero todos ellos me funcionan y son resultado de mi experiencia comprando tulipanes durante muchísimas primaveras.


5 consejos para que los ramos de tulipanes os duren más tiempo

1. Saber cuándo, cómo y dónde comprarlos

Hay que intentar comprarlos cuando sea su temporada. Es decir, entre invierno y primavera. Y si puede ser, elegir esos ramos de tulipanes cuyas flores aún estén cerradas (aunque no sean los más bonitos) porque así os durarán el doble de tiempo. Sin olvidar, otro consejo bastante lógico: nunca volver a comprar ramos de tulipanes de esos que se pusieron mal sin llegar a abrirse. Esto suele pasar con los ramos de variedades de tulipanes más baratos que se venden en los supermercados. Pero, nunca se sabe. La cuestión es ir probando y comprarlos en las tiendas donde habéis tenido una buena experiencia.


2. Cortar los tallos y las hojas antes de ponerlos en el jarrón

Lo ideal sería cortarlos unos centímetros en diagonal y retirar esas hojas que no se ven tan bien o quedan en contacto con el agua. Pero ojo, esto tenéis que repetirlo a lo largo de los días porque los tulipanes son un tipo de flores que siguen creciendo aún después de cortadas. Y claro, al crecer pueden caerse y deteriorarse con su peso.

3. Cambiar el agua habitualmente y no mezclarlos con narcisos o jacintos

Yo suelo hacerlo cada dos días. Primero lavo bien el jarrón para que no queden restos. Luego lo lleno con agua templada y antes de ponerlos dentro, aprovecho para hacer lo que os conté en el punto anterior: recortar un poco sus tallos o retirar las hojas que no se ven bien. No se recomienda combinarlos en el mismo jarrón con otras flores bulbosas (esas que crecen a partir de una especie de cebolla), como es el caso de los narcisos o jacintos. Parece ser que estas últimas liberan una sustancia que daña a los tulipanes y hace que pierdan su frescura más rápidamente.

4. Nunca dejarlos al sol, cerca de la fruta fresca o entre corrientes de aire

Los tulipanes son flores que prefieren el frío al calor, por lo que no es aconsejable comprarlos durante las épocas más calurosas. Nunca hay que dejarlos al sol, cerca de una calefacción, un horno o un aparato de aire acondicionado. Son flores bastante sensibles y sus pétalos se dañan muy fácilmente, siendo el mejor lugar para ellos: uno luminoso y a la vez, fresco. También hay que evitar dejar los tulipanes cerca de las frutas frescas porque cuando estas maduran, liberan pequeñas cantidades de un gas que es perjudicial para ellos.


5. Si nada de lo anterior os funciona, podéis apostar por el truco holandés

Consiste en hacer un agujero en el tallo de los tulipanes con una aguja de grosor medio. Es muy importante hacerlo con mucho cuidado y justo debajo de la flor. Esto permitirá que los tulipanes duren más tiempo. Os confieso que yo no suelo poner este truco en práctica, pero sí todos los anteriores. Y de media, los ramos de tulipanes me duran más de una semana (8 días como máximo).


Otra cosa que leo muy a menudo, es que los tulipanes duran más tiempo si les añades algunos nutrientes en el agua. Pueden ser especiales para flores o incluso sirve un poco de azúcar o una aspirina. ¿Habéis probado esto? Me alegro si me contáis vuestra experiencia en los comentarios. 

¡Esto ha sido todo por hoy! ¿Qué me decís? ¿Os gustan los tulipanes? Si es así, ¿soléis cultivarlos o comprarlos para decorar vuestra casa? ¿Ya habéis comprado algún ramo este año?

Como siempre, os espero en Twitter e Instagram donde os enseño lugares con encanto de Berlín y comparto lo que me inspira en mi día a día. Y si queréis recibir contenido exclusivo, podéis suscribiros aquí a mi Newsletter. ¡En unas semanas enviaré la primera de este 2022!

Comentarios

  1. ¡Hola!
    Nunca he tenido plantas propias, pero seguramente volveré a tu blog cuando lo haga.

    ¡Nos seguimos leyendo!

    ResponderEliminar
  2. ¡HOLA, HOLAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

    NECESITO FUERTEMENTE UNO DE ESOS RAMOS YA MISMO

    ¡SE MUUUUUUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 💛!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan los tulipanes , cuando estuve en Holanda me maravillaba ver tanta variedad .
    Ese ramo es precioso y las fotos superiores .
    besinos

    ResponderEliminar
  4. Qué curioso lo del agujero holandés! Yo este año todavía no los he comprdo, pero igual tomo nota de tus consejos,
    feliz semana,
    S

    ResponderEliminar
  5. Hola Pepa!!
    Muy práctico tus consejos ;)
    Gracias por compartirlos.

    besos ♥

    ResponderEliminar
  6. que bonitos que son jamas me los compro se ven pocos por aqui hermosa tu entrada llena de felicidad de flores hermosas

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los tips, los tulipanes son unas flores que me encantan, pero jamás de los jamases las he comprado, no me preguntes por que. Me quedo con haber aprendido que es mejor tenerlos cuando hace frío o fresquete, ¡feliz día Efi!

    www.luciagallegoblog.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que pronto te animes y de paso me los enseñes. 😊

      Eliminar
  8. Lo de cambiar el agua cada dos días o recortar su tallo lo hago con todas las flores que tengo y la verdad es que se nota una diferencia tremenda. Pero a la vez me da pereza comprar flores porque luego no tengo tiempo para darles tantos cuidados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, las flores también tienen su mantenimiento.... 😉

      Eliminar
  9. Pues yo creo que casi casi eres una florista experta!!!!
    Gracias por estos consejos. Besos rojos por doquier

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero, su plato favorito son vuestros comentarios.