5 ventajas de tener flores frescas en casa

Que me gustan las flores no es nada nuevo. En su momento, os contaba qué tipos de flores podíais encontrar en las floristerías durante el otoño o la primavera. También, os daba algunos consejos para que vuestras flores os duraran más tiempo. Y además, compartía con vosotros dónde se pueden comprar flores en Berlín e incluso, algunas ideas para decorar vuestra casa con ellas. Hoy voy más allá y concretamente, voy a contaros las ventajas que yo le encuentro a tener flores frescas en casa. Todo ello, narrado desde mi punto de vista que nada tiene que ver, con ser una florista experta. Pero sí, con ser una persona que adora estar rodeada de flores, las conoce bien e invierte mucho tiempo en ellas.


5 ventajas de tener flores frescas en casa

1. Trabajar con ellas me relaja

Hace casi tres años que nos mudamos a este piso. Y ese, es exactamente el tiempo que llevo haciendo  mis composiciones de flores cada semana. Algo que sin duda, se convirtió en un ritual antiestrés. Como ya sabéis, tengo una cómoda en el salón donde coloco todos los jarrones con flores que yo misma preparo. Esta afición es muy importante para mí porque me ayudo mucho a superar fases complicadas de mi vida. Pero también, fue (y sigue siendo) mi momento de escape durante esta interminable pandemia.

2. Me alegran la vista y me motivan día tras día

No puedo y tampoco, lo quiero remediar. Admito que soy una de esas personas perfeccionistas que disfruta mucho decorando la casa y haciendo de cada rincón un lugar especial. Y las flores, me ayudan mucho a conseguirlo. Principalmente, suelo ponerlas en los baños y en el salón. Y si me sobran, coloco pequeños ramitos en las mesas auxiliares o el escritorio. Verlas al pasar, observarlas mientras tomo el café o cuando trabajo, me hacer sentir bien. Su olor me resulta muy agradable y me motivan a seguir teniendo mi piso en constante orden y evolución creativa.


3. Fomentan mi creatividad de manera infinita

Hacer las composiciones de flores en mis jarrones y decorar con ellas, me relaja y me hace feliz. Pero también, fomenta mi creatividad. Por ejemplo, siempre encuentro nuevas posibilidades para decorar con ellas o fotografiarlas. Además, la combinación de colores que a veces me encuentro de manera natural en sus pétalos, me inspira. E incluso, me sorprendo a mí misma con combinaciones de colores que creía imposibles pero que una vez juntos, quedan divinos. Fijarse en las combinaciones de colores que tienen las flores según van cambiando las estaciones, es la mejor de las inspiraciones.

4. Me permiten aprender y descubrir mi entorno desde otra perspectiva

Comprar flores cada semana, me permite conocer al detalle los tipos de flores que hay cada temporada. Poco a poco y sin ningún tipo de esfuerzo, fui aprendiendo cuáles eran las flores típicas dependiendo del mes. Conocí muchos tipos de flores diferentes y aprendí a cuidarlas. Además, ahora también sé qué tipos de flores se cultivan en los alrededores de Berlín y esto me abrió perspectivas diferentes a la hora de planificar mis compras o excursiones. ¡Me muero de ganas por visitar un campo de girasoles!

5. La rutina de ir a comprarlas y elegirlas me hace muy feliz

Bajar a comprarlas los martes al mercado, se ha convertido en una rutina muy beneficiosa para mí. Por un lado, me permite desconectar y respirar aire fresco. Y por otro, estoy apoyando al comercio local. También, puedo ver y hablar con personas diferentes, algo muy enriquecedor en estos tiempos que corren. Así como, disfruto mucho observando al detalle qué flores hay para vender en el puesto y posteriormente, decidiendo cuáles me voy a llevar a casa. En definitiva, comprar flores frescas forma parte de mi beneficiosa vida de mercado.

Sin más, os doy las gracias por haber llegado hasta aquí. Y de paso, os animo a poner flores frescas en vuestra vida y disfrutar de los beneficios positivos que esto conlleva. ¡Me despido hasta el próximo viernes! Espero que el post, os haya gustado e inspirado. ¿Qué me decís? ¿Soléis tener flores frescas en casa? ¿Qué es lo que más os gusta de ellas? ¿Podríais añadir alguna ventaja más a mi lista? ¡Espero vuestra respuesta en los comentarios!

Como siempre, os espero en Twitter e Instagram donde comparto: mi día a día, ideas de decoración, lugares inspiradores y un montón de cosas más. ¡Ah! Y si os queréis enterar de mis aventuras antes que nadie,  así como recibir contenido exclusivo: podéis uniros a mi Newsletter.

Comentarios

  1. Las flores son hermosas y lo mejor para decorar.

    ResponderEliminar
  2. Hola! La verdad es que a mi me gusta mucho tener flores en mi zona de trabajo, y bueno por toda la casa jeje. Normalmente me las compro o las recojo una vez al mes y las dejo secar y queda preciosas!!
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  3. ¡Holaaaa!

    Ay que fotos más bonitas y estoy totalmente de acuerdo, me encanta cuando mi madre compra flores y las tenemos en el salón o en la cocina, de verdad que te alegra la vista verlas y te da como un poquito de felicidad así en el día a día ^^

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. Antes de nada... ¡muero de amor con tu jersey de pajaritos! Ya sabes que no soy muy de comprar flores, pero gracias a tu blog cada vez me apetece más darles una oportunidad. Cualquier día pico, porque de camino a trabajar paso por un kiosco de flores y plantas y esta semana pasada los ramos de paniculata me ponían ojitos ^^ ¡Un besazo y feliz domingo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te animas, espero que me las enseñes. ¡La chaqueta es de Zara!

      Eliminar
  5. A mi me pasa como a ti, ir a comprarlas y verlas en casa me da felicidad y paz. Por cierto, me encanta tu chaquetita!
    Besos rojos por doquier!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Pepa!
    También me gusta mucho tener flores frescas en casa.
    Gracias por tus consejos.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Me encanta la vida de mercado! Disfruto mucho de ir cada semana.
    Con las flores frescas tengo sentimientos encontrados: son preciosas y me encantan pero la vez me agobia mucho tener que "perder" 10 min cada día para cambiar el aguay, además también me pone muy triste cuando llega el momento de tirarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como me alegro de que también disfrutes mercadeando. En cuanto a las flores frescas, eso que te pasa a ti, le pasa a más gente. Así que optaría por ramos de flores secas. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Las flores siempre aportan calidez a los espacios. Me gustan mucho.
    Te espero pronto por mi blog. Feliz semana!

    ResponderEliminar
  9. Qué envidia (sana) me das... Me encantan las flores pero soy de esas personas que no tiene mano para las plantas :(

    Feliz finde, guapa. ¡A disfrutar del sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces, te recomiendo que te compres un ramo colorido de flores secas.
      ¡Un abrazo! 😊

      Eliminar
  10. Que bonito todo Pepa, tienes un gusto precioso... A mí me chiflan las flores, tengo en todas las estancias de la casa, unas secas que son recuerdos, otras nuevas, otras artificiales... Le dan románticismo a cada estancia. Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que las flores son elementos ideales para completar cualquier hogar. Son muchas las personas apasionadas con las flores, por eso incluirlas en cualquier estancia del hogar es estupendo para decorar. La creatividad que dan las flores coloridas es estupenda, por eso nosotros creemos que los ramos de flores o las cajas con flores son una bonita manera de tener la casa ambientada, decorada y conseguir que sea de lo más acogedora.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero, su plato favorito son vuestros comentarios.