Schloss Grube: un palacio convertido en un hotel con muchísimo encanto en Brandeburgo


Esta semana, aprovechando que el lunes era un día festivo en Alemania, decidimos hacer una pequeña escapada. El destino fue Brandeburgo, una región alemana que me encanta visitar cuando llega junio. Más concretamente, visitamos el municipio de Bad Wilsnack y nos alojamos dos noches en un palacio convertido en un hotel con muchísimo encanto que está a menos de dos horas en coche desde Berlín. La experiencia fue tan buena que ha pasado a ser mi favorito de entre todos los hoteles en los que me alojé hasta ahora en Alemania (que la verdad, son muchos). A continuación, os cuento los motivos.


Se llama Schloss Grube y es un palacio de estilo barroco clásico que data del 1740. No hace muchos años, fue restaurado y decorado con mucho gusto. Está situado en plena naturaleza de Brandeburgo y al parecer, se trata de la última casona de una famosa dinastía de caballeros de la región de Prignitz, llamada Quitzow. Una de las cosas que mas me gusta de este hotel, es la manera en la que integraron lo antiguo con lo moderno. Pero también, la tranquilidad, la amabilidad y la gran calidad de cada uno de los servicios que allí ofrecen. Entre ellos gastronómicos, como su cafetería que os enseño a continuación y tiene un ambiente de lo más inspirador.





Alojarse en un edificio histórico es algo que me gusta mucho y en este caso, ha sido un auténtico placer porque nuestra habitación era muy amplia y acogedora. Con techos altísimos, tenía un salón separado de la habitación y tanto en las paredes como en los muebles predominaban los tonos rosados. Despertarse en ella pensé que era el punto fuerte del hotel, hasta que probé el desayuno que ofrece: a la carta y cuidando hasta el último detalle. Riquísimo y si hace bueno, se puede disfrutar en la terraza con el canto de los pájaros de fondo.




El hotel también tiene algunas zonas comunes como una biblioteca o un gimnasio muy bien equipado. Si os gusta salir a caminar o a correr, también podéis hacerlo directamente desde la puerta. Un requisito importante para mi cuando busco alojamientos, es que ofrezcan una buena experiencia culinaria a unos pasos de la habitación. El hotel Schloss Grube tiene un restaurante llamado Brasserie donde cenamos estupendamente las dos noches que nos alojamos. Lo que véis más abajo, es el bacalao con ñoquis al pesto y de postre, os recomiendo probar su versión de crème brûlée o kaiserschmarrn. No solo predomina lo regional y casero, sino que también cultivan sus propias hierbas aromáticas en su jardín trasero.




Además de todo esto que os cuento, los alrededores del Palacio Grube solo cuentan a su favor y lo convierten en un pequeño paraíso natural para pasar unos días desconectando de la ciudad. Justo delante de él, se encuentra una iglesia construida durante el siglo XVI que parece como sacada de un cuento. Y si sois amantes de las aves, podéis ver algunas cigüenas anidadas a unos pasos de él. O bien, visitar el pueblo de las cigüeñas más famoso de Alemania que se llama Rühstädt y está muy cerca de allí. Pero si os parece bien, me reservo los detalles para la siguiente entrada que seguro os va a encantar.




¡Y hasta aquí ha llegado el post de hoy! Espero que os haya gustado e inspirado si pensáis viajar por Alemania. ¿Qué me decís? ¿Habéis visitado alguna vez Brandeburgo? ¿Os alojaríais en un hotel como este? ¡Me alegro si me lo contáis en los comentarios!

Si tenéis pensado reservar este hotel, podéis hacerlo desde este blog y estaréis apoyando su continuidad y mantenimiento. ¡Quiero reservar el hotel Schloss Grube!

Como siempre, os espero en Twitter e Instagram donde os enseño lugares con encanto de Berlín y todo lo que gira en torno a mi estilo de vida y que me inspira en mi día a día. Y si queréis recibir contenido exclusivo, podéis suscribiros a mi Newsletter. ¡Estoy a punto de enviar la siguiente!

---- Este post contiene enlaces de afiliación al programa de Booking.

Comentarios

  1. ¡Hola!
    Que bonito hotel. Me encanta.
    Las fotos son maravillosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Pepa!

    Ains que preciosidad el hotel, que cosa más mona :D
    La habitación es super cuqui y el desayuno y todo aiiiins que pintaza, se nota que ha sido una buena opción.

    ¡besotes!

    ResponderEliminar
  3. Oh que hermoso lugar, hermosas fotografias

    ResponderEliminar
  4. ¡Cuánto encanto tiene ese hotel! La verdad es que me encantaría alojarme en un sitio así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que tomar nota para vuestra próxima escapada a Alemania porque no está tan lejos de Hamburgo.

      Eliminar
  5. Qué preciosidad Pepa!
    Desde luego que pasar ahí un par de noches debe de ser de lo más relajante.

    Besos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Te lo recomiendo mucho si te pasas por el norte!

      Eliminar
  6. Qué maravilla de escapada! No me extraña que te encantase el hotel, si parece que lo hayas decorado tú!
    Feliz semana,
    S

    ResponderEliminar
  7. ¡qué maravilla de lugar! Lo anoto, quién sabe, quizás algún día...!!!!
    Besos rojos por doquier

    ResponderEliminar
  8. Hello!
    A night in such a palace is definitely unforgettable :) I love such hotels :)
    Greetings from Poland!

    ResponderEliminar
  9. HOLA, HOLAAAAAAAAAAAAAAA

    De verdad, que sitio tan bonito. Quiero ir es una realidad.

    ¡SE MUUUUUUUUUUUUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 💛💛!

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla de lugar, da gusto alojarse en sitios así, muchas gracias por la información y por compartir esas fotos tan bonitas, ¡feliz semana!

    www.luciagallegoblog.com

    ResponderEliminar
  11. It looks amazing here! Your pictures are beautiful.
    xoxo
    Lovely
    www.mynameislovely.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué hotel más bonito! Encima con un entorno tan espectacular, debe de ser toda una experiencia alojarse en él.

      Gracias por descubrirnos estos rincones con encanto a los que no nos pillan cerca :)

      Eliminar
    2. Te encantaría. Quizá, para la siguiente visita que hagas a tu prima.
      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero, su plato favorito son vuestros comentarios.