Guía para pasar un día en Kremmen (Brandeburgo)



Adoro las escapadas de fin de semana y aún más, si no me pillan muy lejos de casa. Desde hace meses se nos apetecía mucho escaparnos a algún pueblo de Brandeburgo y por eso empecé a hacer una lista de hoteles con encanto en los que nos gustaría quedarnos. Es increíble lo que aprovechamos el día y medio que estuvimos fuera, rodeados de tranquilidad y naturaleza. Concretamente nos alojamos en Kremmen, un municipio de Brandeburgo al que desde Berlín, se llega en apenas cuarenta minutos en coche. Como creo que ya me vais conociendo, os podréis imaginar que todos los planes que os voy a proponer a continuación, ya los llevaba planificados al detalle. Y la verdad es que en este caso, la realidad superó con creces mis expectativas (que suelen ser altísimas). De ahí, que quiera compartir con vosotros todos estos nuevos descubrimientos que he hecho y que os ayudarán a planificar una escapada de fin de semana de lo más completa. ¿No me creéis? Lo haréis cuando sigáis leyendo...


Qué ver y qué hacer en Kremmen: 5 ideas de planes

1. Disfrutar de los paisajes, la naturaleza y los animales

Uno de los motivos por los que tenía tantas ganas de visitar este municipio, era porque justo en esta época se convierte en un paraíso para los amantes de los pájaros. Concretamente los campos de Brandeburgo se llenas de grullas y en los tejados de los edificios de Linum abundan los nidos de cigüenas. Además de esto, es muy fácil encontrar animales domésticos, de esos que no tienen problema alguno en saludarte: cabras, gallinas, ponis, vacas, perros y gatos. Es increíble el chute de energía que me da, interactuar con los animales o simplemente observarlos de cerca. Sin hablar, de lo que me relaja pasear entre árboles y escuchar el sonido que hacen sus ramas cuando las mueve el aire.


2. Visitar una granja de cabras reutilizada como un espacio multiuso

Se trata de un lugar muy campestre, más que nada porque está en las instalaciones de una granja a la que han incorporado una tienda y un restaurante en los que venden o sirven platos elaborados con sus propios productos. En este último, podéis ir a desayunar o a comer de viernes a domingo y disfrutar de unos increíbles platos de quesos de cabra riquísimos. Por nada del mundo, dejéis de probar su versión de Käsespätzle o su tarta casera de queso de cabra. Para más información os recomiendo consultar su página web: Ziegenkäserei & Wiesencafe Karolinenhof (Karolinenhof 1, 16766 Kremmen).



3. Fotografiar fachadas de casas e inspirarse con los interiores

No sé si sabréis que una de mis múltiples debilidades son las fachadas de ladrillo. Razón por la que me he enamorado de casi todas las casas de campo que he visto por Brandeburgo. Además de eso, me encanta hacerles fotos e imaginarme viviendo en una de ellas, al más puro estilo de vida slow y rodeada de animales. La mayoría eran casas antiguas de agricultores, establos o granjas. Muchas de ellas han sido renovadas con un buen gusto tremendo y las han convertido en lugares realmente inspiradores.



4. Alojarse en un palacio reconvertido en un hotel-restaurante

En el caso de que se os apetezca alojaros una noche en Kremmen, os recomiendo el hotel Schloss Ziethen (Alte Dorfstraße 33). Se trata de un palacio antiguo de color amarillo pastel que conserva su estilo clásico y en el que si te fijas, podrás encontrar auténticas antigüedades. Tiene un parque muy grande en el que merece la pena perderse un rato. Sin hablar de su restaurante, el cual dispone de una terraza al aire libre y sirve comida regional realmente buena y de calidad.




5. Visitar una exposición de arte en plena naturaleza 

Para hacer este plan, tenéis que visitar el pueblo de al lado que se llama Oberkrämer. Para que os hagáis a la idea, está a tan solo diez minutos en coche desde el hotel que os recomendé en el punto anterior. La exposición se encuentra en el jardín de una casa solariega conocida como Schlossgut Schwante. Lo especial de este lugar, es que lo han transformado es un multiespacio artístico con una cafetería al aire libre y una tienda de lo más inspiradora. Para más información podéis visitar su web Sculpturen & Nature Schlossgut Schwante o repasar este post que escribí hace unas semanas: Arte en plena naturaleza de Bradeburgo.




Y hasta aquí ha llegado el post de hoy. Espero que os haya gustado e inspirado. ¿Qué me decís? ¿Soléis hacer escapadas de fin de semana? ¿Conocéis algún lugar de Brandeburgo? ¿Os ha gustado? ¡Espero vuestras respuestas en los comentarios! Y de paso, os mando un abrazo.
 
Como siempre, os espero en Twitter y Instagram, donde comparto mi día a día, ideas de decoración, lugares inspiradores y un montón de cosas más. 
 
¡Ah! Y si os queréis enterar antes que nadie de todas mis aventuras así como recibir contenido exclusivo y descuentos, podéis uniros a mi Newsletter.

Comentarios

  1. Ay, ¡las fachadas! Y mira que no soy mucho de fachadas de ladrillos (en Zaragoza abundan... pero son de color marrón pocho y las he aborrecido, jajaja). Me ha gustado mucho tu lista de planes. Aunque me pilla demasiado lejos para una escapada, la dosis de inspiración queda ahí para aplicarla cuando salga de la ciudad. ¡En esta época del año apetece mucho perderse por pueblecitos campestres! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He de reconocer que hay fachadas y fachadas de ladrillo, las de Alemania son mi perdición. Me alegro que te hayas inspirado y espero que un día puedas conocer Brandeburgo ❤

      Eliminar
  2. Hola, Pepa.

    Me encantan las fotos de los sitios que visitas. I love it.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola wapa un sitio precioso y muy bien fotografiado 👍las escapadas las tengo un poco aparcadas...la situación no es muy buena y la salud tampoco ayuda...pero en cuanto mejore la situación si que me moveré por esta tierrina nuestra😏besinos wapa y a seguir bien 💪

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, un placer viajar contigo y descubrir esos bonitos rincones que no vienen en las guías.

    ¡A pensar en la siguiente escapada!
    Disfruta mucho del finde guapa, un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía no me sorprende que hayas disfrutado de ese lugar, todos esos planes son una pasada! La habitación de ese antiguo palacio me encanta, debe de haber sido una experiencia chulísima. Y lo de a granja de cabras reutilizada me ha llamado mucho la atención, igual que la exposición de arte :D
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, apúntatelo todo para cuando decidas visitar Berlín.
      ¡Abrazo de vuelta!

      Eliminar
  6. Nos ha encantado el post!! Qué sitio tan precioso! No conocemos Brandenburgo, pero sin lugar a dudas que iríamos. Nuestras escapadas de finde también son cerca de casa, en Fuerteventura o a Santa Cruz de Tenerife. Gracias por tus recomendaciones.
    Sofía y Alicia
    www.palmeramagazine.com

    ResponderEliminar
  7. Pues que bonito todo Pepa!!
    Lo mejor es visitar estos sitios hoy en día, ya que la situación en la que estamos otra vez se está desbordando.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Pepi pero parece que a partir de ahora, ni eso vamos a poder hacer.
      ¡Cuídate mucho!

      Eliminar
  8. Me pilla lejos y tampoco es momento para viajes, pero me parece un planazo. Y ya lo de las grullas me ha conquistado <3
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lógico Mar. Una suerte que tenga lugares así cerca de casa, estoy segura de que te encantaría y te inspiraría.

      Eliminar
  9. ¡Que lugar mas bonito! Gracias por estas recomendaciones, la granja reconvertida en espacio multiusos me parece lo más, creo que cada día están saliendo a la luz proyectos de este estilo, que son super interesantes y sobre todo me gustan porque respetan la naturaleza y el medio ambiente, ¡feliz semana! :)

    www.luciagallegoblog.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es verdad! Feliz semana también para ti y cuídate mucho en París...

      Eliminar
  10. Me encanta lo planificado y cuidado que tienes todo, y esos planes en la naturaleza son los que más me apetecen ahora mismo. Ojalá pudiera ir a sitios así ahora mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que es una suerte que podamos disfrutar de estos lugares tan verdes en Berlín y alrededores. ¡Un beso!

      Eliminar
  11. Estoy planteandome una escapada a algún lugar cercano, que por lo que veo, no creo que pueda pisar un avión en mucho tiempo, pero como las restricciones aquí siguen bastante estrictas, ni me planteo salir para no poder ni siquiera ir a comer fuera. Que bien que puedas disfrutar de sitios tan bonitos en los alrededores. Hay que aprovechar que el tiempo todavia no es muy frio
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ali! Esta escapada la hicimos en agosto cuando todo estaba un poco más calmado. En estos momentos sería imposible alojarse en cualquier lado porque Berlín es zona de riesgo. No queda otra que tirar de paciencia, ser muy precavidas y aprovechar al máximo los espacios verdes al aire libre. Ya habrá tiempo para escapadas más adelante.
      Ánimo y un beso 😉

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog se alimenta continuamente de cosas geniales:
aventuras sin fin, creatividad, pensamiento positivo e inspiración.
Pero su plato favorito: ¡siempre serán vuestros comentarios!