""

25/1/17

Mi viaje de carretera por California ⎟ Días 2/3



Como ya os conté en el anterior post, el segundo día de nuestro viaje de carretera comenzó bien temprano en Solvang. Sabíamos que nos esperaba una larga jornada al volante, así que desayunamos bien fuerte y nos pusimos en marcha. Todos hablan maravillas de la Costa Pacífico, y no les falta razón. Cuando estábamos conduciendo por la Pacific Coast Highway,  ya nos empezamos a hacer a la idea de las grandes dimensiones que tenía el país y nos impresionaron sus larguísimas e infinitas carreteras: ¡tal cual como en las películas! Después de un par de horas, paramos en Elephant Seal Vista Point. Se trata de un mirador a pie de playa muy concurrido. ¿Y el motivo? Pues que allí mismo se concentran un montón de leones marinos en libertad. La verdad es que disfruté un montón haciendo fotos por allí, y es uno de esos lugares que por nada os deberíais perder si vais de ruta.










Otro lugar que nos llamó especialmente la atención, fue el Ragged Point Inn & Resort. Un lugar tan solo a unos pocos kilómetros del anterior y con unas vistas aún más espectaculares. Os confieso que allí probé el café más horripilante de toda mi vida, pero al menos me sirvió para posar toda orgullosa en la primera foto de este post. ¡Toda una casualidad, el haber descubierto este rincón!



A la hora del almuerzo, hicimos una parada rápida en Monterrey. Dejamos el coche en un parking muy céntrico y paseamos un poco por su muelle. Picamos algo justo allí, en la terraza de la cafetería Water and Leaves.  Me gustó mucho porque teníamos vistas directas al mar, donde había un montón de leones marinos nadando entre los barcos. Reconozco que me quedé con ganas de hacer alguna de las rutas guiadas en barco para observar las ballenas que hay por la zona.







Y después de esto, recuerdo que comenzó una auténtica odisea. Nos pasamos horas y horas atascados en las autopistas cercanas a San Francisco. Ya a oscuras y después de más de cinco horas, llegamos a nuestro objetivo del día: Sutter Creek. Un lugar que tenía muchísimas ganas de conocer, y en el que me sentí: ¡como en el auténtico oeste! Ese día cenamos en el restaurante mexicano del pueblo, donde nos prepararon unas quesadillas riquísimas. Recuerdo que no eran ni las ocho de la tarde y no había ningún otro local abierto. Algo que me pareció curioso, porque no tenía ni idea de lo temprano que cenan y se recogen a casa los americanos.







El tercer día, aprovechamos para relajarnos y disfrutar  del pueblo. Recorrimos un poco en coche los alrededores, plagados de aldeas antiguas y de minas de oro abandonadas. Reservamos una mesa para cenar en el restaurante del Hotel Sutter, donde nos comimos una hamburguesa que nos supo a gloria. Bueno más a mí, porque al Pepe no se le ocurrió otra cosa que pedirla al estilo jalapeño y para mí que sufrió un poco con el picante. Esas dos noches, nos alojamos el Hotel Hanford House que sin duda fue todo un acierto. Nos encantó que cada día a las siete de la mañana, nos dejaban a la puerta de nuestra habitación un par de bollos recién horneados. Y en el pasillo, todo lo necesario para prepararnos un café para llevar con los pijamas aún puestos. Además el desayuno que sirven en su restautante Element, fue de los mejores que probamos en todo el viaje: ¡riquísimo y auténticamente americano!







En definitiva, la visita a Sutter Creek no nos pudo gustar más: ¡realmente auténtico y los habitantes del pueblo de los más amables y encantadores que nos podíamos encontrar! Como siempre una pena, no haber tenido más tiempo para disfrutar todavía más del lugar.

Pero recordad que: ¡mi aventura americana acaba de empezar, y en el próximo post os contaré mucho más!


Quizá también te interese:
Cómo preparar un viaje a USA: mitad carretera / mitad comodón
5 cosas que no te puedes perder de L.A. by Pepa
Mi hotel en Palm Springs, California
Mi viaje de carretera por California. Día 1: Malibú, Santa Bárbara y Solvang


Y si te has quedado con ganas de más, sígueme en las redes sociales donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más.

24 comentarios:

  1. Me encanta tu viaje, que pasada, seguro que lo has disfrutado muchisimo. Que envidia... Me encanta y las fotos también.

    besitos

    ResponderEliminar
  2. Que chulas las fotos y cuantas ganas tengo de cruzar el charco! Un besin.
    http://solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. A mi Nueva York y alrededores me dejaron loca. Con ganas de volver algún día (aunque imagino que tardaré en volver a ir) porque dejamos tannnto por ver... Así que no sé si algún día iré a la zona oeste de EEUU, pero me estás poniendo los dientes largos. Menudo viaje bonito!!
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues deberíais volver en cuanto podáis, el viaje merece muchísimo la pena. Ojalá os animéis pronto!

      Eliminar
  4. No sé por dónde empezar a comentar, estás estupenda, los leones marinos son una pasada, las sillas de este post y el anterior están muy de moda aquí también... en la esquina de mi calle hay un café de ese estilo! xD

    ah, sí... sweet potato fries del amoooor! xD

    ResponderEliminar
  5. To fantastyczne miejsca i spaniała przygoda :-)

    ResponderEliminar
  6. Que ganas tengo de visitar EEUU, es mi sueño!! Me ha encantado guapa!! :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Qué pasada de fotos!! Me encantaría ir, parece genial. Se nota que lo pasaste de lujo :)
    Espero tu opinión en mi último post, besitos!

    ResponderEliminar
  8. Qué fotos tan bonitas, me encantaría ir alguna vez, tiene que ser increíble!
    Un beso! Ay y qué ilusión ver que tú también sabes finés, no conozco a mucha gente que le guste este idioma ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! No hablo finés como tú, solo sé algunas cosas super básicas. Ya me gustaría a mí....😏

      Eliminar
  9. ¡¡¡Hola!!!! Ayyyyy ese es mi viaje soñado, tengo muchos viajes soñados pero algunos más o menos los puede hacer y un viaje por carretera por California es un sueño.
    Besos y fotazas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces espero que un día se cumpla!!!

      Eliminar
  10. Vaya pedazo viaje que os habéis marcado el Pepe y tú!!! Envidia total!

    ResponderEliminar
  11. Ayyy Pepa, ¡qué viajazo!
    Besos rojos por doquier!!

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!