30 pequeñas cosas que me ayudan a sobrevivir emocionalmente a la pandemia

No sé que pensaréis vosotros pero a mí me resulta increíble que después de un año, el tema de la pandemia siga más o menos en la misma línea. O al menos en Alemania, donde la incidencia se ha disparado y por primera vez, nos han puesto toque de queda. Si algo tengo claro es que esta nueva realidad se va a mantener a largo plazo y no queda otra que mentalizarse. Y la verdad, hay momentos que a mí me cuesta aceptarlo. Si ya es difícil experimentar esta situación en tu propio país, creo que más lo es si estás lejos de él. Y sin saber muy bien, cuándo vas a poder volver a ver a tu familia o a tus amigas.
 

Al menos, todas las personas que me importan están sanas. Tener esto presente en mi mente, es una de las cosas que más me ayudan a mantenerme positiva. Pero también, concentrarme y disfrutar de esos pequeños detalles diarios que me hacen sentir bien y procurar, no renunciar a ellos por muy ocupada que esté. Así que mitad desahogo, mitad inspiración, comparto con vosotros esta lista de treinta cosas que me ayudan a sobrevivir emocionalmente a la pandemia. Ya me contaréis, si coincidimos en alguna o no.


30 pequeñas cosas que me ayudan a sobrevivir emocionalmente a la pandemia:

1. Concentrarme en mí misma y en esas cosas que me hacen sentir bien.

2. Mantenerme positiva y evitar conscientemente los pensamientos negativos.

3. Vivir el momento y no planificar nada a largo plazo.

4. Saber parar cuando me lo pide tanto la mente como el cuerpo.

5. Arreglarme y usar mis prendas favoritas, aunque sea para estar en casa.

6. Relajarme cada martes mientras decoro los jarrones con mis composiciones de flores. 

7. Desayunar o almorzar en la terraza mientras respiro aire fresco y tomo un poco el sol.

8. Cocinar y probar nuevas recetas utilizando alimentos de temporada.

9. Alimentarme de manera sana y hacer una dieta mayormente vegeteriana.

10. Bajar dos veces por semana a comprar al mercado. Y hacerlo temprano, tenga ganas o no.


11. No encontrarme con esas personas que tengo que ver pero que no quiero ver.

12. Perderme de vez en cuando por Berlín y descubrir o redescubrir nuevos lugares inspiradores.

13. Poder trabajar cómodamente desde casa y dedicarme a lo que realmente me gusta.

14. Aceptar las emociones que siento en cada momento, sean buenas o malas.

15. Ver series y películas entretenidas, sin drama y con energía positiva.

16. No ver la televisión y tampoco, estar pendiente de las noticias.

17. Recoger comida para llevar de mis restaurantes favoritos.

18. Escribir mis reflexiones en este blog o en las redes sociales.

19. Permitirme momentos para no hacer absolutamente nada.

20. Visitar mi panadería favorita fin de semana sí, fin de semana no.




21. Hablar con alguien de confianza siempre que lo necesito.

22. Ver la transformación que experimentan las plantas de la terraza. De repente, pasan del marrón al verde y cada día, descubro nuevas flores.

23. Observar los pájaros silvestres que me visitan e interactuar con ellos.

24. Pasarme de vez en cuando por mi centro de jardinería favorito.

25. Vivir en pareja y no sentirme nunca sola.

26. Tomar cafés o cañas a través de vídeollamadas con personas que solo suman.

27. Dormir todo lo que necesite pero siempre, acostándome y levantándome temprano y a la misma hora.

28. Tener la gran suerte de poder moverme en coche y así, evitar los medios de transporte.

29. Disfrutar desde que me levanto hasta que me acuesto de mi piso y estar agradecida porque una vez más, sea uno de mis grandes salvavidas anímicos.

30. No perder la esperanza de que todo irá a mejor y que pronto, retomemos una normalidad algo más normal.



Y hasta aquí ha llegado el post de hoy. Espero que os haya gustado e inspirado. ¿Qué me decís? ¿Cuáles son vuestros trucos o estrategias para sobrevivir emocionalmente a la pandemia? ¿También os estáis concentrando en los pequeños detalles? ¿Coincidimos en alguno? ¡Espero vuestra respuesta en los comentarios! Y de paso, os mando ánimo y un abrazo.

Como siempre, os espero en Twitter e Instagram donde comparto: mi día a día, ideas de decoración, lugares inspiradores y un montón de cosas más. ¡Ah! Y si os queréis enterar de mis aventuras antes que nadie,  así como recibir contenido exclusivo: podéis uniros a mi Newsletter.

Comentarios

  1. ¡Qué inspiradoras ideas! No solo para la pandemia, sino para el día a día y la misma vida.

    Yo me refugio mucho en la lectura, en la escritura, en mi cuaderno de agradecimiento, en mi libro de recuerdos, en la música y en bailar :)

    ¡Feliz finde bonita!

    ResponderEliminar
  2. Hola Pepa!
    Sí, aquí en Alemania la cosa va cada vez de peor a peor.
    Esperemos que el tema vacuna nos dé más libertad.
    Mi marido fue vacunado ayer con la primera dosis y mi hijo que trabaja en una guardería también. Mi hija ya tiene cita y yo esperando que por mi turno me toque.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que tu familia ya esté vacunada y espero que a ti te toque pronto.
      Como tu hija, también tengo ya la cita. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Yo la tercera es la que más estoy aplicando y mejor me va, y la verdad que me gustaría mantenerla si esto algún día pasa. Muchísmo ánimo Pepa, entiendo lo difícil que debe ser, yo espero la semana que viene poder volver a casa y ver a mis padres nueve meses después. Ya todos vacunados, ¡me da mucha esperanza! Espero que pronto también os podáis reencontrar.
    Besos rojos por doquier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que ya estéis vacunados y pronto veas a tu familia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Los puntos uno, tres y treinta me parecen imprescindibles. Las pequeñas cosas son mi vía de escape particular a esta situación que ya se está alargando demasiado. Intento refugiarme en la lectura o en las acuarelas... y siempre que puedo intento desayunar fuera, ver alguna exposición, pasear por los parques y, en definitiva, ver Zaragoza un poco con ojos de turista. ¡Un abrazote y que tengas muy buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te sigo la pista, lo sé muy bien. Tienes suerte de poder disfrutar de exposiciones o cafeterías, aquí está todo cerrado desde Navidad. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Te entiendo perfectamente porque está siendo muy duro. Llevo 5 meses sin ver a mi madre y el próximo domingo volveré a Asturias después de que ella ya esté vacunada así que esta semana estoy hasta nerviosa.
    Tenemos varios puntos en común: no hacer planes, comer mejor y cocinar. Cocinar me ha dado la vida, no tenía ni idea y he descubierto una pasión en ello. Además ahora hago deporte 6 días por semana y no perdono mis 10.000 pasos diarios. Todo suma y físicamente me encuentro mejor que nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien y que suerte. ¡Disfruta mucho esa visita!

      Eliminar
  6. Hola Pepa, cada vez me encanta leerte y ver las fotografías, es que desprendes un buen rollo... Por cierto, me recuerdas a Audrey Hepburn, no sé si ya te lo he dicho alguna vez o alguna persona te lo haya dicho... Besitos.

    ResponderEliminar
  7. La pandemia ha sido una etapa de nuestras vidas en la que hemos tenido el tiempo suficiente para conocernos a nosotros mismo más de lo que ya lo habíamos hecho y, por otro lado, durante todo ese tiempo metido en casa, también nos hemos dado cuenta de los pequeños defectos y errores que esta estaba teniendo. Es una realidad que, después del confinamiento domiciliar, mucha gente ha comenzado a hacer reformas en su casa, comprando además nuevo mobiliario y a redistribuirlo de otra manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por el comentario!
      Un saludo desde Berlín.

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero, su plato favorito son vuestros comentarios.