Pequeños hábitos diarios con los que invierto en salud física y mental

Últimamente me da por hacer recuento de todo. A veces en papel, a modo de listas. Otras, de manera mental o haciendo limpiezas exhaustivas. Puede ser que incluso llegue a hacer recuentos de recuentos. Sea como sea, los hago porque me gusta, me entretiene y me ayuda a organizarme. Y uno entre tantos recuentos, fue comprobar si en lo que llevamos de año había cumplido o no, con los puntos de una lista de propósitos que pretendía convertir en hábitos. 


Después de marcar uno por uno los puntos de esa lista con un tic de conseguido y notar que ese recuento había sido todo un éxito, pensé que quizá sería interesante compartirlos. Tampoco es que sean nada del otro mundo y aún menos, nuevos descubrimientos. Lo que sí son, son pequeños hábitos que derivan del sentido común y son muy fáciles de poner en práctica. Y que en mi caso, he conseguido convertirlos en mi filosofía del día a día y os aseguro que con ellos invierto en calidad de vida.

 
Pequeños hábitos diarios con los que invierto en salud física y mental:

1. Hacer un desayuno saludable en el que predomine la fruta
Un hábito que vengo haciendo desde hace bastantes años y que no os puedo recomendar más. Me parece súper práctico consumir la ración de frutas recomendada por las mañanas. Además, esto hace que te acostumbres a otro tipo de sabores y evites esos productos azucarados y ultraprocesados que tanto abundan en los desayunos y que en realidad no nos aportan nada bueno.

2. Bajar dos días a la semana a comprar al mercado del barrio
Es muy importante para mí, decidir dónde gasto mi dinero y ya que estamos, apoyar al pequeño comerciante. Comprar en los mercados, solo trae beneficios aunque requiera invertir más tiempo. Consumir de esta manera, te permite comprar productos frescos y de temporada que a su vez son más saludables que los que encontrarás en el supermercado. Para más inspiración, te recomiendo repasar este post: Beneficios que me aporta hacer vida de mercado.


3. Beber agua aunque no tenga sed
Que raro se me hace decir que probablemente sea este hábito, el que más me cueste cumplir. No sé la razón por la que siempre me olvido de beber agua, sobre todo en los meses en los que no hace calor y el cuerpo no me lo pide tanto. Solución: me voy a todas partes con una botella o un vaso de agua y así puedo llevar la cuenta de lo que he bebido a lo largo del día.

4. Hacer una dieta mayormente vegetariana
Esto lo hago por salud y por principios éticos. Y también porque me sienta bien, a nivel físico y a nivel de conciencia. No sé vosotros pero para mí no existe otra alternativa que comer saludable y a la vista está que alimentarse así tan solo trae beneficios: para nosotros, para el medio ambiente y para el resto de seres vivos.


5. Distribuir de manera inteligente mi energía a lo largo del día
Intento buscar el equilibrio entre las tareas de casa, el trabajo y lo personal. Y cuando me organizo no lo hago sin ton ni son, sino con cabeza. Suelo distribuir las tareas a lo largo del día, teniendo en cuenta la cantidad de energía física y mental que necesito para cumplirlas. Para evitar el estrés y el agotamiento, nunca dejo nada para el último momento e intento hacer las tareas que requieren más concentración o esfuerzo al principio del día.

6. Mantener una actitud positiva de manera activa
 
Tenga o no tenga el día, hago un esfuerzo por mantenerme positiva. Porque aunque lo parezca, ser una persona positiva o negativa, no nos viene de naturaleza sino de lo que nosotros mismos hagamos al respecto. ¿Quieres ser una persona positiva? ¡Pues empieza por proponértelo! Para más inspiración, puedes repasar este post: Cómo conseguir pensar en positivo | Prácticas que cambiarán tu vida a mejor.
 

7. No consumir contenidos violentos ni mantener relaciones con personas tóxicas
Me alejo conscientemente de las malas noticias, de los malos rollos y de las personas tóxicas. Evito los conflictos innecesarios pero sin dejar de decir lo que pienso o luchar por mis creencias. Simplemente aprendí a valorar con quién sí y con quién no merece la pena discutir o perder el tiempo. Para más inspiración, puedes repasar este post: Cómo identifico a las personas tóxicas.

8. Darse todos los momentos necesarios para uno mismo

Da igual cuando, si los necesito me los permito. Me relajo haciendo mis composiciones de flores, tomando un café en la terraza o cuidando mis plantas. Veo algo inspirador mientras almuerzo o simplemente no hago ni pienso en absolutamente nada. Hay que intentar evitar llegar a un estado de nervios, estrés o agotamiento. Y lo mejor para evitarlo, es permitirse parar y respirar profundamente.
 

9. Cambiar el ascensor por las escaleras 
Un hábito que surgió debido al tema del coronavirus. ¡Y eso que tenemos que subir hasta un quinto piso! Vivimos en un edificio antiguo que tiene un ascensor muy pequeño y la verdad, durante esa etapa de confinamiento e incertidumbre queríamos evitar compartir espacios y tocar cualquier cosa. Al principio me temblaban las piernas cuando apenas había llegado al tercer piso pero ahora ya subo y bajo toda orgullosa (y a la velocidad del rayo).

10. Usar la habitación solo para dormir
Y de esta manera, solo asociarla con un estado de calma y relajación. Claro que soy consciente que para poder hacer esto, hay que tener un piso lo suficientemente grande. Reconozco que en mi caso, nunca he tenido problemas con el sueño pero estoy segura de que uno de los motivos es este: usar la habitación tan solo para dormir. Además, puede ser que estos otros hábitos también me ayuden a dormir bien: acostarme siempre temprano y a la misma hora, tener la habitación sin sobrecarga de colores ni decoración y dormir en absoluta oscuridad.
 

No sé que pensaréis vosotros pero yo estoy segura de que los mejores logros se consiguen cuando eres constante e introduces pequeños hábitos saludables en tu rutina del día a día. Ya sabéis, esas pequeñas cosas pero valiosas que si conseguimos hacer a diario, seguro que se acabarán convirtiendo en algo muy grande. ¿Qué me decís? ¿Existe algún pequeño hábito que os haya cambiado la vida a mejor? ¿Cuál es? ¿Os atrevéis a compartirlo con todos nosotros a través de los comentarios?

Como siempre, os espero en Twitter y Instagram, donde comparto: mi día a día, ideas de decoración, lugares inspiradores y un montón de cosas más.

¡Ah! Y si os queréis enterar antes que nadie de todas mis aventuras así como recibir contenido exclusivo y descuentos, podéis uniros a mi Newsletter.

Comentarios

  1. ¡A mí también me encanta hacer listas y recuentos! En enero hice una lista de objetivos y metas parecida a la tuya... y acabas de recordármela ^^ Todavía me quedan algunas cosillas por "cumplir", pero me ha alegrado comprobar que he podido con casi todo a estas alturas del año.

    Algunas de las cosas que mencionas las cumplo (yo también vivo en un quinto y desde hace unos años apenas utilizo el ascensor, subir y bajar las escaleras me da vidilla ^^), otras me han gustado tanto que voy a intentar aplicármelas (tengo que dedicar más tiempo para mí, y me encantaría mejorar con la distribución de la energía, ya que por las mañanas soy una máquina y por las tardes estoy cansadísima). Muchas gracias por otra entrada tan inspiradora, ¡y enhorabuena por conseguir todo lo propuesto! <3

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que seas de listas y recuentos. Y también que hayas podido con casi todo.
      El tema de distribuir la energía no es nada fácil, a mí me solía pasar lo mismo que a ti.
      Lo importante es notarlo y ponerle remedio. ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Me he puesto a repasar los consejos que has comentado y solo me falta poner más frutas en el desayuno.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues eso es fácil de solucionar! Me alegro que coincidamos en hábitos 😉

      Eliminar
  3. Me encantan todos los rincones de tu pisito, se ve tan cuco y luminoso :) Veo que compartimos algunos hábitos. A mi lo que más me cuesta es el tema de la alimentación, porque cualquier cosa me da ansiedad me da por comer, en cambio no tengo problemas para beber bastante agua Jaja. Yo tengo ganas de retomar la natación, me ayudaba a mantener mi mente despejada y además hacía deporte pero lo dejé por el tema del covid, ese es un hábito que quiero recuperar pronto.
    Gracias por compartir tus hábitos y dar ideas, un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 😊 Gracias a ti y ánimo. Espero que consigas todo lo que te propongas y pronto puedas volver a nadar.

      Eliminar
  4. Gracias por los buenos consejos que das. Aunque hay algunos que cumple, mis pendientes son dormir más y mejor -al contrario que tú, yo he tenido problemas de sueño desde niña- y seguir mejorando mi alimentación.

    Un abrazo enorme, a disfrutar del fin de semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mucho ánimo Patricia! Espero que puedas solucionar tus problemas de sueño .
      Un abrazo 😊

      Eliminar
  5. Qué buenos hábitos!
    Yo el que mejor llevo es el del agua, bebo continuamente agua y té, me sería imposible llevar la cuenta...
    y lo que más echo de menos es ir al mercado y el pequeño comercio, Washington es una ciudad bastante particular y al final acabamos comprando practicamente todo online porque realmente no tenemos otra opción.
    Por cierto, vives en una casa preciosa!
    feliz finde,
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que pena que no puedas disfrutar del hábito de ir al mercado. Pero como tú dices, cada lugar es diferente y no queda otra que adaptarse.

      Eliminar
  6. Así en general, solo estoy bebiendo agua creo :s Vamos mal... Bueno, sí que la habitación solo la uso para dormir (es demasiado pequeña para hacer nada más allí) Pero mercados por ejemplo no hay aquí ninguno - y se echan de menos - Y la energía va muy acompañada del estado de animo, hay días que me cuesta mantenerme positiva y se nota en la energía... Me han gustado mucho todos los puntos que tocan, te dan ganas de cambiar hábitos, que seguro que lo notas :)
    Un besote y feliz semana!

    ResponderEliminar
  7. Hola Pepa!!
    Pues felicidades por haber cumplido lo que te has propuesto.
    Estos detalles por pequeños que sean siempre son importantes.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me alegra saber que no soy la única que hace listas de todo, soy una loca de apuntarlo todo y utilizo dos agendas a la vez.
    Yo llevo mal lo de dormir las horas necesarias y dedicar la habitación solo para dormir, miro el teléfono siempre y a veces también leo, pero sobre todo debería dormir más.
    El tiempo para mí es para cuidar mi piel y hacer deporte: un hábito que prectico 6 días a la semana.
    En lo que me he centrado este año es en ordenar mis cosas y deshacerme de lo que ya no uso y ver como gano espacio en casa me da paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejas alucinada con eso de que tienes doble agenda. Me alegra que hagas tantas listas, seguro que te ayudan a organizarte mejor. Pero por favor, evita llevar el teléfono cuando te toque descansar, ya verás como a la larga duermes mucho mejor. 😉

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!