Cómo conseguir que tus plantas de interior sobrevivan a tus vacaciones

No todos tenemos la suerte de vivir cerca de alguien con el que tengamos la suficiente confianza para dejarle las llaves y que se pase a cuidar nuestras plantas, cuando vayamos a pasar una larga temporada fuera de casa. En nuestro caso, todos nuestros familiares viven lejos de Berlín y tampoco queremos andar molestando a la gente que conocemos por aquí. Y de los vecin@s ni hablamos porque aquí en Berlín, no conseguimos establecer una relación que vaya más allá de un hola y adiós cuando nos cruzamos en el ascensor. Así que a no ser que se trate de una gran necesidad, estamos más que acostumbrados a tirar de soluciones en las que predomine la creatividad. Un ejemplo de ello, es el tema del cuidado de las plantas cuando no estamos en casa. Porque como ya sabéis, me encantan y por eso tengo tanto la casa como la terraza abarrotada. Hasta ahora, siempre he logrado que sobrevivieran con éxito mientras estábamos de viaje. Razón por la cual, haya decidido compartir con vosotr@s algunos de mis consejos. ¿Os apetece conocerlos?



1. Sumérgelas unos segundos en agua
Algo que suelo hacer el día antes de mi viaje, es sumergir las macetas de las plantas unos segundos en agua. Hay dos formas de hacerlo, introduciéndolas en un cubo lleno de agua o colocándolas un rato debajo del grifo abierto. Pero cuidado, porque esto solo funciona con esas macetas que tienen agujeros por debajo. De lo contrario, no te recomiendo que lo hagas porque puede ser que mueran encharcadas en el intento. Yo suelo hacerlo en el fregadero, las dejo reposar un rato y nunca las pongo en su lugar hasta que me he asegurado de que hayan soltado todo el agua extra. Esto lo sabrás, si al cogerlas hacia arriba ya no gotean. La idea es humedecer la tierra de toda la maceta, con el objetivo de que aguanten el máximo tiempo posible sin riego. Esto solo es válido para esas plantas que normalmente necesitan mucha agua o en verano, cuando las temperaturas son muy elevadas. También sería práctico colocarles siempre un plato debajo, para que así el agua que sobre no llegue a desparramarse por el suelo. Si no tienes macetas con agujeros, puedes regarlas abundantemente justo antes de que te vayas. En el caso de que sea recomendable, aprovecha y pulveriza agua en sus hojas, para darles humedad extra.

2. Coloca sistemas de autorriego
Se trata de una solución muy práctica, tanto si te vas de vacaciones como si quieres despreocuparte de tus plantas de interior en tu día a día. Si vas a pasar una larga temporada fuera, te recomiendo utilizar este método junto con el primero. Después de probar casi todos los tipos de sistemas de autorriego, os voy a dar mi opinión respecto a mi experiencia con cada uno de ellos. Lo que mejor me ha venido funcionado, son las bolas de autorriego. En concreto esas que tienen una base de terracota porque de esta manera, las plantas van absorviendo poco a poco justo el agua que van necesitando. Otra opción que también me gusta bastante, son las bolas de autoriego de plástico que van soltando el agua cuando la tierra de la planta se va resecando. Si por alguna razón no se os apetece gastar dinero en esto, algo que suele funcionar es utilizar botellas vacías de plástico. Pero claro, tienes que acordarte de ir guardándolas semanas antes a tu viaje. Solo tienes que hacer un pequeño agujero en su tapa con algún objeto punzante y rellenarla de agua. Después debes asegurarte de que esté bien cerrada e insertarla boca abajo en la tierra de la planta. Pero por favor, no os paséis con el tamaño del agujero porque entonces nada más que la pongáis en la tierra se vaciará completamente. De ahí que os aconseje, que no lo hagáis si no lo habéis probado algunos días antes. Otra opción que ahora se lleva mucho, es comprar directamente una maceta que ya lleve incluido el sistema de autorriego. ¿No os parece un súper invento?

3. No las muevas de su lugar habitual
Como ya os contaba en este post, un aspecto clave para triunfar con nuestras plantas de interior es saber elegir los tipos más fáciles de cuidar. Y después de esto, tendríamos que conseguir dar con un rincón de nuestro hogar donde ellas sientan que deben de estar. De ahí, que si notáis que vuestras plantas están creciendo hermosas en algún punto de vuestra casa, ¡por nada del mundo las cambiéis de lugar! Yo solo lo haría en el caso de que hiciese un calor extremo, y la única posibilidad de que sobrevivieran durante vuestras vacaciones fuera colocarlas en algún lugar más fresco. 

Por último y a modo de inspiración, os dejo una selección de algunos productos de autorriego que he encontrado en amazon. Son muy parecidos a los que yo uso desde hace años. Si al igual que yo vivís en Alemania, también podéis comprar este tipo de accesorios en los grandes almacenes Bauhaus.


1. Platos de plástico para macetas 2. Botella de riego de vidrio verde 3./4. Picos de autorriego con forma de pájaro 5. Maceta para autorriego verde pastel 6. Globos de autorriego verdes 7. Regadera metálica dorada 8. Plato de metal dorado 9. Regadera de acero inoxidable plateada.

Ya me contaréis que os han parecido mis consejos y sobre todo si os vais a animar a ponerlos en práctica, cuando vayáis a hacer vuestra próxima escapada. Pero sobre todo contadme, si sois o no de tener plantas en casa y si conocéis algún truco más que pueda ser eficaz.

¡Espero impaciente vuestros comentarios! Y como siempre os espero en Twitter y Instagram, donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más. Y si te gustan tanto mis looks como mi estilo decorativo, pásate por mi perfil de 21 Buttons desde donde los podrás comprar.

Comentarios

  1. Tomo nota del primer truco que me parece genial!!Qué pena no haberlo sabido antes que justo volví de mis vacaciones el día 28. bsts!

    ResponderEliminar
  2. Estos consejos me parecen geniales,y las regaderas me encantan😍

    ResponderEliminar
  3. Pues a mi me encantan las plantas Pepa, aunque no es que tenga mucha mano para cuidarlas... Más me vale poner algunos de tus consejos en práctica! 😅😅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hazlo, y luego me cuentas si te ha funcionado...

      Eliminar
  4. me gustan estos trucos, el primero lo suelo hacer yo y de momento me sirve aunque es cierto que nunca me voy más de dos semanas. besinos wapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te recomiendo también las bolas de autorriego, son súper prácticas.
      Un beso 😁

      Eliminar
  5. Muy bueno tu posteo. Yo suelo dejar a mi hija y mi mama a cargo de mi casa mientras no estoy pero suelen ser muy despistadas y cuando vengo encuentro plantas muy maltratadas. Un beso Pepa , nos leemos buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes una buena razón para poner mis consejos en pactica. Ya me contarás, si te han funcionado...😉

      Eliminar
  6. Yo tengo alguno de estos sistemas, funcionan fenomenal. Un beso

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Pepa!
    Te agradezco infinito tus interesantes consejos. El primero no lo he puesto nunca en práctica. Si conozco algunos de esos sistemas de autorriego y me han dado buenos resultados.
    Es importantísimo, como tú dices, no mover del sitio a las plantas, ya que en alguna ocasión por el exceso de calor principalmente, las moví y luego me costó mucho que volvieran a tener el mismo aspecto de antes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti Estrella! La verdad es que lo de no moverlas del sitio es muy importante, y parece que mucha gente no cae en ello. Un beso.

      Eliminar
  8. Me encantan las plantas y tengo mi terraza llena de ellas. Mi solución fue poner riego automático con programador así no tengo que molestar a nadie cuando voy de viaje y las plantas se riegan todos los días aunque esté ausente.Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por la idea, voy a tenerla en cuenta. 😉

      Eliminar
  9. Mañana pongo en practica el primer consejo, pues parto de viaje para unos días. Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Aunque soy una inexperta en el tema creo que tus consejos son muy prácticos y acertados! La verdad es que me gustan mucho las plantas pero no tengo ninguna en casa (excepto las que crecen en el patio Jaja), pero si algún día me quito la pereza que me da cuidarlas seguro que me animo y entonces tendré en cuenta tus tips! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, ¡anímate! Tener plantas en casa es lo más 😉

      Eliminar
  11. Tengo intenciones de hacerte caso en todo, todo, todo!!!
    Besos rojos por doquier!!!

    ResponderEliminar
  12. Mis plantas ya se secaron porque no fui constante con ellas. Necesito hecharle mas ganitas para cuidar mejor de ellas. Gracias por tus consejos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. lo digo bajito, pero la orquídea no ha llegado a su tercer mesversario! u.u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Noooooo! 😆 Reconozco que me lo temía, pero no te rindas ...

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios! 💕