¡Un paseo mañanero por el estiloso centro de Múnich!

Pero que ganas tenía de conocer la capital de Baviera (Bayern en alemán), una de esas ciudades que en cuanto la conoces sabes que vas a volver siempre que puedas y en la que sin ningún problema podría vivir la mar de contenta. Eso sí, aunque viví muchos años en el sur de Alemania me costaría un poco acostumbrarme a su manera tan particular de hablar el alemán, pero tampoco sería un drama ya que se dice que es la ciudad alemana con la calidad de vida más alta, lo que no me extraña viendo lo verde que es, lo bien cuidada que está y lo caro que es hacer la vida cotidiana allí. Me fue difícil no pagar menos de cuatro euros por un café, pero supongo que porque me moví por la zona más emblemática de la ciudad...


Seguro que muchos de vosotr@s conocéis la ciudad en persona o de oídas por su famosísimo equipo y estadio de fúbol, su internacional Festival de la Cerveza Oktoberfest, los lujosos bolsos o mochilas de MCM, o porque allí se encuentra la enorme empresa y fábrica de coches BMW. Sin embargo, lo que a mí más me fascina de Múnich es su casco antiguo y sus jardines de cerveza, para que negarlo...

¿Qué me decís? ¿Os unís a mi aventura?
#PepaenMúnich


La verdad es que una larga mañana en Múnich da para mucho, pues al contrario que en Berlín los puntos de interés más famosos están más concentrados lo que facilita mucho las cosas. Empecé mi paseo en la Plaza Karlplatz pasando por debajo de los arcos de la famosa puerta Karlstor hasta llegar a larga calle comercial Neuhauser Straße. Había acabado de llegar y ya me encantaba....

Neuhauser Straße, Múnich
 
En el camino me encontré con la intrigante Iglesia Frauenkirche cuya fachada está en obra, por lo que apenas pude contemplar sus coquetas torres. Pero lo que a mí más me interesaba era ver con mis propios ojos la famosa pisada del diablo "Teufelstritt". Sí habéis leído bien, cuenta la leyenda que fue el mismísimo diablo quien la dejó allí marcada a modo de burla, tras entrar a curiosear y ver que la iglesia no tenía ventanas. Pero eso era lo que él pensaba... No sé yo si la historia me convence, fuera lo que fuese calzaba un número bien grande... Lo que sí sé, es que estar allí dentro daba un poco de cosa, no sé si por esas figuras espías que abarrotaban el techo vigilándo a los inquilinos o por la pisada maldita...

Iglesia Frauenkirche y pisada del diablo, Múnich

 Caminé y caminé, hasta llegar a la famosa Plaza Marienplatz donde se encuentra el impresionante Nuevo Ayuntamiento, en alemán Neues Rathaus de estilo neogótico, y del que os recomiendo que no os perdáis detalle recorriendo con la vista su fachada. Eso si podéis, porque la verdad es que la ciudad estaba abarrotada de turistas y curiosos...


Neues Rathaus, Múnich

Tanto descubriento abre el apetito a cualquiera, no os perdáis el arroz con leche artesano de I love Leo (Am Marienplatz; Rindermarkt 2), ummm riquísimo! Que se lo pregunten al Pepe, que si me descuido no lo pruebo..., pero bueno no importa porque el arroz con leche asturiano está más bueno...

I love Leo, Múnich

  Pero sin duda, una de las cosas que más disfruté de Múnich fue el Mercado Viktualienmarkt. Sus adorables puestos tanto de comida, de flores, o de artesanía tienen algo especial y sin que te des cuenta el tiempo pasa volando.


Mercado Viktualienmarkt, Múnich

 Es el lugar perfecto para disfrutar de una comida típica de Baviera después de haber hecho bien de turisteo por el casco antiguo de la ciudad.  Mi salchicha con ensalada de patata estaba deliciosa, sin olvidarme de la enorme clara que bebimos (Radler en alemán), bien fresca. Lecker!



Mercado Viktualienmarkt, Múnich

Y después de pasar horas caminando, tras tantas emociones juntas y descubrimientos a tutiplén, Pepa estaba casi a punto de desvanecerse (y eso que aún nos esperaba un buen viaje de tres horas hacía el Tirol Italiano, pero eso os lo contaré otro día). Así que para descansar un poco, no hay nada mejor que dirigirse al famoso parque Hofgarten pasando por la imponente Plaza Odeonsplatz para tirarse un poco a la bartola, disfrutar de las vistas y de un poco de aire fresco bajo el sol.

Hofgarten, Múnich

 ¡Este si que fue un buen paseo! Espero volver bien pronto para disfrutar del Oktoberfest entre familia y como no, visitar mi peludo habitante preferido de la ciudad...

¿Qué os ha parecido Múnich? ¿Ya lo conocéis?
 ¿Cuál es vuestro rincón favorito?


Si queréis conocer la ciudad al detalle, no dudéis en visitar el blog My little Munich de la madrileña Caru. Está lleno de consejos para conocer los mejores rincones de Múnich, con o sin los más pequeños de la casa :)

Y si queréis estar al día de mis aventuras, compras y caprichos nos podemos seguir a través de GFC, Twitter, Facebook, o Google+! ¡Os estoy esperando!

Comentarios

  1. Hola: nunca estuve en Múnich pero gracias a tu paseo ya me hago una idea que es una ciudad digna de visitar. Como todas las grandes ciudades el nivel de vida es más elevado a lo que estamos acostumbradas pero ya se aprecia que está muy bien cuidada. Me gustó mucho conocer lo que cuesta un café porque algo similar me pasó en Paris hace unos días. El mercado y la pisada del diablo me parecieron muy curiosos. Unas fotos preciosas y llenas de encanto. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Hace unos años que estuve en Múnich y me gustó mucho... ¡Y eso que no estaba tan bonito y soleado como en tus fotos! :) Me pareció super curioso lo de la huella del diablo, hice un tour y nos lo contaron pero estaban en misa y no pudimos pasar.

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. entonces tienes que volver pronto otra vez para poder disfrutarlo como se merece :)

      Eliminar
  3. Y tan estiloso, qué maravilla, me ha encantado, disfruta!!!!!
    http://universovarietes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Pepa, fantástica las fotos!!! Que ganas de probar los pasteles.
    Un beso y buen puente

    ResponderEliminar
  5. Menuda excursión!!.. No conozco Munich, así que muchas gracias por traérnoslo ;)
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Estupendo post, unas fotos preciosas, estuve el mes pasado y me encantó!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. QUe divina ciudad!!! creo que me gustan todos los lugares que nos mostras aqui. Otro lugar para visitar algun dia.
    Saludos y muy buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
  8. Algun dia espero conocerlo. Que lindo ppr lo menos ya tengo idea de como podria ser !!!!@
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Qué bonita Munich!! La tengo apuntada, si puedo en Septiembre haré otra visita por tierras alemanas! Ya te contaré! ;)

    ResponderEliminar
  10. Hola!! Que bonita que es Munich. Con tus rutas, y tus historias, lo sientes mas cercano, y mucho mas ameno :D! Espero poder visitarla pronto, porque merece la pena. Esta claro que como muchas ciudades, los precios con un poco elevados. Pero si sabes llevarlo , es fácil vivir en ella. Gracias por tan bonitos post, me has hecho disfrutar mucho!

    Un besi guapa!

    ResponderEliminar
  11. Jo me ha encantadoooo. Cuando ahorre un poquito quiero visitarloooo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!