¿Qué es mejor? ¿Un árbol de Navidad natural o artificial?

¡Como pasa el tiempo! Esta va a ser la tercera Navidad que pasamos en nuestro nuevo piso berlinés. Un piso con el que no podemos estar más contentos y en el que nunca ha faltado un bonito árbol de Navidad natural. Reconozco que nuestra afición por el árbol de Navidad es un poco desmesurada. Ya lo encargamos a principios de noviembre y ponerlo ya se ha convertido en una tradición. Mientras nos tomamos un café, lo vamos decorando con todas esas bolas y adornos que vamos comprando en nuestros viajes más memorables. Como por ejemplo, la que me traje este verano del pueblo más bonito de Alemania: Rothenburg ob der Tauber

Tres años llevamos poniendo el árbol de Navidad y tres años me llevo preguntando, si realmente comprarlo natural era la mejor opción. Y a esto me refiero, desde el punto de vista medioambiental. Por eso, tras encontrar información bastante interesante, he pensado que estaría bien compartir con vosotros la conclusión a la que he llegado. ¿Qué es mejor? ¿Un árbol de Navidad natural o uno artificial? ¡Sigue leyendo y te lo cuento!

Reconozco que a mí la idea de poner un árbol de Navidad artificial, no me gusta nada. Es algo que siempre me tira para atrás, por ese olor y apariencia a plástico rancio. No sé que pensáis vosotros, pero a mí me parecen horrorosos y de todo menos un árbol. Pero mi aversión por los árboles de Navidad artificiales, no viene exclusivamente por motivos estéticos sino también porque el plástico no me da buen rollo y aún menos, confianza.

Estas ideas mías, se vieron aún más reforzadas cuando empecé a investigar. Entre otras cosas, leí que las sustancias químicas que se usan para la fabricación de los árboles artificiales, son de todo menos buenas para el medio ambiente. Normalmente, se elaboran con resinas plásticas provenientes del petróleo que tardan cientos de años en desintegrarse. Sin hablar de que la mayoría de los árboles artificiales se fabrican en países asiáticos, viajan muchos kilómetros hasta que llegan a nuestras casas y esto es algo que también contribuye a la contaminación. ¡Pero que no cunda el pánico! Si se da el caso de que ya tenéis un árbol artificial, lo mejor que podéis hacer: es seguir usándolo. Aunque espero que sea de calidad porque para que sea igual de ecológico que uno natural, deberíais usarlo como mínimo durante 20 años.

Hablemos ahora de la opción de comprar un árbol de Navidad natural. Porque como ya deduciréis, aunque parezca la mejor alternativa: no todo vale. Es imprescindible que procedan de un vivero en el que cultiven este tipo de árboles destinados a usarse como navideños. Es decir, deben ser plantados en una granja de árboles de producción controlada y a poder ser, ecológica y situada cerca de donde viváis. Cada árbol de Navidad necesita aproximadamente 7 años de vida hasta poder ser vendido.  Por lo que de esta manera, mientras están creciendo en los viveros: se está reforestando constantemente el suelo, están aportando oxígeno y también, ayudan a combatir la contaminación. 

Otro aspecto muy importante, es que los árboles de Navidad naturales no se deben tirar a ningún tipo de contenedor de basura ni trasplantar en la naturaleza. Estos árboles se tienen que reciclar adecuadamente. Y para ello, deberéis informaros sobre las opciones de recogida de árboles de Navidad que ofrece vuestra ciudad. No sé si lo sabíais, pero los árboles naturales son totalmente biodegradables y pueden ser usados como abono en el campo o como combustible en las plantas de energía de biomasa. En estas últimas, los trituran y los transforman en electricidad o calefacción. En el caso de que viváis en Berlín, podéis informaros aquí sobre las fechas exactas en las que pasarán a recoger los árboles de Navidad. Se trata de un servicio gratuito de BSR y suelen empezar a recogerlos la primera semana de enero. Tan solo, tenéis que encargaros de bajarlo a la calle y dejarlo a la vista en la acera que esté delante de vuestro portal.

Conclusión: optar por un árbol de navidad natural y ecológico es la mejor opción. Pero ojo, no vale cualquiera. Es muy importante saber dónde comprarlo y también cómo reciclarlo, como previamente os he explicado. Claro está, que en el caso de que esta opción tampoco os haya convencido, siempre  podéis optar por otra aún más ecológica: olvidaros del árbol de Navidad y decorar alguna planta grande que tengáis en casa. 

Y hasta aquí ha llegado el post de hoy. Espero que os haya gustado e inspirado. Pero sobre todo, que os haya ayudado a resolver las dudas respecto a qué tipo de árbol de Navidad debéis comprar. ¿Qué me decís? ¿Soléis poner el árbol de Navidad? ¿De qué tipo? ¿Natural o artificial? ¡Espero vuestras respuestas en los comentarios! Y de paso, os mando un abrazo.

Como siempre, os espero en Twitter y Instagram, donde comparto: mi día a día, ideas de decoración, lugares inspiradores y un montón de cosas más. ¡Ah! Y si os queréis enterar antes que nadie de todas mis aventuras así como recibir contenido exclusivo y descuentos, podéis uniros a mi Newsletter.

Comentarios

  1. ¡Hola, Pepa!
    Muchísimas gracias por este post, porque has resuelto algunas dudas que tenía sobre este tema. Y todo fue porque visité un todo chino, cómo yo lo llamo, al lado de mi casa. Verás, hace 40 años mi padre compró un árbol artificial peglable, que se metía en una caja tipo cómo en las que van los tubos de luz fluoresentes. Algo que me parecía bastante curioso. Llegamos a usarlo cómo unos 25 años aproximadamente. Pero debido al uso, se iban despelochando las ramas y el pobre quedó bastante feo. Así que nos deshicimos de él. Tuvo una larga vida. Nunca me he dedicido por comprar un árbol natural y cómo llevo varios años, más conrectamente unos 6 años, que no pongo el árbol. Pero oponino que es mejor el natural, dónde va a parar, es mucho más bonito, y cómo bien dices, no contamina y, se puede dar otros usos una vez acabadas las fiestas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Lo que está claro es que habéis amortizado muy bien ese árbol.
      Eso sí que es darle buen uso. Que tengas un buen fin de semana y si te animas a poner el árbol estas navidades, no te olvides de contármelo. 😉😊

      Eliminar
    2. Tenemos puente. Casi 5 días de descanso. Aunque no demasiado que hay muchas cosas por hacer en casa.
      Claro, si pongo 🎄te contaré.
      Buen finde.

      Eliminar
    3. ¡Pues a disfrutarlos!

      Eliminar
  2. Muy curioso. Yo no sabía bien qué hacían con los árboles, pero me lo imaginaba. Allí en estos años no tuvimos árbol plástico. Tampoco solíamos pasar la navidad allí así que no poníamos. Luego los dos últimos años que hemos estado, si que cogimos árbol natural, que a mi suegra le hacía ilusión además.

    Antes teníamos el que llevaba usando desde pequeña, que se quedó en el piso que está alquilado... Así que espero que la familia que vive allí le estén dando buen uso. :) Y ahora tenemos otro artificial, pero que también tiene sus años, y tenían mis suegros de su tienda.

    Aquí en España el tema de los naturales no funciona. Tendrían que plantearse el tema de los criaderos.

    Lo que a mi no me gusta del natural es que suelta muchas ¿hojas? No recuerdo como se llaman jajaja. Y que si lo compras muy pronto, nos pasó que se seca... Y eso hablando de mantenerlo un par de semanas!! ¿¿Cómo hacéis para que os aguante desde final de noviembre hasta Navidad??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te resutara útil la información y también que le des buen uso a los árboles artificiales. Que raro es eso de que no haya viveros de árboles de Navidad por ahí, ¿no?

      Respecto a lo de que ensucian, es verdad. Pero son tan bonitos que a mí me compensa de todas las maneras.

      Como ya te dije, tenemos un soporte de madera muy pesado que lo mantiene de pie y además, tiene un compartimento para ponerle agua. Nos dura sin problema más de un mes.

      ¡Un abrazo! 😊

      Eliminar
  3. Qué curioso, Efi, desconocía el tema de los árboles naturales que son biodegradables. No dejas de sorprenderme siempre con nuevos descubrimientos ;)

    Feliz finde, guapa.
    ¡A disfrutar y descansar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues como me alegro Patricia!
      Lo mismo para ti. ¡Que disfrutes del finde!

      Eliminar
  4. Hola Pepa!!
    Pues me ha parecido un post muy interesante, sobre todo porque no conocía las diferencias entre las clases de árboles. Por desgracia el mío es de plástico y ya tiene 5 años, así que seguiremos con él hasta que se estropee del todo. Tendré que mirar si aquí en España hay algo parecido a lo que comentas del reciclado y los que sean biodegradables :D
    Gracias por la info!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea de seguir aprovechando el que tenéis es muy buena.
      ¡Gracias a ti!

      Eliminar
  5. Hola Pepa! Ni mi chico ni yo decoramos nuestras respectivas casas en Navidad así que es una decisión que no tenemos que tomar, pero si lo hiciera después de leer tu post me decantaría por el natural, no sabía que aportaba tantos beneficios y pensaba que el artificial era mejor por eso de reutilizarlo. Me encanta que lo decoréis con adornos adquiridos en viajes :)
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que un día os animéis a decorar la casa en Navidad. Es muy motivante y más, en estos tiempos que corren. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  6. Me parece una decisión muy acertada, yo siempre he sido pro árboles artificiales, a los naturales, por muy bonitos que fueran, les encuentro demasiados problemas, desde los olores (muy intensos para mi mini-salón) lo que ensucian (hojas de pino secas por todos lados), que son caros, pero lo peor de todo es la pena que dar verlos en la basura a primeros de enero. Aquí pasa mucho, te paseas por las calles los primeros dias del año y los ves tirados casi delante de cada casa :( me parece de lo más triste.
    Claro que con un árbol ecológico como el que comentas se acaba el problema, pero yo me quedo con mi mini árbol de toda la vida, después de 10 años usándolo, ya es de la familia.
    Que disfrutes del domingo,
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece genial que sigas usando ese árbol.
      ¡Que disfrutes de la tarde!

      Eliminar
  7. ¡Súper interesante la entrada! Nunca he tenido árbol natural; sólo artificial... aunque hace años que ya no lo ponemos porque no tenemos mucho sitio (y, todo sea dicho, me da una pereza tremenda quitarlo cuando pasa la navidad, jajaja). Me pasa un poco como a ti con el plástico, no me gustan nada las plantas artificiales porque se ven antinaturales, ¡y en un árbol aún canta más lo "antinatural" que es! Lo de la contaminación no tenía ni idea, pero tengo claro que si en el futuro quiero volver a poner árbol investigaré que opciones hay para comprarlo natural cerca de donde vivo (:

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que nos pasaba a nosotros. Antes, no teníamos sitio y ni nos replanteábamos tenerlo. En realidad, el amor por el árbol y la decoración de Navidad empezó al cambiar de piso. ¡Abrazo de vuelta!

      Eliminar
  8. Hola.
    En mi casa no somos de poner árbol de Navidad pero sí "hacemos un árbol" con trozos de ramas que encontramos cuando paseamos por el campo y que después utilizamos como leña para la chimenea. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece una idea genial. No puede ser más ecológica y original.

      Eliminar
  9. Hola Pepa!!
    En casa ponemos cada el año el árbol natural, en caso de que nos vayamos a quedar, claro está..
    Ya que hay años que hemos ido a visitar a la familia a España, y si es así pues no merece la pena ponerlo.
    Me gusta natural por su olor y su color a verde intenso.
    Además, luego pasan los bomberos recogiendo todos los árboles de todos los vecinos para reciclar. Por esta parte me quedo tranquila sabiendo que no estoy haciendo un mal.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros igual. Creo que en Alemania es muy común hacerlo así porque el proceso de reciclado funciona muy bien y hay muchos viveros de árboles ecológicos. ¡Un beso!

      Eliminar
  10. ¡Qué interesante! Yo tengo un artificial y desde hace 4 años uso el mismo, es chiquitito pero es que mi casa no admite nada más. Lo que cuentas es algo similar a lo que ocurre con las pieles: la piel sintética contamina mucho más y mata a muchos más seres vivos (principalmente flora y fauna de ríos y mares) que la de animal pero no toda vale. Hice un estudio cuando estaba en la universidad y me hizo plantearme muchas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te resultara interesante. La verdad es que a veces cuesta saber qué es y qué no lo correcto.

      Eliminar
  11. ¡Hola! :P
    Qué entrada tan interesante =) En mi caso uso artificial porque lo reutilizo año tras año sin necesidad de comprar otro y no me parece viable tener uno natural en mi casa (aparte de que me acabaría dando pena deshacerme de él y terminaría en la terraza xD)

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece genial que le des buen uso al que ya tienes. 😉

      Eliminar
  12. En Madrid hay una asociación donde puedes comprar el árbol natural y luego ellos se encargan de ir a recogerlo para plantarlo, me parece una idea maravillosa, aunque económicamente no está al alcance de todo el mundo.
    En Málaga no he encontrado ningún sitio en el que el proceso de "adoptar" un árbol natural sea "fácil" , por lo que sí, nosotros lo tenemos artificial.
    Besos rojos por doquier Pepa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena iniciativa y que lástima que no exista en Málaga.
      Pues ya sabes, a darle largo uso a ese árbol que tenéis.
      Por cierto, os quedó genial. 😊

      Eliminar
  13. Yo tengo uno artificial desde hace muchos años que simula bastante bien y espero dure muchos más, me gustaría natural pero pregunté hace años en mi zona opciones y la verdad es que no había ninguna que mereciera la pena. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que me lo están diciendo mucho. No sabía que adquirir un árbol de Navidad ecológico fuera tan complicado en España. Haces bien en reutilizar el que tienes. 😊

      Eliminar
    2. Madre mía, no sabía tanto, pensé que una vez no se utiliza se podía plantar en el campo, pero eso sí, si se pudiera mantener en la terraza, me hacía con uno, un besazo y gran post como siempre, muack

      Eliminar
    3. En realidad, tampoco podrías dejarlo en la terraza porque no tienen raíces. Los cortan por el tronco y luego se vuelven a regenerar. Un abrazo 😊

      Eliminar
  14. ¡Hola! ^^
    Yo uso uno artificial, y supongo que cuando decida cambiarlo compraré otro igual. No sé porque, pero el natural no me atrae demasiado.
    Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!