10 planes para disfrutar en otoño de Berlín Wanssee

Lo que se agradece que poco a poco vayan bajando las temperaturas, ¿no creéis? También que podamos empezar a poner esas prendas cómodas y de punto, a las que desde hace meses no podíamos ni acercarnos. Pero aunque lo parezca, hoy no os quiero hablar del cambio de armario, sino que os quiero proponer 10 planes para que disfrutéis este otoño de Berlín Wannsee. Se trata de una de mis zonas favoritas de Berlín porque además de ser tremendamente verde e inspiradora, conserva un ambiente de lo más retro como sacado de un popurrí de diferentes viajes en el tiempo.
 

Más concretamente, Wannsee se encuentra en el barrio Steglitz-Zehlendorf y es famoso por ser el lugar de descanso de los berlineses adinerados. En él predominan las cafeterías con buenas vistas y los lagos de agua cristalina llenos de gente navegando o pasando el día. En Wannsee el ambiente es único y estoy segura de que para nada os esperaríais que un lugar así, formara parte de Berlín. Allí también encontraréis hermosos palacios clásicos, jardines de ensueño, una isla llena de pavos reales y algún que otro interesante museo. En Berlín Wannsee nada es casual y por eso, cada rincón, edificio y lugar, esconde una historia increíble trás de sí.

Planes en Berlín

10 planes para disfrutar en otoño de Berlín Wannsee

1. Pasear a través de la isla de los pavos reales o Pfaueninsel
Se trata de un lugar con un paisaje impresionante en el que os podéis encontrar: árboles centenarios, edificios de época y hasta familias de cisnes nadando. Hay hasta una pajarería antigua, un jardín de rosas y una lechería. Sin olvidar, los palacios al más puro estilo decadente y claro: que está llena de pavos reales. Para más información podéis visitar este post: Explorando la isla de los pavos reales.

La isla de los pavos reales en Berlín

2. Tomar un café con vistas infinitas al lago Wannsee
Esto podéis hacerlo en la terraza de la cafetería Blockhaus Nikloskloe (Nikolskoer Weg 15). Se trata de una casa de madera al más puro estilo ruso, construida encima de una colina y con mucha historia tras de sí.  Además de ofrecer cafés y tartas caseras, también sirven platos de comida típicamente alemanes. Y lo mejor de este plan, es que es totalmente combinable con los que os propongo en los puntos 1) y 9). Para más información podéis visitar este post: 3 cafeterías tremendamente verdes en Berlín Wannsee.
 

3. Comprar decoración y plantas para la terraza en Hofcafé bei Mutter Fourage
Se trata de un espacio multiuso acomodado en un patio empedrado de lo más coqueto (Chausseestraße 15A). En él, además de poder tomar algo en una cafetería, podréis comprar delicatesen regionales, flores, decoración y plantas para la terraza. Para más información podéis visitar este post: 3 cafeterías tremendamente verdes en Berlín Wannsee.

Cafeterías en Berlín Wannssee

4. Perderse por los jardines del Palacio Glienicke
Situados a orillas del lago Wannsee y muy cerca de Potsdam, forman parte de un palacio clásico del siglo XIX. Rodeado de naturaleza y con unas vistas infinitas al lago, el palacio Glienicke y sus jardines son Patrimonio de la Humanidad. Pasear por sus jardines y descubrir cada uno de sus recovecos es totalmente gratuito y no os lo puedo recomendar más. Para más información podéis visitar este post: 5 jardines muy bonitos en Berlín.

5. Fotografiar el jardín trasero de la casa-museo Max Liebermann
Se trata de la casa originaria del pintor impresionista Max Liebermann (Colomierstraße 3). Ahora está reconvertida en un museo y en ella destacan los jardines que justamente eran los que una y otra vez retrataba este artista. El jardín trasero es impresionante y os aseguro que si os hacéis una foto en él, será de esas que quedarán para siempre en el recuerdo. Para más inspiración podéis visitar alguno de estos posts:  3 cafeterías tremendamente verdes en Berlín Wannsee | Tres museos berlineses con mucha personalidad que deberías visitar.


6. Cruzar a pie el famoso puente de los espías durante la Guerra Fría
Se trata de un puente de hierro que conecta el distrito berlinés Wannsee con Potsdam. Es conocido como el puente Glienicke y por debajo de él pasa el famoso río Havel. Nada especial, pensaréis. Pero aquí donde lo véis, es famosísimo en el mundo entero y hasta fue protagonista de un montón de libros y películas. Y todo por ser el puente donde los americanos y los rusos intercambiaban los espías capturados durante la Guerra Fría.

Puente Glienicke en Berlín

7. Recorrer en barco todos sus lagos

En el muelle cercano a la parada de metro Berlin-Wannsee, se encuentran diferentes compañías que ofrecen recorridos en barco por Wannsee. Nosotros hicimos uno el verano pasado y lo disfrutamos un montón porque pudimos ver cada uno de nuestros lugares favoritos desde otra perspectiva. Concretamente hicimos el tour: 7-Seen-Tour. Pero por favor, antes de lanzaros a la aventura y debido al tema del COVID-19, os recomiendo informaros sobre si estas compañías todavía ofrecen sus servicios y cuáles son las medidas de seguridad que están tomando.

Lago Wannsee en Berlín

8. Comer algo típico alemán en un jardín de cerveza
Por ahora, solo conozco uno y por lo tanto es el que os voy a recomendar. Se llama Loretta am Wannsee (Kronprinzessinnenweg 260) y es el lugar perfecto para tomar una caña en versión alemana o picar algo rico con vistas al lago. Ya veréis que hasta os olvidaréis de que estáis en Berlín y (aunque sea por un momento) os parecerá que estáis en uno de esos míticos jardines de cerveza que tanto abundan por el sur.

9. Escuchar la melodía de campanas de la iglesia de Pedro y Pablo
Las campanas de esta iglesia evangélica, en alemán St. Peter and Paul (1834) son de lo más especiales. Cada hora en punto, tocan una melodía muy bonita que va cambiando a lo largo de las estaciones del año. Su fachada de ladrillo y su cúpula en forma de cebolla, tampoco os dejarán indiferentes. Sin olvidar las vistas tan increíbles de las que podréis disfrutar si subís a su patio delantero. Son justo estas que os enseño en esta foto de abajo.
 

10. ¡Combinar algunos de los planes anteriores y convertirlos en un planazo!
¿Y cómo? Pues disfrutando de mi paseo favorito a orillas del lago berlinés Wannsee. Un recorrido al que siempre recurro, en esos momentos en los que necesito relajarme y alejarme del barullo del centro berlinés. Digamos que para mí, este paseo es muy personal y cada vez que me paso por allí: me inspira y me renueva. Porque es, ¡una auténtica belleza! Podéis descubrir el paseo al completo aquí: Mi paseo favorito en Berlín Wannsee.

Planes en Berlín Wannsee

Y hasta aquí ha llegado el post de hoy. Espero que os haya gustado e inspirado. ¿Conocéis alguno de estos lugares de Berlín Wannsee? Si es así, ¿cuál es vuestro favorito? Espero impaciente vuestros comentarios y de paso, aprovecho para desearos que tengáis un buen comienzo de otoño.
 
Y como siempre os espero en Twitter y Instagram,
donde comparto con vosotros: mi día a día, ideas de decoración, rincones con encanto de Berlín y un montón de cosas más.

Comentarios

  1. Me ha encantado Pepa, si es que la naturaleza me pierde! Esas plantas, flores, los lagos... ❤ Desde que sigo tu blog tengo muchas ganas de conocer Berlín. Excepto lo de tomar cerveza, que no me gusta nada, me apunto todos esos planes!
    Un abrazo grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en cuanto se pueda, ¡tienes que venir! Por suerte (y aunque no lo parezca por el nombre) en los jardines de cerveza no solo hay cerveza, así que también podrías disfrutar de ese plan. Un beso 😁

      Eliminar
  2. Creo que nadie exprime mejor la ciudad de Berlín y sus alrededores, que tú ;)

    Gracias por las recomendaciones y el buen rato que paso leyéndote.

    Feliz sábado bonita.

    ResponderEliminar
  3. Me quedé con muchas ganas de volver a Berlín, y más viendo la de cosas que aún me quedan por ver y descubrir. ¡Gracias por la entrada! Las fotos son preciosas :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esperemos que todo vuelva a la normalidad pronto y puedas volver por aquí.

      Eliminar
  4. Qué maravilla, no conocía esta zona de Berlín, pero parece un plan perfecto para estas fechas!
    feliz finde,
    S

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso Pepa!!
    No hay nada mejor que dar esos paseos con días soleados

    Besos

    ResponderEliminar
  6. No he estado el ese distrito de Berlín como tal, pero recuerdo cruzar el puente de los espías cuando fui de Berlín a Postdam.

    Me ha encantado la foto de la casa-museo Max Liebermann y, como siempre, lo verde y repleto de naturaleza que está todo. En otoño tiene que ser maravilloso pasear por allí <3

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces si cruzaste el puente Glienicke: sí que estuviste en Wannsee pero no lo notaste. Apúntatelo para la próxima. Un beso 😁

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!