La ⊲doble⊳ razón de mi desaparición

No lo puedo negar. Si hago balance, el 2018 ha sido un año genial y horripilante a partes iguales. Lo empezaba cruzando el desierto californiano para pasar una merecidísima semana de vacaciones en Palm Springs. Y luego desde allí, volvíamos directos a Nueva York donde me recibiría una auténtica tormenta de nieve. Manhattan, nos acogía de nuevo hasta marzo y había que aprovecharlo. Recuerdo que disfrutamos esos últimos meses al máximo y nos resistíamos una y otra vez: ¡a abandonar nuestra vida al más puro estilo americano! Cuando me dí cuenta, ya era primavera. Ya estábamos instalados en Berlín y poco a poco volvíamos a la realidad. Tras mucha búsqueda y empeño, a la primera encontrábamos nuestro piso berlinés de ensueño. Entre tanto y tanto, hicimos alguna que otra escapada por Alemania y Austria. Realmente me pasé el verano, haciendo y deshaciendo cajas de mudanza. Poner un nuevo piso a punto, lleva su tiempo. Ha pasado más de medio año: ¡y todavía sigo en ello! Así que cuando me dí cuenta el verano ya se había pasado, y decidimos finiquitarlo en Asturias por todo lo alto. 

Así de repente, llegó septiembre. Un mes que me gusta especialmente porque además de que cumplo años, siempre suele llegar cargado de ganas y cambios. En concreto este, estaba lleno de proyectos de los buenos. Además estaba taaaaan contenta en mi piso nuevo, que necesitaba poner el contador a cero y empezar a funcionar solo a base de lo bueno. Pero esta vez, se quedó en eso. En cero. Y todo tras una visita al médico. Un segundo puede cambiar tu vida o en mi caso: ¡salvártela de chiripa! 


Carcinoma tiroideo. El primer culpable de mi desaparición en el mundo bloguero. Dos meses en los que mi motivación se esfumó y durante los que pasé por una operación, muchísimas pruebas y hasta una radioterapia con yodo radioactivo. Me recuperé muy rápido, y ahí se quedó. Problema resuelto, pensaba yo. Hasta aquí, la parte de la historia que la mayoría sabéis. ¡Aprovecho para daros las gracias por vuestros mensajes de ánimo y el interés!

Pero después de todo esto yo seguía teniendo la sensación de que algo no iba bien. Y además, había algunos cabos sueltos que no acababan de cuadrar y que a los médicos les hacían sospechar de una segunda enfermedad con algún tipo de malignidad. Fue aquí cuando de nuevo empezó un auténtico maratón de especialistas médicos. Hasta que en noviembre dieron con ello. Mierda, otra vez cáncer. Esta vez de tipo hematológico. El segundo responsable de mi desaparición, y esta vez fulminante.

Pero cansada de tanto drama y al cabo de unas semanas, decidí que ya estaba bien. En realidad, me encontraba perfectamente. Y sabía que estaba teniendo mucha suerte dentro de la tremenda mala suerte. Porque por segunda vez, estaba pillado a tiempo y el pronóstico era bueno. Disfruté a tope del mes de diciembre. Pasé las mejores navidades de mi vida berlineando en familia. Recibí y dí un montón de regalos, y hasta bailé: ¡pero bien! Pero sobre todo, cogí con mucho empeño una lista que había hecho semanas antes. En ella solo había cosas y más cosas que quería hacer, cuando estuviera completamente bien. Pero, ¿por qué esperar? Decidí avanzar. Y claro, retomar el blog era una de esas cosas pendientes que decidí hacer: ¡ya!

Así que: ¡Hola!¡Aquí estoy de nuevo! Con mucho positivismo y aprendiendo a vivir sin miedo. Aunque el proceso está siendo pesado, me encuentro bien. Y si todo sale según lo planificado: ¡en abril todo habrá terminado! ¡Y eso habrá que celebrarlo! Aún no sé muy bien, lo que os puedo ofrecer. Pero lo que está claro es que tengo muchas ganas de volver a contaros cosas de vez en cuando. Simplemente: ¡a ver!

¡Espero impaciente vuestros comentarios! Y como siempre os espero en mis redes sociales favoritas. Especialmente en Instagram, donde estos días intentaré contestar a cualquier pregunta que os surja sobre este tema tan particular. Siempre dispuesta a ayudar , tanto a cualquier persona que lo pueda necesitar o simplemente tenga curiosidad. 

Comentarios

  1. Me alegra leerte tan positiva, con esa actitud seguro que lo superas súper rápido! Yo te mando un abrazo muy grande y mucha energía positiva 💖 ¡Qué bien que estés de nuevo por aquí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tania!
      Con ganas de compartir algún que otro sitio berlinés super chulo.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Bienvenida al mundo bloggero de nuevo, te he echado mucho de menos y más teniendo en cuenta el motivo de tu desaparición. Solo espero que ya estés al 200% ya y que todo lo que venga este 2019 sea maravilloso.
    Te envió un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lara! Muchísimas gracias!
      Un abrazo enorme directo a Cantabria!

      Eliminar
  3. Que Qué bien que vuelvas pepa,como bien dices fue un año duro pero tienes mucha energía y todo va bien ,las Navidades en Berlín alucinantes,no os lo podéis perder un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué cambio ^^

    Yo siempre digo: el positivismo y el buen humor no curan... pero ayudan a sobrellevar cualquier cosa! Y un diagnóstico a tiempo es invaluable, así que solo me queda decir que retomes pronto la vida aventurera de siempre! Mira que yo aún no me mudo, me estoy quedando atrás! xD

    un abrazo enormeeee! :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo! No te imaginas las ganas que tengo de pegarme un viaje!
      Un abrazo enorme!!

      Eliminar
  5. Hola Pepa, no tenía ni la más mínima idea que estabas pasando por todo eso. Me alegro muchísimo que todo esté saliendo bien y que hayas vuelto con todo ese positivismo y energía! Un abrazo enorme de berlinesa a berlinesa ����

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Montse! Muchísimas gracias por pasarte! Cuento contigo para celebrar mi recuperación por todo lo alto! Un abrazo!

      Eliminar
  6. Tu fan nº1 está encantada de que vuelvas a bloguear Pepa! 🤗
    Estos meses van a pasar volando y en nada podrás retomar todos esos proyectos tan geniales.
    Así que... ¡a topeeee!

    💜Amor de hermana 💜

    PD: Romeo te envía recuerdos cargados de mimos gatunos 🐈💤💕

    ResponderEliminar
  7. Willkommen zurück Pepa! Gracias por contagiarnos esa energía, positivismo y ganas de seguir adelante! Eres un ejemplo a seguir! Si te animas a una escapada hacia el sur, en Múnich tienes tu casa! ;) Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  8. Madre mía Pepa, pero si yo no sabía nada de nada.
    ¿Sabes qué el otro día así, sin motivo, me viniste a la mente y pensé, dónde estará Pepa?
    Me he emocionado leyéndote y se me han saltado unas lagrimitas. Pero me alegra leerte tan fuerte, transmites muchísimas ganas, así que ¡lo vas a ganar seguro! y justo lo podrás celebrar en Primavera!!!

    Te envío un abrazo enorme, fuertísimo y un puñado inmenso de Besos rojos por doquier.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Inma! Estoy totalmente segura de ello! Un beso!

      Eliminar
  9. Me ha emocionado tu post. Por suerte yo estoy muy sana pero no tanto gente de mi alrederdor a la que quiero más incluso que a mi vida. Así que me alegra muchísimo verte tan positiva, eres fuerte y puedes con todo lo que te echen.
    ¡Bienvenida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Pues a seguir igual de bien, y mucha suerte con tus seres queridos! Un abrazo :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios! 💕