Rühstädt: el pueblo europeo de las cigüeñas está en Brandeburgo

Que me encantan las aves no es nada nuevo. Y os lo demostraba hace tiempo, cuando compartía algunos consejos para que os visiten los pájaros silvestres u otros para apoyarlos en invierno. Incluso, me atrevía a escribir una entrada sobre consejos para fotografiar aves silvestres. Hace unas semanas nos alojamos durante dos días en el Palacio Grube, un hotel con mucho encanto en el municipio de Bad Wilsnack en Brandeburgo. Y me llevé una gran sorpresa, cuando me enteré de que el pueblo de las cigüeñas estaba a tan solo veinte minutos en coche. Se llama Rühstädt, pero es más conocido como el pueblo europeo de las cigüeñas (en alemán, Europäisches Storchendorf Rühstädt). ¿La razón? Entre mayo y mediados de agosto, sus tejados acogen la mayor colonia de cigüeñas de Europa Central.




Rühstädt es un lugar muy tranquilo que se encuentra en la región de Prignitz (Brandeburgo) y se puede recorrer rápidamente a pie. Por allí, encontraréis poco más que una iglesia y algunas cafeterías. Pero lo que sí que abunda, son las casas con fachadas de ladrillo tan originarias de la región. Justo encima de ellas, es donde encontraréis los nidos de las cigüeñas que los habitantes del pueblo cuidan con mucho cariño. Concretamente, hay más de treinta nidos construidos por parejas de cigüeñas procedentes de África. En ellos, es donde incuban sus huevos y cuidan a sus polluelos. Algo muy interesante es que todas las casas que albergan nidos están marcadas con un letrero donde se puede consultar: cuándo llegan los padres, cuántos polluelos crían y cuándo dejan el nido.




En el caso de las cigüeñas, os resultará bastante fácil fotografiarlas porque cuando están en sus nidos, no se mueven mucho. Pero como se encuentran a una altura considerable, necesitaréis una cámara con un buen objetivo. Ya que solo de esta manera, las fotografiaréis sin perder la calidad de la imagen y sobre todo, podréis ver de cerca el momento en el que alimentan a sus polluelos. Esto ocurre cuando ambas cigüeñas están en el nido y comienzan a hacer un fuerte sonido con sus picos que se conoce como repiqueteo. Y justo ahora en junio, es el momento perfecto para verlo.




Antes de terminar, os voy a dar un consejo de souvenir alemán muy guay. Si visitáis Rühstädt, tenéis que pasaros por la tienda Töpferei im Schafstall (Rühstädter Dorfstraße 15) donde podréis comprar objetos artesanos de cerámica (tazas, platos, jarras...). Hay cosas muy bonitas, incluso con motivos de cigüeñas. Yo me llevé a casa una jarra que usaré como jarrón para decorar con flores. Y también, un par de tazas de color verde como las que veis colgadas en la foto de la tienda. Así cada vez que tome el primer café, me acordaré de esta excursión a Rühstädt con la que tanto disfruté.





¡Y hasta aquí ha llegado el post de hoy! Espero que os haya gustado e inspirado. ¿Qué me decís? ¿Os gustan las cigüeñas? ¿Conocéis Rühstädt u otro pueblo con cigüeñas similar a este? ¡Me alegro si me lo contáis en los comentarios!

Como siempre, os espero en Twitter e Instagram donde os enseño lugares con encanto de Berlín y todo lo que me inspira en mi día a día. Hace unos días envié la Newsletter del verano, pero seguiré reenviándola a los nuevos o nuevas suscriptoras a lo largo de estos días.

Comentarios

  1. Que interesante ha de ser verlas y que raro que eligan casas para hacer sus nidos en vez de arboles, por cierto bonitas fotos, saludos:D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo es. Los nidos son de gran tamaño y los hacen encima de una especie de estructuras que les facilitan los vecinos.

      Eliminar
  2. Qué maravilla! Gracias por compartirlo.
    En Madrid suele haber muchas por Arganda del Rey, pero hacen los nidos sobre antenas, que no tienen el mismo encanto...
    feliz finde,
    S

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Que bonito! Las cigüeñas, son espectaculares. Como también lo son los lugares como el que nos muestras.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Bonjour!
    Se nota la tranquilidad del sitio, pero las vistas son super bonitas. Las fotos son muy bonitas y que cool que lograste capturar a la cigueña volando del nido jejeje.
    Ojala poder ir :) Pasalo bien

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero, su plato favorito son vuestros comentarios.