Potsdam | Perdida en los jardines Sanssouci


Si es que por favor, ¡yo no tengo perdón! Llevo un montón de años viviendo en Berlín y nunca me había pasado por aquí. Estoy hablando de Sanssouci, situado en Potsdam (Brandeburgo) y famoso por ser un complejo espectacular tanto de jardines como de palacios al más puro estilo prusiano. El palacio principal que podéis ver en la foto de abajo, era la residencia oficial de verano del Rey Federico II el Grande (1747). Todo un precursor en eso que hoy en día llamamos "slow life", porque precisamente "Sanssouci" es un término francés que significa "despreocupación". Al parecer algo muy importante para él, porque era justo aquí donde pasaba largas temporadas totalmente despreocupado y desconectado de Berlín.


El día que lo visitamos hacía un tiempo estupendo y por eso, nos dedicamos a pasear por sus bosques y jardines, haciendo hincapié en todas sus esculturas y pabellones. Me queda pendiente hacerle otra visita, para descubrir los interiores de sus palacios al detalle. Pero la verdad es que estoy bastante satisfecha con lo que ya tengo visto, que por cierto es tan bonito como si hubiese sido hecho por puro capricho. De ahí que le digan rococó federiano, un término que se acuñó a este estilo barroco tan particular que decidió adoptar este rey prusiano. Los colores pastel de los edificios, entre los que predominan el verde y el amarillo, no podían combinar mejor con la vegetación. Si os pasáis por allí, no olvidéis visitar las antiguas termas romanas, el templo de la amistad o el palacio Charlottenhof. Tan solo algunos ejemplos de entre todas las maravillas que os esperan en este lugar, por el que se puede pasear totalmente gratis y en absoluta tranquilidad.


Pero sin duda, ¡lo que más me gustó fue el pabellón chino! Como sacado de un cuento, te sorprenderá encontrarlo de repente en mitad del bosque. De forma redonda y de color verde, en él no faltan los detalles dorados orientales. En su cúpula resalta una sombrilla típica china, sujetada por la mano de una estatua de lo más divina. ¿No os parece una maravilla? Y hablando de fascinación, no os imagináis el calor que hacía cuando lo visitamos y lo que nos costó encontrar una cafetería para refrescarnos. Para que no os ocurra lo mismo, señalad en vuestro mapa el Café Eden. Una cafetería de lo más singular, en la que han sustituido las sillas por hamacas o mantas. Os aseguro que allí podréis relajaros y disfrutar de un café helado, antes de volver a explorar lo que sea que os falte de vuestra aventura a través de este Patrimonio de la Humanidad.


Así que ya sabéis, esta visita es totalmente recomendable si os pasáis por Berlín y se os apetece desconectar alejados de la ciudad. Se trata de un paraíso natural, que os recomiendo visitar con buen tiempo porque vais a tener que caminar bastante y creo que verde y floreado, ¡luce aún más! No os parece increíble que no fuese hasta los años noventa y tras la reunificación alemana, cuando esta preciosidad fuera abierta al público, ¡así sin más! Y aún más increíble es que tan solo hace cien años que la familia imperial alemana lo dejó de frecuentar. Revolviéndose debe estar Federico, cuyo único propósito era tenerlo eternamente para sí mismo.

¿Qué me decís? ¿Habéis estado alguna vez en este conjunto de jardines y palacios? ¿Qué es lo que más os ha gustado?

¡Espero impaciente vuestros comentarios! Y como siempre os espero en Twitter y Instagram, donde comparto mi día a día y un montón de recomendaciones más. Y si te gustan tanto mis looks como mi estilo decorativo, pásate por mi perfil de 21 Buttons desde donde los podrás comprar.

Comentarios

  1. Yo tuve la suerte de visitarlo,lo recomiendo es expectacular, me quedé encantada ,gracias pepa eres una excelente guía turística.🥰

    ResponderEliminar
  2. He tenido la gran suerte de visitarlo hace poco y es de los sitios más bonitos en los que he estado. Al igual que tú Pepa mi favorito fue el pabellón chino, me encantan sus colores y esas figuras tan originales que lo decoran ¡Impresionante! 💕

    ResponderEliminar
  3. Suele pasar ,muchas veces tenemos verdaderas maravillas cerca de casa y por una cosa u otra no vamos a visitarlas .
    Me ha encantado el post y las fotos el pabellon chino es espectacular .
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  4. Que lugar mas maravilloso!!! Te mando un beso

    ResponderEliminar
  5. Thank you for sharing beautiful photos.
    Happy weekend

    ResponderEliminar
  6. Precioso lugar, me encnataría perderme por allí. Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe, quizá cuando menos te lo esperes 😊

      Eliminar
  7. Nunca es tarde si la dicha es buena....y en este caso lo es. Precioso sitio. Pero no te traumatices paisanina que yo llevo toa mi vida en Asturias y hay maravillas que estoy conociendo ahora y las que me faltan...jejej. Besinos solete

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué maravilla! Pero mira ya lo has visto y encima lo compartes con nosotras,pues mucho mejor jaja

    http://caritrini.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Que bonito Pepa,

    Cada rincón es más bonito que el anterior y el pabellón chino ya es otro nivel.

    Suele pasar que cuando llevamos mucho tiempo viviendo en un sitio, hay un montón de lugares chulos que no visitamos. luego cuando vamos de viaje siempre queremos verlos todos jeje

    Me alegra que te animaras a visitarlo y lo compartieras con nosotras, has transmitido tranquilidad en todas las fotos guapísima. ¡Gracias!

    Un besazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustara. Gracias a tí por la visita. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  10. Beautiful photos.
    www.rsrue.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. ¡Me lo apunto para cuando me anime a visitar Berlín! Siempre me han gustado los jardines y todo lo que tenga que ver con la naturaleza y esos se ven muy bonitos, con esas esculturas y los detalles dorados. Qué curioso el pabellón chino, en el palacio real de Suecia también hay uno pensé que no era algo muy común pero ya veo que hay más de uno!

    ResponderEliminar
  12. Nos encantó cuando fuimos... y eso que hacía frío y las plantas estaban sin hojas! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aissssss, ¡no me paso yo por allí en invierno ni de broma! 😂

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
positividad, aventuras sin fin, creatividad, mundo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!