5 tipos de seguidores tóxicos: Cómo lidiar con ellos

Hoy vamos a hablar de un tema un tanto polémico: tipos de seguidores tóxicos en las redes sociales. Porque no lo vamos a negar, todos nos hemos encontrado con alguno de ellos y la verdad, a veces te descolocan o incluso, te hacen pasar un mal rato. Pero pase lo que pase, nunca hay que olvidar lo siguiente: hay que identificarlos bien, no dejar que su conducta nos afecte e intentar anular su toxicidad rápidamente. En mi opinión, este tipo de seguidores sienten más aversión por cuentas majas y con vibraciones positivas. Pero hasta a mí, se me cuela alguno de vez en cuando. Por eso, creo que es esencial aprender a convivir con ellos. Y esto no se hace de otra manera que sabiendo reaccionar bien y contando con estrategias efectivas para lidiar con ellos. Ya te adelanto que en este caso, debes priorizar tu parte racional y nunca, entrar al trapo. Porque si te pones a su nivel, siempre te acabarán ganando: son todos unos expertos.

Seguidores tóxicos: tipos y cómo lidiar con ellos

1. EL FANTASMA
Este es el que menos daño hace. Es más, si no te fijas ni notarás que existe. Se caracteriza por ser un tipo de seguidor que no te sigue abiertamente ni interactúa con tu contenido. En cambio, se dedica a visitar tu perfil más que ninguno. Son los famosos, acosadores de cuentas. A menudo, son personas que te conocen de algo o les generas interés pero por alguna razón, no quieren que te enteres. En este caso, te recomiendo que respetes su privacidad y no le digas nada, a no ser que tengas mucha confianza.
 
2. EL MALROLLERO
Seguro que uno de los más habituales, ¿no crees? Se trata de ese tipo de seguidor que se centra solo en lo negativo. Da igual lo motivante e inspiradora que sea tu publicación, te comenta con una frase fatalista. Creo que a veces, tan solo quieren llamar la atención. Pero otras y si es de manera recurrente, puede ser que sea su forma de desahogarse. Por eso, te recomiendo intentar empatizar. Puede ser que lo esté pasando mal y esta, sea su manera de sobrellevarlo. Contéstale con mensajes amables porque aunque no lo creas, el buen rollo es contagioso. Pero nunca, te impliques demasiado.

3. EL COPIÓN
Ese caradura que te copia todo y luego, hace como que fue idea suya. Y esto, en el mejor de los casos. Porque algunos, hasta se dedican a plagiar tus fotos o tus textos originales y los publican como propios. En el primer caso, poco puedes hacer porque es lo que funciona actualmente en las redes sociales. Pero en el segundo, recuérdale que existe el derecho de propiedad intelectual y exígele que elimine inmediatamente tus contenidos. Y si no lo hace, no dudes en denunciarle o tomar medidas legales. Creo que hablar abiertamente de estas malas experiencias es muy acertado. Es más, te animo a que los menciones en vuestras stories.

4. EL RESENTIDO
Este tipo de seguidores son un poco peligrosos porque no van de frente. Ven todas tus publicaciones los primeros, pero nunca interactúan contigo ni dan a me gusta. A diferencia del fantasma, el seguidor envidioso sí que te sigue y a veces, tú también. Vaya, que le conoces bien. Le gusta tu contenido pero no es capaz de reconocerlo y aún menos, de demostrártelo. Lo identificarás a largo plazo, cuando notes que siempre apoya a todas las cuentas menos a la tuya. En este caso, lo mejor es ignorarle o darle con la misma medicina: silenciarle. Si se trata de alguien a quien tengas afecto, te animo a preguntarle directamente la próxima vez que te lo encuentres. Y si no es así, te animo a dejar de seguirle porque tus amigos deberían apoyarte tanto en el mundo real como en el virtual.

5. EL ABUSÓN
Estos son los realmente tóxicos porque se dedican a criticar todo, resultado de su gran insatisfacción personal y con la vida en general. Es raro, porque a pesar de que nada les parece bien, están muy pendientes de todo lo que publicas. Su especialidad: sabotear las actividades de las stories por pura diversión y dejarte comentarios llenos de maldad. Solución: pasa olímpicamente y si te generan algún tipo de malestar emocional, elimínalos de tu lista de seguidores. Y luego, bloquéalos sin que te tiemble el dedo. ¡Hazme caso en esto!


Pero os aseguro que este tipo de seguidores, no son los que más abundan. Ya les gustaría a ellos, ya. Por suerte, el mundo de las redes sociales está lleno de personas maravillosas. Con algunas, conectarás como si las conocieras de toda la vida e incluso, llegarás a hacer amistad. Sin hablar de esas otras que con sus comentarios, te sacarán una sonrisa y te animarán a seguir adelante. Estos y solo estos, son los seguidores que verdaderamente suman. Y con los que deberíamos invertir nuestra energía y nuestro tiempo porque a la larga, se convertirán en relaciones llenas de positivismo.
 
¡Y hasta aquí ha llegado el post de hoy! ¿Qué me cuentas? ¿Tienes redes sociales? Si es así, ¿te has encontrado alguna vez con alguno de estos seguidores tóxicos? ¿Podrías añadir algún tipo más a mi lista? ¿Coincidimos en métodos para neutralizarlos? Espero tu respuesta en los comentarios y de paso, aprovecho para enviarte un abrazo.

Como siempre, te espero en Twitter y Instagram, donde comparto: mi día a día, ideas de decoración, lugares inspiradores y un montón de cosas más. ¡Ah! Y si te quieres enterar antes que nadie de todas mis aventuras así como recibir contenido exclusivo y descuentos, puedes unirte a mi Newsletter.

Comentarios

  1. Yo soy tu seguidora abiertamente y aquí me tendrás para lo q necesites 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y como me alegro por ello! ❤
      Ya sabes que el aprecio es mutuo.

      Eliminar
  2. Cuánta verdad en un post! No llevo mucho tiempo en redes así que no me he cruzado a muchos (bueno, de los fantasmas nunca se sabe jaja) pero si he tenido un par de experiencias similares. Al final en casi todos los casos creo también que lo mejor es ignorar o bloquear, como a los haters de la vida real ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que por suerte no abundan pero cuando aparecen, dan un poco la lata.
      Tu cuenta es muy "buenrollera", así que no tendrás grandes problemas. 😉

      Eliminar
  3. Thanks for the tips!
    Beautiful skirt and the flower bouquet.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaaaa!

    Me ha encantado esta entrada ^^
    Pues yo por suerte no me he encontrado casi nunca con este tipo de seguidores, supongo que al ser blogger una comunidad más pequeñita es normal, a lo mejor la gente de youtube y así tiene que lidiar con más mierdas. De todas formas, muy buenos tips ^^ En el caso del seguidor fantasma bueno, estoy dividida porque yo a veces lo soy jajajaj quiero decir sigo cuentas pero no suelo interactuar ni dejar comentarios, simplemente las veo y ya, pero no por nada, o porque no me da tiempo para comentar o interactuar o porque simplemente no me apetece, aunque me guste el contenido.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que todos somos seguidores fantasma alguna vez. 😑 Pero me refería más a las cuentas de redes sociales. Es verdad que la comunidad blogger es bastante agradable y no pasa. ¡Que tengas buen fin de semana!

      Eliminar
  5. Me ha encantado este post Pepa. Yo a muchos resentidos/envidiosos directamente los he bloqueado. Y, ¿qué hacemos con los haters? ¿Los incluiríamos en abusones? O, ¿van más allá?
    Feliz fin de semana guapa.
    Besos rojos por doquier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que son abusones al 100%. Y a esos, hay que quitárselos de encima cuanto antes. ¡Que tengas un buen fin de semana! ❤

      Eliminar
  6. ¡Qué bien descritos! Yo he tratado sobre todo con los malrolleros y copiones y de la experiencia he aprendido a llevarlo lo mejor posible. O no les sigo el juego, o les respondo de buena manera o les indico que han copiado mi trabajo. Procuro ni cortarme ni perder mucho tiempo en ello.

    Un besote guapa, disfruta mucho del finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces muy bien en no callarte y en pasar de ellos. ¡Son muy caraduras!
      ¡Beso de vuelta a Valencia!

      Eliminar
  7. Hola, la verdad es que esta entrada me ha gustado mucho y me parece muy entretenida y al mismo tiempo le veo un toque de humor jejjeje.
    Nos leemos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor nunca puede faltar, ¿no crees? Me alegro que te gustara. 😉

      Eliminar
  8. Pepa, pues lo has explicado muy bien.
    Justamente hace unos días di con el copión.
    No es que me copiara a mi, pero igualmente al darme cuenta se lo dije.
    Pues bueno, encima insulta y se pone agresivo. Alucinante!!

    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Me he sentido suuuuper identificada! En casi cada categoría he recordado a un seguidor así. Y, aunque no sea "seguidor" como tal, también está el típico que te da tropecientos likes a las fotos, te sigue, y si no le sigues de vuelta te deja de seguir y a los dos días vuelve a hacer lo mismo. Me pone muy nerviosa, jajaja.

    ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡También me pasa! Como ves, todos nos encontramos de vez en cuando con ellos.
      ¡Son universales! 😁

      Eliminar
  10. Por supuesto que me he encontrado con este tipo de seguidores: desde los que me critican por cualquier cosa a gente que me conoce desde hace años, lo ve todo, lo critica por detrás pero jamás me deja un mensaje bonito o un simple me gusta.
    Pero el 95% de la gente con la interactúo es gente maravillosa e incluso gente como tú, a la que le tengo cariño sin llegar a conocernos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya sabes que el cariño es mutuo! ❤ Algo que noto es que a todas nos pasa lo mismo, más razón para restarle importancia. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. Hola bonita, siempre escribiendo tan bien, la verdad que yo no, pero vamos espero que si alguna vez me pasara lo llevara bien, porque hay veces que se pasan mucho, un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro que no te hayas encontrado ninguno! 😁

      Eliminar
  12. Por suerte, no entro en ninguna de las categorías :P que también te digo, vaya manera de perder tiempo y energía que tienen algunas personas que van dejando comentarios malrolleros... Así de primeras, me viene a la mente una "resentida" que tengo por ahí, pero me da bastante igual. Y me viene otra a la mente que me deja me gustas, me comenta, me sigue pero me deja de seguir... Madre mía, que pereza de gente. ¡Un abrazo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien en no perder tu energía en eso.
      ¡Abrazo de vuelta!🤭

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!