20 cosas que debes probar en un mercadillo de Navidad alemán

¿Tienes pensado visitar Alemania durante esta época? Si es así, estoy segura de que conocer los famosos mercadillos alemanes encabezará tu lista de planes. En Berlín ya están abiertos desde la penúltima semana de noviembre y aquí puedes consultar cuáles hay y dónde están. Mis favoritos son el mercadillo Weihnachtsmarkt am Schloss Charlottenburg y el Weihnachtsmarkt am Gendarmenmarkt que este año está situado en la plaza Bebelplatz. Me encanta visitarlos por su ambiente y para comer las especialidades alemanas de Navidad. Y te preguntarás, ¿qué tienes que probar en un mercadillo alemán de Navidad? ¡Te lo cuento!


20 cosas que debes probar en un mercadillo de Navidad alemán:

1. Vino caliente, en alemán Glühwein
A menudo lleva especias como canela y existen variedades en las que se cambia el vino por bebidas más fuertes como el ron. También existe el vino caliente sin alcohol que sabe a té de fruta. Suelen servirlo en una taza personalizada que hay que pagar aparte. Luego, tienes la opción de quedarte con ella de recuerdo o llevarla de vuelta (y te devuelven el dinero).

2. Salchicha a la parrilla, en alemán Bratwurst
No hay mercadillo alemán donde no abunden las parrillas de salchichas que sirven en bollos de pan sobresaliendo a ambos lados. En Alemania se acompañan de mostaza (senf, en alemán) que te puedes servir desde unos dispensadores que normalmente están en la barra.

3. Bolas de cuajada fritas, en alemán Quarkbällchen
Están fritas en aceite por lo que llenan una barbaridad. Suelen venderlas en paquetes para compartir, lo que es muy práctico para no llenarse demasiado antes de seguir probando especialidades alemanas de Navidad.

4. Bolas de mazapán, en alemán Marzipankartoffel

Tal cual dice el nombre: es mazapán en forma de bola. Su sabor no se parece al que los españoles estamos acostumbrados. Así que para saber si te gustan, tendrás que probarlas. También las venden en todos los supermercados y son una buena idea de souvenir alemán para llevar a casa.

5. Galletas Spekulatius
Se trata de las galletas alemanas más famosas y que ya se empiezan a vender a partir de septiembre. Las reconoceréis porque suelen ser muy finas y tienen forma de hombrecillos, molinos de viento o figuras navideñas. Encontrarás galletas Spekulatius de mantequilla, chocolate o especiadas.

6. Manzanas caramelizadas, en alemán Kandierte Äpfel
En Alemania las suelen caramelizar a base de azúcar, agua e incluso las cubren de chocolate. Y claro, les insertan un palo para que comerlas sea mucho más fácil.

7. Bombones de nata, en alemán Schokoküsse o Schaumküsse
La capa de chocolate es muy fina y están rellenos de nata. Los hay cubiertos de diferentes tipos de chocolate y a veces, también llevan fruta o licor. Se venden en lotes a partir de seis y se pueden comprar surtidos.

8. La torta de árbol, en alemán Baumkuchen
Se trata de un dulce muy típico alemán en forma de cilindro y hueco por dentro. Aquí en Berlín hay una larga tradición y podrás ver cómo las hornean en directo. Son una especie de pan dulce y esponjoso que a menudo está bañado en chocolate.

9. Almendras garrapiñadas, en alemán Gebrannte Mandeln
¡De lo más favorito entre los alemanes! Aquí también les suelen añadir vainilla o canela y las sirven en un cucurucho de papel. Y no solo encontrarás almendras, sino todo tipo de frutos secos garrapiñados como cacahuetes o avellanas.
 
10. Crêpes al estilo alemán
Los clásicos llevan azúcar y canela, pero también los hay con compota de manzana o mermelada. Te recomiendo que pruebes los crêpes con crema de chocolate o nutella






 
11. Castañas asadas 
Algo que me encanta, por lo que me alegro si también puedo disfrutar de ellas en Alemania. Me llama mucho la atención que las sirven en un paquete donde puedes separar las cáscaras vacías de las castañas.

12. Pelmeni una especialidad rusa
Se trata de saquitos de pasta rellenos de patata, verduras o carne que sirven con una salsa de queso fresco. Es muy habitual encontrarlos en los mercadillos alemanes (o al menos en los de Berlín) y te recomiendo probarlos porque son muy ricos.

13. Churros
Desde hace unos años siempre encuentro puestos de churros en los mercados navideños alemanes. Los que probé saben totalmente diferente a los que se venden en España, pero están bastante ricos.

14. Fruta caramelizada o bañada en chocolate
Esto no solo lo hacen con manzanas, sino también con un montón de frutas diferentes: fresas, naranjas, uvas e incluso plátanos.

15. Salmón flameado, en alemán Flammlachs
No tendrás problema en localizar el puesto porque suelen cocinarlo en un gran fuego abierto y desprende bastante olor. Es un plato alemán muy típico, perfecto si te gusta el pescado de sabor fuerte.

16. Pan o galletas de jengibre, en alemán Lebkuchen
Encontraréis los dulces Lebkuchen en caja o de manera individual, a menudo en forma de corazón y con un lazo para colgarlos.
 
17. Bombones o figuras de chocolate
Las figuras de chocolate y los bombones también abundan en los mercadillos alemanes. Fijaros porque hay auténticas obras de arte hechas de chocolate.
 
18. Miel, en alemán Honig
Otro producto que abunda en los mercadillos alemanes es la miel regional. No es algo que puedas comer en el mercadillo (aunque a veces se puede probar), pero si te gusta es un buen souvenir para llevar a casa. En Alemania existen muchos tipos de miel, incluso algunas son especiadas o de sabores como vainilla.
 
19. Quesos y embutidos regionales
Una oportunidad para conocer las especialidades de la región alemana donde vayas a estar. Con un buen pan artesano y unas cervezas alemanas, podrás disfrutar de una cena espectacular (y típicamente alemana).
 
20. Especialidades de la gastronomía alemana o austríaca
Es muy común que en algunos mercadillos alemanes haya restaurantes cerrados en carpas. Normalmente sirven platos de la gastronomía alemana o austríaca y están climatizados.


 
¡Y hasta aquí ha llegado el post de hoy! Espero que te haya gustado e inspirado. ¿Has estado alguna vez en un mercadillo de Navidad alemán? ¿O has probado alguna de estas especialidades? ¡Espero tu respuesta en los comentarios! Y de paso, te mando un abrazo.
 
Como siempre, te espero en Twitter e Instagram donde te enseño lugares con encanto de Berlín y todo lo que me inspira en mi día a día. Y si quieres recibir contenido exclusivo, puedes suscribirte a mi Newsletter. ¡Pronto saldrá la siguiente!

Comentarios

  1. Madre mía qué hambre me ha entrado! Algunas cosas ya las he probado, me telettransportaría ahora mismo!
    Feliz semana,
    S

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre hago un viaje en Navidad y hace 5 años estuve en Berlín , me encantaron los mercadillos navideños , los más bonitos q conozco

    ResponderEliminar
  3. Todo suena increible, me encantaria visitar Alemania cerca de las fechas navideñas y estos mercados tienen una pinta muy buena. Me encantaria probar los pelmeni me sonaron bien interesantes, creo que son algo que me gustaria asi como las rutas bañadas en chocolate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá lo hagas pronto. Seguro que te encantará.

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero, su plato favorito son vuestros comentarios.